ADEREZOS AL RELATO…

 

Existen otros dos elementos que hasta el momento no hemos analizado y que son fundamentales para potenciar el trabajo teórico (visión país – renovación conceptual – voluntad ganadora) del que hemos venido hablando.

El primero de ellos es el grado de institucionalización y solidez organizacional de un partido o coalición. Una casa desordenada revela conflictos internos irresolutos, agendas particulares, descoordinación en la gestión y ambigüedades en la carta de navegación. No es ningún misterio que la Alianza ha sido históricamente deficiente en esta materia, mientras que la Concertación ha hecho gala de un estadio superior de consolidación institucional. Por lo mismo ha demostrado gobernabilidad una vez en el poder. El mejor indicador para medir este fenómeno político, a mi juicio, es la identificación que muchísima gente tiene con la coalición en general antes que con uno de sus partidos en particular. Este esfuerzo por construir identidad política más allá de los partidos comienza por generar una mística común, por llevar a cabo transacciones internas (ideológicas y electorales) donde todos ganan y ceden por igual, y no menos importante, por desarrollar símbolos, mecanismos, rituales y liderazgos realmente unitarios. Es sencillo, la Alianza no tiene la mística originaria de la Concertación (la recuperación de la democracia), no se ha sentado a dialogar el diámetro ideológico de su propuesta mientras la Concertación tiene (o tuvo) clarito qué temas la unían y cuáles la fracturaban (y que por ende quedaban fuera de la agenda), y no tiene arco iris ni vocero rotativo ni primarias presidenciales ni personajes bien posicionados con doble militancia o vocación aliancista. Esa es la carencia, ése es el primer desafío. Institucionalizar e identificar. Una coalición que vaya más allá de los partidos que la integran, y que sea lo suficientemente amplia para incluir al mundo independiente y a los desencantados de la Concertación.

El segundo elemento a considerar es la comunicación de los nuevos tiempos. Ya hemos leído y escuchado bastante de la política 2.0, pero no estoy tan seguro de que el mensaje haya entrado en la cabeza de los dirigentes de los partidos chilenos. Lo entiende a la perfección Barack Obama, Hillary Clinton y la mayoría de los candidatos norteamericanos, especialmente los demócratas. Lo entiende más que bien David Cameron en Inglaterra, el precursor de la video-política en las grandes ligas. Lo entiende en Chile Fernando Flores y Marcelo Trivelli. Creo que no hay más. La gran mayoría aun no entiende que este fenómeno es cada vez menos un tema de elites, y que va en directa relación con la cantidad de información que dispone la ciudadanía para tomar sus decisiones. Campañas a través de blogs, YouTube y celulares son sólo el comienzo. El candidato del siglo XXI tiene que configurar su imagen digital, interactuar en el ciberespacio, modificar su estructura de toma de decisiones (del clásico paradigma “de arriba hacia abajo” al revolucionario “de abajo hacia arriba”) y establecer verdaderas redes virtuales de apoyo. En nuestro país, esta batalla recién comienza. Y si bien su resultado no tiene un impacto determinante para gran parte de la masa electoral inscrita que supera los 30 años, sí es vital para entender los nuevos códigos mediáticos y sociales de toda una generación que desconoce completamente la racionalidad de una división político-partidista anclada en el plebiscito de 1988, y que espera que los nuevos líderes sí sean capaces de hablar su idioma.

En resumen de las últimas tres columnas: Una visión país soñadora, clara y coherente. Una convicción ganadora. Una actualización de la agenda y una mejor comprensión de los temas del nuevo Chile. Una nueva mayoría, jineteada por una coalición sólida, con identidad propia, que anticipe gobernabilidad. Una línea de comunicación política moderna y atractiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: