VIEJO MI QUERIDO VIEJO

 

Le hemos dedicado demasiado tiempo a la Alianza. Es hora de reflexionar acerca del estado actual de una de las coaliciones políticas más exitosas de la historia del Chile independiente, en el umbral de su vigésimo aniversario. Comenzaremos por citar, como es costumbre, la opinión vertida por destacados columnistas en el último tiempo…

Hace tiempo que la Concertación muestra signos de agotamiento y desorientación. El impulso innovador, el sentido de propósito, la claridad de los objetivos que la caracterizaron desde 1989 se han ido desdibujando, y las discrepancias en su seno provocan parálisis” (Jorge Schaulson, 1 de abril 2007)

A menos que la Concertación se revitalizara en forma casi milagrosa, su continuidad en el poder más allá de 2010 podría llevar al país a un grado de mediocridad de objetivos y de gestión francamente peligroso…” (David Gallagher, 27 de abril 2007)

No es aventurado decir que la Concertación está en una fase terminal en cuanto a su representación de proyecto histórico y conceptual común a una centroizquierda moderna. Pero, aunque con mala calidad de vida, puede sobrevivir varios años soportando los dolores de su fase terminal” (Antonio Cortés Terzi, 2 de mayo 2007)

La Concertación cumplió su rol y su tiempo, con sus luces y sus sombras, con seguridad más luces. Es sin duda una parte relevante de la historia del país. Pero ya no es del futuro, al menos por ahora. Necesitamos poder tomar lo mejor de ésta y del pasado para buscar un nuevo camino colaborativo y para todos. Hay que barajar el naipe y traer nuevas ideas, con nuevos equipos, para el futuro” (Sergio Melnick, 17 de mayo 2007)

La Concertación recuperó la democracia y desató la modernidad. No es poco para veinte años desde su gestación. Ahora sólo queda que envejezca con dignidad y sea capaz de mirar su propio éxito sin culpa, con reflexión y sin ira” (Carlos Peña, 29 de julio 2007)

Ok, aparte de recomendar encarecidamente la lectura de la columna de Peña publicada en el Cuerpo de Reportajes del Mercurio de ayer (y contrastarla, por qué no, con la Hermógenes), me permito sintetizar este puñado de líneas: Estamos en presencia de un viejo achacoso que merece un agradecimiento. La Concertación nace para derrotar al “Sí” en 1988. Obtiene su objetivo. Luego estructura una coalición amplia que incorpora partidos que se juraron odio un par de décadas atrás. Es capaz de elaborar un programa común en el cual todos ceden cierta porción ideológica y todos ganan una nueva identidad, remozada y atractiva. Ganan todas (absolutamente todas) las elecciones que se realizan en el país desde 1989 a la fecha. Encarnan culturalmente el Chile de los nuevos tiempos, más tolerante pero igualmente gris, más moderno pero igualmente chabacano, con más plata pero igualmente malagestado. Si en el fútbol Colo Colo es Chile, en política la Concertación es Chile. Tiene lo mejor y lo peor de lo nuestro. Pero sus coincidencias (como también nos recordaba Peña el año pasado a propósito de la píldora y el apoyo a Venezuela en la ONU) están en el pasado y no en el futuro. Su épica fundacional hay que buscarla en los libros de historia. Su mística de servicio público desinteresado ha quedado objetivamente obsoleta. Y aunque suene duro, resulta evidente que la clase política concertacionista ha hecho del gobierno una agencia de empleos y prebendas. Por eso es tan urgente el cambio. Porque cuando el agua se estanca demasiado tiempo en el mismo lugar, comienza a oler mal. Pero en esto vuelve a tener razón Peña y Cortés Terzi: Sin una alternativa política a la altura de las circunstancias, muchos prefieren al querido viejo que, como dice Piero, ya camina lento.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: