SOBRE LA CALIDAD DE LA POLÍTICA

 

No constituye novedad escribir sobre la creciente percepción negativa que los chilenos tienen de la actividad política y de los que la ejercen. La última encuesta CEP revela que el 81% de la ciudadanía estima que los parlamentarios sólo piensan en sus propios intereses antes que en el bienestar del país. Los bullados eventos de corrupción en el Gobierno también contribuyen a aumentar esta sensación de repugnancia frente a la clase dirigente. Y quizás aun más grave que todo eso, es el evidente enrarecimiento del clima dentro de la misma fauna política criolla. La “amistad cívica” que reinó en los años de transición hoy se echa de menos, y la “democracia de los acuerdos” (en su momento tan criticada) ha dado paso a la “democracia del combo y la patá”. Veamos qué han escrito tipos más claritos que yo:

“…lo que tenemos hoy es una bochornosa proliferación de narcisismos dentro de uno y otro bloque. Abandonadas las grandes causas ideológicas, su lugar es ocupado ahora por un sinfín de obcecadas y hasta patéticas carreras políticas personales… De este cuadro tan poco alentador no vamos a salir fácilmente, porque la mirada y apetitos de los actores se trasladaron ya a 2010, más no para pensar con nobleza en el bicentenario de la república, sino para hacerlo, con plebeya mezquindad, en el nuevo gobierno que habrá de instalarse entonces” (Agustín Squella, 18 de mayo 2007)

Es verdad que hoy no existen disyuntivas tan dramáticas, pero tengo la convicción de que el país tiene una gran posibilidad de dar un salto hacia el desarrollo sostenido, pero también tiene la posibilidad de desperdiciar esta gran oportunidad. ¿Qué les diremos a nuestros hijos y nietos? No habrá explicación posible, quedará en evidencia que ha predominado lo mezquino sobre lo generoso. Cuidemos la política y los políticos, pero ¡por favor! que los políticos también se cuiden entre ellos” (Sergio Molina, 7 de junio 2007)

“…El otro factor, explicativo de éxito o fracaso, es la calidad de la política. Los países afines exitosos mencionados anteriormente, con pocas excepciones, han logrado mantener a través del tiempo una convivencia política con énfasis en la cooperación más que en la confrontación, independiente de la coalición política gobernante. En ellos va surgiendo además una autoestima y un cierto orgullo por los logros y por el proyecto común compartido, que hacen más fácil alcanzar las metas alcanzadas” (Alejandro Foxley, 30 de junio 2007)

El rasgo más sorprendente del Chile actual en el plano político no es el desorden en las filas del oficialismo ni el colapso de la capacidad de gestión del estado… es que a partir de la llegada de Michelle Bachelet a La Moneda, gobierno y oposición perdieron la costumbre no ya de alcanzar acuerdos elementales sobre asuntos de futuro, sino incluso la de sentarse a conversar… Al parecer, luego que la Concertación quedara con mayoría en ambas cámaras, los contactos con la oposición pasaron a ser vistos en el oficialismo como un síntoma de entreguismo y claudicación…” (Héctor Soto, 13 de Julio 2007)

Las conclusiones apuntan al mismo lugar: La incapacidad de conversar ha transformado el foro público en una batalla de personalismos, donde unos defienden con dientes y muelas el poder que han ganado y otros aspiran a destruir a cualquier costo. Por el camino de la arrogancia y la superficialidad difícilmente encontraremos ese consenso país, esa mística colectiva, que permite a las naciones elevarse sobre lo pequeño para construir su grandeza.

Una respuesta to “SOBRE LA CALIDAD DE LA POLÍTICA”

  1. vozyvoto Says:

    OJO! El mismo Agustín Squella remata su columna de hoy con la sentencia: “…existe una explicación para la baja simultánea en el apoyo a la Concertación y a la Alianza: los consultados en las encuestas empiezan a mostrarse hartos de una actividad política mediocre y dominada por un estado de permanente riña verbal, menos nocivo que la violencia, desde luego, pero también muchísimo más vulgar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: