Archive for 13 julio 2007

FIN DE SEMANA LARGO…

julio 13, 2007

Disfútenlo como lo haría Vladimir Ilich Ulianov…

lenin_hamburguesa1.jpg                vilnius1.jpg

Nos vemos el martes.

EL DILEMA DE SP: Jugar por dentro o jugar por fuera

julio 13, 2007

Las cifras de la última encuesta CEP son alarmantes para la clase política. Cito la editorial El Mercurio del 13 de julio de 2007: “…la Concertación gobernante sigue perdiendo apoyo, pero la Alianza opositora también retrocede, y proporcionalmente más que aquélla. De ello no se beneficia -como se pensó que ocurriría- el pacto de extrema izquierda, Juntos Podemos, que cae en proporción aún mayor. En cambio, se fortalece el sector que no adhiere a ninguna tendencia política, que llega al 45 por ciento, desde el 38 por ciento de la encuesta anterior. El capital de apoyo que hoy se resiste a manifestar su preferencia se hace cada vez más presente. Este fenómeno de alejamiento de los partidos no se veía desde mediados del siglo pasado, cuando sorpresivamente surgió la figura del ex gobernante general Carlos Ibáñez del Campo, quien, sin apoyo de partidos tradicionales, atrajo casi la mitad de los votos, ganando la Presidencia en 1952.

Ahora veamos en qué situación queda Sebastián Piñera en esta encrucijada…

El sociólogo Antonio Cortés Terzi señala en una columna del 5 de junio recién pasado: Una somera mirada a experiencias de oposiciones exitosas después un largo período de fracasos muestra que sus frustraciones han sido superadas después de vivir intensos procesos de renovaciones conceptuales, comunicacionales, de cuerpos dirigentes y de liderazgos. En otras palabras, después de asumir sus desgastes y aplicar políticas para su superación. Ningún proceso de esa naturaleza está impulsando la derecha chilena en la actualidad… La popularidad que luce Sebastián Piñera y que lo proyecta como presidenciable se debe más a su condición y actuación como outsider del mundo de la derecha que a su adscripción formal a ese sector”.

En el mismo sentido, Héctor Soto comenta en La Tercera del 11 de julio “…Si Sebastián Piñera no las tiene todas consigo en la centroderecha también es, entre otras cosas, porque a él tampoco le ha interesado mucho trabajar a fondo el factor confianza y lealtad con los partidos. Es más, atendidas las dificultades de la Alianza para capitalizar el descontento con el gobierno, Piñera ve que le va mejor corriendo por fuera que por dentro. Más que nadie, él debe saber que esto puede tener un límite, pero también, más que nadie, él debe sentir que todavía le queda un buen margen de autonomía”, y a mayor abundamiento, en la editorial de la última Revista Capital: “…en la oposición se dice que las filas están más ordenadas, pero curiosamente la Alianza no capitaliza ni un solo punto del desgaste del gobierno (ni uno solo) y el único bien evaluado del sector, su más probable candidato, Sebastián Piñera, tiene un estilo de liderazgo personalista e impulsivo que despierta enormes suspicacias no sólo en la UDI sino hasta en su propio partido”                

El dilema es entonces ¿Se debe la popularidad de SP, como dice Cortés Terzi, a esa vocación de outsider de los partidos? ¿Se sacrifica dicha popularidad si SP se “institucionaliza”? ¿O por el contrario, se consolida la gobernabilidad de la coalición? ¿Cuántas señales hay que dirigir hacia los partidos de la Alianza y cuántas señales hacia el mundo independiente y los sectores de centro? ¿Cuánta autonomía, como dice Soto, tiene efectivamente SP? ¿Es conveniente resguardar el capital político por el momento (y seguir cosechando beneficios como outsider) o es hora de poner ese capital político a disposición de los aliados?

eSe Vio eSe (…pero ningún otro)

julio 12, 2007

  

Para cerrar definitivamente el asuntito de la SVS, y a modo de resumen, entrego un punteo de las conclusiones obtenidas a partir de todas las editoriales y de todas las columnas de opinión que han desfilado por los diarios desde el sábado hasta la fecha:

Editoriales (principalmente El Mercurio, La Tercera y La Segunda):

         Al fallar como la ha hecho, la SVS deja interrogantes, levanta sospechas, siembra inseguridad jurídica, demuestra poca prudencia, afecta su propia confiabilidad. 

         Esta es una advertencia para que SP separe los negocios de la política, y defina prontamente las fórmulas para hacerlo.  

         La resolución tiene una innegable “dimensión política”.  

         La resolución adelanta la carrera presidencial.  

         Las explicaciones del superintendente no han sido convincentes.  

Columnas (Navia, Cavallo, Navarrete, Prado, Evans, Soto, entre otros):  

         SP no es un ciudadano cualquiera. Esto refuerza la tesis de las “motivaciones políticas” del fallo, pero también lo notifica de que está en el ojo de la opinión pública, incluso por sus actos privados.  

         Ambos (SP y SVS) quedarían igualmente afectados en términos de imagen. Es importante considerar que incluso los columnistas cercanos a la Concertación critican la falta de prudencia y oportunidad del fallo.  

         No convendría una estrategia de la UDI destinada a desinflar a SP, ya que puede terminar hipotecando las posibilidades de toda la Alianza por Chile. 

         La decisión de no apelar es considerada políticamente correcta para la situación particular de SP.

LOS CABEZA DE PISTOLA

julio 11, 2007

 

En mi época como dirigente universitario se solía hablar de una verdadera casta dentro de la fauna política: Los “cabeza de pistola“. Nos reíamos de ellos porque eran capaces de dinamitar cualquier negociación tirando una pachotada salida directamente de las vísceras antes que pensar racionalmente sus dichos. Tal como grafica el sobrenombre, se trata de personas de mente explosiva, que no necesitan conocer de un tema para hablar de él, y que prefieren llenar sus lenguas de veneno porque “a ellos nadie los va a callar” y porque “dicen lo que piensan”.

El mote se me ha venido a la mente en estos últimos días a raíz de la polémica sanción que la SVS aplicó a Sebastián Piñera. El primer “cabeza de pistola” que salió al ruedo fue Alejandro Navarro, el mismo que elabora sus proyectos de ley haciendo “copy – paste” de wikipedia. El honorable Senador socialista advirtió que “por ley, Piñera tendría que pagar con cárcel“, aludiendo a las penas que establece la Ley 18.045 por el delito de uso de información privilegiada. Estaba prácticamente seguro que Navarro no era abogado, pero no estaba tan seguro de sus deficiencias en comprensión de lectura. Ahora no me quedan dudas: Ni siquiera entendió el fallo (o la brevísima declaración de prensa de la SVS) donde queda meridianamente claro que la entidad fiscalizadora descarta el uso de información privilegiada. Es comprensible que la gente en la calle siga creyendo eso debido al show comunicacional, pero no lo es para un Senador de la república con todos los medios para informarse correctamente.

Esa misma tarde vi las declaraciones del Senador Jovino Novoa. Con una soberbia impresionante señaló que “ninguna persona con dos dedos frente puede pensar que ésta es una resolución política“. Es curioso, pues los analistas en forma unánime han señalado que, al menos, la situación se presta para sospechas. Independiente de lo que yo crea, no estoy en condiciones de decir que todos los que piensan distinto de mí carecen de “dos dedos de frente”, especialmente cuando se trata de la mayoría. Basta ver la editorial del profesor Enrique Evans del Mercurio del martes 10 de julio (“es una manifestación clara de la utilización caprichosa de una facultad el sancionar una conducta que no había sido objeto de ninguna clase de reparos desde la vigencia de la norma… no parece razonable ni menos oportuno que ella se utilice, por una autoridad supuestamente técnica, para sancionar al principal referente de la oposición al Gobierno“), o la entrevista al abogado José Antonio Silva en Economía y Negocios del miércoles 11 (“existen serias sospechas de que la única razón por la cual la SVS ha cambiado de opinión cuando no se ha producido variación en el precio, cuando no se ha producido ninguna ganancia económica desmedida y cuando no se ha producido ninguna variable distinta de todos los casos que ha omitido en el pasado, es que está motivada políticamente“).

Estos sobresalientes ejemplos de políticos “cabeza de pistola”, en todo caso, tienen una diferencia sustancial. Mientras Navarro puede darse el lujo de serlo (he escuchado un par de veces que será el candidato de la izquierda financiado por Chávez), Novoa ya está grandecito para estas tonteras.  En una insólita declaración, días después, la Comisión Política UDI ataca a Piñera “rechazando cualquier conducta que se aparte del espíritu unitario“, así como haciendo un llamado a actuar con prudencia en vez de pasión. Sin comentarios.

LA DUDA MORAL Y LA DUDA INTELECTUAL

julio 10, 2007

 

Voy a abrir los fuegos de este sitio analizando el conocido dilema de Sebastián Piñera, en adelante SP. Los sondeos de opinión tienden a resaltar la característica “inteligencia” por sobre todas sus otras cualidades personales. No es extraño, el tipo es rápido, asertivo, culto y altamente capacitado. Es práctico, va hacia adelante, soluciona problemas, busca talentos, genera ideas y proyectos. En el mundo de los negocios lo ha conseguido todo, en el mundo público casi todo. En resumen, nadie duda de su capacidad intelectual. Desde La Moneda, se suele decir, trataría de imprimirle el mismo ritmo acelerado de su vida al aparato público. No me cabe duda de que sería así, pero no me queda tan claro que este país sea capaz de seguirle el tranco. 

Pero por otra parte, se le suele asociar mucho menos a cualidades del tipo “honestidad”, “credibilidad”, “cercanía”. ¿Por qué se presenta esta dicotomía? Creo que no es extraño: La mayor parte de las personas que resaltan por su inteligencia tienden a ostentar cuotas de soberbia, y eso produce actitudes avasalladoras. Los avasallados, con justa razón, se preguntan por las motivaciones del personajes… ¿ansias de poder? ¿egolatría pura?

Los últimos acontecimientos no lo ayudan en este sentido. La gente no quiere que su líder se vea involucrado en negocios “reñidos con la ética”, independiente de los plausibles argumentos que pueda presentar a su favor. Cualquier nuevo rumor sólo ayuda a acrecentar su chapa de “ganador”, término que se desliza hacia lo peyorativo.

Algunos creen que el fracaso del liderazgo de Michelle Bachelet será tan estrepitoso, que en diciembre del 2009 los electores dejarán de privilegiar el eje “Cercanía – Confianza” y se trasladarán hacia el eje “Capacidad – Decisión”. Esto último beneficiaría las posibilidades de SP. De ser cierto, estaría prácticamente instalado en La Moneda.

Creo, personalmente, que eso no basta. No estoy pidiendo que de la noche a la mañana SP se transforme en una mezcla entre Benito Baranda y Vivi Kreutzberger. Nadie se lo compraría. Es mejor que continúe potenciando sus atributos. Lo que sí es extremadamente necesario es que le explique al país POR QUÉ QUIERE SER PRESIDENTE. Tengo la impresión de que gran parte de las dudas sobre su persona quedarán disipadas cuando demuestre que está a disposición de una causa mayor. Si la Alianza por Chile es capaz de construir un relato coherente de lo que pretende hacer, y SP actúa como la encarnación de esa visión-país, entonces estará representando a millones de personas, y no sólo se estará representando a él. Entonces, podremos tener la seguridad de que no hará una buena gestión sólo para lucirse (aunque a algunos no les desagrada la idea mientras las cosas funcionen), sino que hará una buena gestión para encarnar esa narrativa superior de la cual es un simple “mandatario”. Aunque sea, en la práctica, el mejor.

ALEA JACTA EST

julio 6, 2007

2006070222elecciones_20060702_t.jpg

Ok. Estamos al aire. Hace tiempo le venía dando vueltas a la opción de escribir mi propio blog. Como no soy un columnista cotizado en los medios, y la memoria es frágil cuando desea cobijar pretendidas buenas ideas, decidí que lo más sano era plasmar mis reflexiones políticas en esta sábana virtual. Hace un tiempo que trabajo directamente asesorando a un personaje público que corre directo hacia La Moneda, y muchos de los análisis que comparto con él, serán expuestos en este medio. No estoy hablando de secretos morbosos ni de sabrosas infidencias, sino lisa y llanamente de mi progresivo aprendizaje del proceso político, en el plano de las ideas y contenidos, de las formas y estilos, y de las características de los diferentes actores. Y bueno, lo que venga de contingencia. También cometeré el abuso intelectual de copiar y pegar artículos de personas que considere interesantes, y trataré de crear secciones que le den mayor dinamismo al asunto.

Espero que contribuya al debate virtual, espero que sea bien recibida por la comunidad de politólogos que navega ociosa por la red, espero que me sirva para ordenar la cabeza.

Saludos. Empezamos.