Archive for 28 enero 2008

AMISTAD CÍVICA

enero 28, 2008

 

El sábado en la mañana acompañamos, junto a mi eterno camarada Cristóbal Hahn, a Cristina Bitar en su exposición ante varias decenas de renunciados democratacristianos devotos del senador Zaldívar. En efecto, eran distinguibles varias cabelleras colorinas. El público, hay que decirlo, distaba de ser sangre nueva. Más bien se trataba de adultos mayores con sobrepeso y una que otra señora muy digna y falangista hasta la muerte. Junto a Independientes en Red, ocupaba la testera nuestro admirado Teo Valenzuela (a nombre de ChilePrimero), el elocuente profesor Gonzalo Rovira (PC) y un desterrado radical bueno pa’ la talla cuyo nombre no retuve.

Les presento a continuación un compendio de las 6 ideas centrales que quisimos destacar en la ocasión, sobre el escenario político, sobre la viabilidad de las alianzas, sobre la vigencia del discurso socialcristiano:

1. Sostuvimos una primera idea madre: El reordenamiento del mapa político es un hecho insoslayable. Esto quiere decir que ya no hay vuelta atrás, que esto no es casualidad ni coincidencia, que es un proceso que venía incubándose. Ahora toca, parafraseando a Machado, hacerse camino al andar.

2. No hay que estar pensando a estas alturas en los beneficios y costos electorales, hay que estar pensando en el bien de Chile. Los resultados llegarán solos, si la ciudadanía percibe una alternativa nueva, sana, limpia, sincera. Esta rebelión parlamentaria puede ser un triste episodio de corta duración si nos quedamos en la farándula y la superficialidad, pero puede ser también un momento fundacional si los distintos actores trabajan con la mirada puesta en el largo plazo (como dice nuestro propio manifiesto, lo importante antes que lo urgente).

3. No estamos renegando de la política ni desconocemos el valor de los partidos. Estamos diciendo otra cosa: Que la estructura de división política heredada del plebiscito del ’88 ya no representa a los chilenos, en especial a las nuevas generaciones. Por lo mismo ya no es sustentable en el tiempo, y hay que hacer algo al respecto.

4. Juntos somos más valientes. Podemos superar la incertidumbre y la desorientación si hay más “de nosotros” en la cancha. Esto es también un llamado a la acción: No nos quedemos pasmados pensando cuán rentable fue salirse del establishment político; Trabajemos para rentabilizarla.

5. Hicimos un llamado a desdramatizar el acuerdo por las mesas del Senado y la Cámara. Para IR, se trata de un instrumento, una herramienta, que si bien es necesaria para combatir cierto grado de soberbia e intolerancia en la Concertación y evidentemente es útil para evitar el estancamiento, no es un fin en sí mismo.

6. Están “pasando cosas” en la sociedad chilena. Hay más plata, hay más oportunidades, hay nuevos hábitos y costumbres propias del siglo XXI. Eso se ve en la calle, en los liceos, en los carretes juveniles, en la Web. La clase política tiene que dejar de mirarse el ombligo, porque lo que pasa en el Congreso no lo es todo; Hay que volver a mirar lo que ocurre en el Chile real, para luego revisar la vigencia del discurso socialcristiano. Esto va mucho más allá del debate por el lucro. La actualización del mensaje cristiano en política requiere de una reflexión profunda y espiritual. Eso se echa de menos en la DC de nuestros días. Esa es la verdadera transformación, el verdadero desafío que enfrenta este grupo disidente, que se autodefine socialcristiano. Esa debería ser la primerísima invitación: ¿Qué relación quieren tener con la globalización, con el medioambiente, con los espacios urbanos, con la tecnología y las comunicaciones, con la diversidad y el multiculturalismo? ¿Se van a omitir esas respuestas, se van a contestar con los viejos moldes reaccionarios, o se van a enfrentar con audacia y esperanza?

Al finalizar, la Cristina ofreció la amistad cívica de Independientes en Red, recordándole a la audiencia que la política es sensible a los gestos y demostraciones de confianza y afecto. No hay alianzas siniestras ni pactos electorales. Sí un acercamiento legítimo (el mismo que hemos tenido con muchos grupos y sectores de todo el arco iris), una disposición positiva y entusiasta, quizás hasta un acto de fe. Pero no deja de ser llamativo el alto grado de coincidencias programáticas que notamos en el discurso de independientes de lado y lado. ¿Podrá ser el inicio de algo? Nos seguimos haciendo camino al andar…

EL FIN DE BINOMINALISMO (por Davor Mimica)

enero 25, 2008

Ad portas del cónclave colorín (organizado por Mulet y cía.) que se realizará mañana en un hotel del barrio alto, al cual estamos invitados como Independientes en Red junto a ChilePrimero y otros movimientos, les dejo una asertiva reflexión de un viejo compañero de batallas político-universitarias, el ingeniero civil y bloggero Davor Mimica…

“Con la -hasta ahora- positiva negociación entre Alianza e independientes por la presidencia de la cámara alta, se ha dado término práctico al binominalismo, sistema político que nace en forma natural a partir de nuestro sistema electoral binominal. Al menos hasta la próxima elección.

El sistema binominal, al castigar electoralmente al partido mayoritario, premiar al que llega segundo y eliminar a los demás, ha logrado que durante años Chile quede dividido entre dos coaliciones políticas, las que -dialéctica aparte- se han opuesto tenazmente a su modificación, a través del argumento de la “estabilidad política” o de la defensa sin argumentos de parcelas de poder exclusivas y excluyentes.

Pero hoy, gracias a la suma de una enorme cantidad de circunstancias (espero que nadie siga creyendo que es una casualidad), tenemos a 4 senadores corriendo por su lado, representando al 10% de la cámara alta y desafiando al status quo como jamás en los 18 años de democracia lo había logrado el PC, o cualquier otro grupo gremial o social.

Podría haber sido esperable una “defensa de gremio”, en el sentido que ambas coaliciones se negaran a negociar con los independientes, para así marginalizarlos y esperar que tras las elecciones, comenzaran a desaparecer. Pero la arrolladora ventaja actual y pretérita de la Concertación en el campo político chileno, ha hecho a los más locuaces defensores de la estabilidad política, renegar rápidamente de ella para lograr acuerdos que comiencen a rasparle la pintura a su eterno rival.

Pareciera que (por fin) la Alianza se enteró que el defender la estabilidad política implicará seguir muy establemente perdiendo elecciones futuras. Saben y entienden que cualquier forma que llegue a tomar la institucionalidad independiente, jamás llegarán a tener una campaña competitiva para las presidenciales del 2009, y que son justamente ellos, los eternamente derrotados, quienes estarán llamados a encabezar el país en caso de lograr -conjuntamente con sus circunstanciales aliados- la caída de la Concertación.

Pero por lo pronto, tendremos que acostumbrarnos tanto nosotros como la clase política a un cambio radical de escenario, donde para lograr cualquier aprobación, las coaliciones deberan negociar con al menos una de las otras dos. Un nuevo juego, mucho más complejo, pero lleno de oportunidades. Ya no para los mismos políticos de siempre, sino que hoy -al fin- para los chilenos todos.

Debido a la completa inhabilidad de nuestro sistema electoral en reflejar las inquietudes de la ciudadanía, los cambios en la representación parlamentaria terminaron ocurriendo sin la participación de los chilenos. El mayor cambio en la composición del congreso desde 1989, ocurrió sin elecciones. Pero aun así queda la sensación de una relativa aprobación de los chilenos hacia la nueva “bancada independiente”. Que hasta en el nombre es similar a lo ocurrido el 2001 en las aulas de la UC, cuando un grupo variopinto de rechazados políticos de todos los sectores se unieron para formar un nuevo referente. Simplemente porque la exclusión generada por quienes ejercían el monopolio político no entregaba suficiente oxígeno para la creación, el desarrollo o el progreso. Porque la necesaria renovación generacional era detenida por actores añejos que intentaban manipular cual marionetas a los nuevos reclutas o marginarlos hacia la irrelevancia. Porque el servicio al otro había dado paso a la protección del interés propio junto al tufillo de la corrupción. ¿les suena conocido?”

PEOR, IMPOSIBLE…

enero 21, 2008

 

Mis estimados amantes de la libertad, la situación reseñada en el artículo anterior es más dramática aun. El fin de semana los medios de comunicación corrigieron la información entregada: La restricción no sólo afecta el expendio de bebidas alcohólicas, sino todo el funcionamiento de los locales nocturnos ubicados en la comuna de Vitacura. Es decir, ningún restaurant, pub, disco o cabaret podrá funcionar más allá de las 2 AM las noches de viernes y sábados, ni más allá de la 1 AM el resto de la semana. Ya no se trata de un impuesto horario, sino derechamente de un toque de queda.

Con esta maniobra siniestra entre gallos y medianoche y entre cuatro paredes, el alcalde Torrealba y su concejo acaban de granjearse nuestro repudio más venenoso. Porque además, sépanlo, cobraron las respectivas patentes a los locales nocturnos hace apenas un par de semanas, sabiendo que vendría esta inmoralidad vestida de ordenanza municipal. O sea, los succionan para luego impedirles el normal desarrollo de sus negocios. Fuera de la discusión sobre ruidos y borracheras, ¿dónde está la ética pública en Vitacura?

Señores, acaban de matar la vida nocturna de toda una comuna. No era la mejor, ni mucho menos. De hecho, procuré siempre evitarla, sabiendo que algún día, cuando me acercara al retiro de las pistas, terminaría mis decadentes días bailando temas de Luis Miguel en Las Urracas. Tampoco es tan relevante que los consumidores de dichos locales vengan de comunas aledañas. Si bien la autoridad municipal se debe a sus electores, no puede olvidar que en Chile existe libertad de movimiento, además de una serie de derechos fundamentales que trascienden las fronteras municipales. Tampoco es sustentable el argumento de los supuestos vecinos (resulta que ahora son todos vecinos de un puñado de locales que están ubicados en una sola arteria) que sólo quieren “dormir tranquilos”, porque existen otros argumentos e intereses cruzados que también merecen ser tomados en cuenta, partiendo por la libertad de las personas a esparcirse, a divertirse, a consumir, a acostarse a la hora que se les dé la regalada gana. ¿O todavía creen que ellos pueden decidir como yo debo vivir mi vida? Torrealba escogió asegurarse el voto de los vejestorios que dominan Vitacura, amparándose en una legislación abusiva, eligiendo una posición egoísta, cuyas consecuencias prácticas son funestas. En resumen, una medida paternalista, dictatorial y absurda.

Y acogiendo la propuesta de Javier Errázuriz, eximio líder social, vamos a encabezar desde este humilde sitio una campaña viral para manifestar nuestro profundo descontento con la nueva ordenanza de Vitacura (aunque no vivamos en dicha comuna), exigiendo echar pié atrás, y diseñando un modelo de regulación más sensato, focalizado y participativo.

Partamos por lo más sencillo: En la sección comentarios, deja tu nombre y manifiesta tu adhesión a la campaña NO A LA RESTRICCIÓN DE HORARIOS EN VITACURA.

LO HICIERON OTRA VEZ

enero 18, 2008

 

El miércoles en la mañana los diarios anunciaron la noticia: El Concejo de la I. Municipalidad de Vitacura acordó restringir el horario de venta de bebidas alcohólicas (en restoranes, pubs, cabarets y discotecas) hasta la 1 AM de domingo a jueves, y hasta las 2 AM los viernes, sábados y vísperas de festivos. De esta manera, proceden a imitar una medida similar aprobada en Las Condes en 2005, con el siempre digno argumento de que se trata de una comuna “residencial”. Al menos en esa ocasión, el alcalde De La Maza tuvo el honorable desvarío democrático de montar una consulta trucha para definir los sectores afectados y los horarios involucrados en esta verdadera ley seca nocturna. En esa ocasión, pensé, que Vitacura estaba a salvo porque su edil (RN) no era parte del mundillo de cercenadores de la libertad que rodearon en su oportunidad a Joaquín Lavín (uno de los precursores de este brutal “impuesto horario”). Pero me equivoqué rotundamente: Torrealba y sus concejales acaban de sucumbir al quejido ratón de la gerontocracia que domina la juntas de vecinos del sector. Esta vez sin consulta de por medio, y para todo el territorio de la comuna.

Para aquellos que aun frecuentamos los espacios públicos y que disfrutamos de la música, el encuentro con el sexo opuesto y un buen trago en la mano, es decir, para aquellos que seguimos siendo jóvenes (de espíritu y no de carnét, que es lo que en definitiva importa), esta medida es sencillamente una atrocidad. Tal cual. Una discoteca que tiene permiso para funcionar hasta las 5 AM durante el fin de semana (el origen de toda esta absurda regulación) deberá, a partir del 1° de marzo del año en curso, dejar de vender cerveza o piscola ¡tres horas antes! de su cierre. Tendremos que pedirnos “una coca light o una agüita por favor”. Para la gran mayoría de los asistentes se tratará del infierno en la tierra, y deberán partir, más secos que escupo de camello o cañería de pirámide, a mover el esqueleto en el departamento de algún amigo que tiene una botella de wiskhy guardada. Eso significará, obviamente, llevarse el ruido y desorden desde los lugares especialmente habilitados al efecto hasta las casas y departamentos. Veamos qué dicen ahora las viejitas aliñadas. También, obviamente, significa una merma significativa de afluencia de público, ya que en Chile estamos acostumbrados a empezar el carrete después de la 1 o 2 de la madrugada. En esos momentos, es probable que decidamos no asistir a ninguna parte y terminar la botella que empezamos. Menos ingresos para el local, menos diversión para la ciudadanía, menos romances nacidos al ritmo sensual de un reggaeton, menos historias para contar. Un desastre por donde se le mire. Los hijos y nietos de Vitacura deberán ahora cruzar varias comunas (exponiéndose a igual o mayor peligro) para encontrar un trago refrescante y un ambiente menos carcelario.

No quiero hacer una crítica desde una óptica jurídica, porque es discutible a raíz de las atribuciones que la propia Ley de Alcoholes le entrega al Concejo Municipal, y en parte porque en nuestros días la libertad empresarial se ataca o se defiende a partir de la cínica conveniencia y no desde el espíritu constitucional, pero el caso sí admite una interesante lectura política: El alcalde en ejercicio quiere asegurar su reelección (asimismo los concejales) y por tanto da en el gusto a los que votan. Como los jóvenes no votan, lo que piensen da lo mismo. No se legisla para ellos. El otro efecto lamentable es que Torrealba jinetea, junto a Manuel José Ossandón, el equipo municipal de Sebastián Piñera. Y lo que menos necesita el presidenciable RN es rodearse de figuras políticas que lo alejen de la juventud, su nicho electoral más productivo. Lavín lo ganó el ’99 y lo regaló, De La Maza por medio, el 2005. Esperemos que ésta no pase de ser una lamentable excepción en el grupo de autoridades municipales de RN.

Y qué podemos hacer nosotros. Bueno, sin cultura organizacional ni proyecto colectivo, no les puedo pedir que salgamos a pelear la medida. Si alguien se anima a hacerlo, yo pongo mi firma. Por mientras, sólo queda esquivar, torcer o derechamente violar la ley. Porque a mí, nadie me preguntó. Salud.

¿PLATAFORMA CIUDADANA?

enero 16, 2008

 

Una vez recuperado de la resaca del fin de semana, y habiendo cerrado un provechoso capítulo laboral en la Fundación Futuro, vuelvo al teclado para contarles que el lunes recién pasado tuve la oportunidad de asistir a una reunión convocada por el ex senador RN (y actual independiente) Carlos Cantero. Aunque originalmente se trataba de la clásica reunión de presentación de Independientes en Red ante los diversos actores políticos, el parlamentario por la II región había invitado a una serie de organizaciones sociales y ciudadanas que poco tenían que ver con el motivo del encuentro. Habían representantes de agrupaciones transportistas, de la asociación de víctimas de accidentes de tránsito, líderes universitarios con sus respectivos rectores, ex dirigentes partidarios (nada menos que Luis Valentín Ferrada & Hernán Calderón) y hasta don Jorge Guerra, alias Pin Pon. El senador Cantero, en resumidísimas cuentas, dio por hecho que la creciente desafección política que se palpa en las calles era suficiente aglutinador para unirnos, de chincol a jote, bajo una misma bandera. Ojalá la suya, por supuesto. Tuvo la cándida desfachatez de invitarnos a ser un sólo referente.

¿A qué voy con esto? Algunas columnas atrás ya manifesté mi esceptisismo con respecto a la nueva casta de políticos díscolos. Reconocí que habían encontrado un nicho atractivo (la crítica al establishment dirigente de ambas coaliciones), pero también les achaqué la misma poca credibilidad que arrastran sus ex correligionarios. ¿Por qué la ciudadanía debería creer (real y entusiastamente creer, no solamente escoger el mal menor) en las intenciones de Flores, Zaldívar o el mismo Cantero? Dejo la interrogante…

El punto que me motiva a escribir estas líneas bajo 35 grados de calor es la viabilidad política de una plataforma de asociaciones ciudadanas. Me parece que su primera condición, para quienes se decidan a embarcarse en esta tarea, es evitar la paternidad de los parlamentarios ya mencionados. Si la plataforma ciudadana nace al alero de www.cantero.cl (aunque no lo crean, así lo propuso inicialmente), nace muerta. Esto, valga la aclaración, no significa ningún ataque contra una figura que en su vida pública ha dado repetidas muestras de tenacidad y valentía. Esta es una condición inherente a la credibilidad originaria de una plataforma ciudadana que aspire a moverse con autonomía.

En segundo lugar, si en esta verdadera federación de agrupaciones ciudadanas caben todas las expresiones asociativas, entonces estamos hablando de un monstruo sin dirección. Podrían compartir la mesa distintos movimientos que apelan a intereses incluso contradictorios. Sin orientación clara, esta plataforma pasaría a ser un mercado persa disponible al mejor postor.

Todo esto me lleva a pensar que es imposible crear una gran plataforma ciudadana donde “todos quepan”. Me parece más razonable un sistema gremialista, donde las asociaciones que tengan la capacidad de luchar por intereses propios mantengan su identidad e independencia. Obviamente que toda “alianza estratégica” o “agenda común” es bienvenida, pero se trata en esencia de escenarios transitorios. Y a decir verdad, entre el muñeco que se lava la carita con agua y con jabón y el tipo que después de ser arrollado por un auto hincha por un módulo de educación vial en los colegios, veo pocas posibilidades de gestar algo en común. Salvo, claro está, lo que las legítimas ambiciones de un parlamentario puedan unir.

TRAGO Y POLÍTICA

enero 11, 2008

 

Estimados amigos, cuando estamos llegando a las 5.000 visitas y me dispongo a abandonar mi actual trabajo para iniciar nuevos rumbos en la política y la academia, les mando un caluroso abrazo a todos los curiosos y opinólogos que se han paseado por estas líneas tratando de animar el debate, real o virtual.

Hoy viernes no hay espacio para sesudos análisis. En cambio, les dejo tres videos que delatan mis intenciones para este fin de semana. El ejercicio del poder puede ser estresante, y estos muchachos necesitan desahogarse de cuando en cuando…

NUEVO GABINETE (¿Y A MI QUÉ?)

enero 9, 2008

 

Sinceramente no me motiva escribir sobre la llegada de Pérez Yoma al ministerio del Interior, menos sobre la llegada de los otros. Más fome que chupar un clavo. Decepcionante, como siempre. Me limitaré a transcribir opiniones que he escuchado durante el día: Según un agudo observador, este ajuste significa el verdadero fin del estilo Bachelet. Acorralada por un ministro hiperventilado en la vocería, y por otro que llega empoderado por la presión de su partido, la presidenta pasa a ocupar un definitivo segundo plano. Uno tiene por misión pavimentar el camino de Lagos, el otro el de Soledad Alvear. Lo único positivo es que el escenario ya no puede seguir desordenándose con tanto perro viejo en La Moneda. Otro comentarista me recuerda que, a diferencia de lo sostenido por Bachelet,  este no puede ser el último cambio de gabinete, porque todavía tiene que salir Yasna Provoste. No sólo por la bajeza de mentir sobre su puntaje en la PAA y por la mala conducción de su ministerio (el acuerdo en materia de educación no se debió precisamente a sus buenos oficios), sino porque es vox populi que está mirando hacia el sillón senatorial de la III región, más ahora que Jaime Mulet, actual diputado por Vallenar y eventual candidato a senador, acaba de renunciar a la DC (lo que significa un suicidio electoral casi seguro por efecto del sistema binominal).  

Pero para darle en el gusto a Lavín, sólo nos queda desearle la mejor de las suertes (y especialmente, la mejor de las gestiones) a los nuevos ministros. En ese sentido, Sebastián Piñera le propuso hoy al gobierno un “nuevo trato” con la oposición. Se trata, evidentemente, de una cuestión de actitud y no de comprometer apoyos en proyectos o iniciativas concretas, pero la verdad es que casi todo parte por una cuestión de actitud. El “nuevo trato” vendría a ser, según su creador, una especie de vía alternativa entre el “desalojo” y el “bacheletismo aliancista”. Ni tan duro ni tan entreguista. Ni tan rabioso ni tan confuso. Y no podemos dejar de encontrarle razón: La Alianza debe combinar en su camino al 2009 una estrategia que convoque a los frustrados y a los optimistas. No puede, como tan lucidamente me dijo Daniel Brieba, estar permanentemente “celebrando el desastre”. Pero tampoco puede mimetizarse con el adversario. Ambas son fórmulas seguras para el fracaso.

GRANDE OBAMA

enero 7, 2008

 

Mañana martes 8 de enero se llevará a cabo la segunda primaria para definir al candidato demócrata y republicano con miras a la elección presidencial de los EEUU, fijada para noviembre de este año. El jueves recién pasado se celebró la primera parte del rito en el estado de Iowa, y aunque muchos medios ya han dado a conocer al mundo parte del mensaje de Barack Obama, el gran vencedor de la jornada por el lado de los demócratas, nosotros no podemos abstraernos del fenómeno. En primer lugar, porque venimos siguiendo a Obama hace más de un año. Apenas lo conocí le encargué a mi compadre Andrés Benítez su libro Dreams from my Father, donde cuenta su sobrecogedora historia personal, marcada por el multiculturalismo que corre por sus venas (nacido en Hawaii, de padre keniano y madre de Kansas) y una difícil adolescencia entre la droga y la privación. Un tipo que se levanta de esa manera (llegó a la escuela de leyes de Harvard y fue el primer editor afroamericano de su prestigiosa revista) y dedica su vida a servir a los demás (como abogado de derechos civiles) ya se merece nuestra admiración. Pero no satisfecho con eso, llega al Senado representando a Illionis, y con apenas 46 años se transforma en el símbolo de la esperanza política de un país. Es el más gráfico sueño americano. En un escenario de división y desprestigio ante la comunidad intrenacional, Obama es una voz resplandeciente que apela al valor más noble del ideario norteamericano: Esa capacidad que tiene la gente ordinaria de hacer cosas extraordinarias cuando trabaja unida. Sin un ápice de resentimiento racial, sin acidez ni sobrebia, Obama encarna el verdadero cambio en el estilo de hacer política en Washington. Por lo mismo, no extraña que su electorado más fiel sea la juventud y el amplio sector independiente. Pero véanlo y escúchenlo ustedes mismos. Es una experiencia lo suficientemente gratificante que vale la pena los 14 minutos. Palpen el sentido histórico que le da a su discurso, la valentía que contagian sus palabras, su complicidad con la audiencia, la profunda sencillez de sus términos. Y después de escucharlo, esperemos mañana una nueva victoria en New Hampshire…

APUNTES SOBRE LA RENUNCIA DE BELISARIO

enero 4, 2008

La noticia de ayer nos tomó a todos de sorpresa. Pero la convicción de Belisario Velasco no admite doble lecturas: Su permanencia en el cargo se hacía insostenible. Nos enteramos, recién ahora, que en la práctica ya no ejercía el rol de jefe del equipo político. Era excluido de reuniones claves y sentía la merma de su influencia tras la llegada de Francisco Vidal. En esas condiciones, según varios columnistas, la dignidad del orgullo político pesa más que cualquier lealtad. No se trataría de un simple “sálvese quien pueda”, como esbozó el senador Allamand.

En lo que todos los analistas coinciden es en que este episodio es la prueba fechaciente y definitiva del escaso liderazgo de la Presidenta en su propio gobierno. Bachelet, sencillamente, no toma las decisiones. Aunque llore y patalee, es una verdad del porte de una catedral. Que sea desconfiada, que pegue cartillazos y reparta retos de mamá enojada no es sinónimo de liderazgo. Hace menos de un mes había renunciado Lagos Weber para “servir a Chile desde otro frente” (léase, “porque privilegio mis legítimos intereses electorales”), y la Presidenta tuvo que acatar la decisión de su subordinado, para no exponerlo a una salida masiva que pudiera afectar su imagen. Esta vez la historia es más dramática: Belisario ni siquiera le dio margen para designar un reemplazante. Sencillamente, se viró. ¿Moraleja? En este gobierno los ministros se van cuando quieren y no cuando la Presidenta lo estima conveniente. En los anteriores gobiernos de la Concertación, los Jefes de Estado tomaban nota de las intenciones de sus ministros cuando querían partir, pero conservaban la facultad política de hacer los cambios de manera planificada y sin soportar vacancias inesperadas.

Pero este episodio deja otras lecciones, quizás más importantes. En primer lugar, la experiencia no es garantía infalible de éxito: Andrés Zaldívar y Belisario Velasco son políticos fogueados, que están en la contingencia desde los ’60. Belisario, en particular, ha participado de una u otra manera en todos los gobiernos de la Concertación. El problema se ahonda por el otro lado: No hay expectativa realista de renovación. No llegarán caras nuevas, sino todo lo contrario. Bachelet echará mano de los mismos de siempre. Una vez más, su promesa de gobierno ciudadano será mancillada por el cuoteo y el compromiso con los partidos. Aunque más del 50% de los chilenos se declara independiente y condena el actuar de las coaliciones políticas, la Concertación sólo sabe de nombramientos partidistas. Si la memoria no me falla, en estos casi 18 años apenas dos o tres ministros han carecido de carné partidario. No es que sea malo per sé, pero a estas alturas resulta evidente que muchos de ellos no son idoneos para el cargo, o tienen lealtades cruzadas cuando no carreras netamente personales. En estos días de incertidumbre los partidos volverán a hacerle sentir a la Presidenta su peso y leit motiv: El poder se reparte entre los mismos pocos.

En resumen, una presidenta que no toma decisiones, un gabinete que confunde los roles, una mala elección de los equipos, una escasa renovación y un difuso interés nacional sobre el personal, marcan el fin de lo que se denominado “el primer tiempo” del gobierno de Bachelet y el cuarto de la Concertación.  

EL FELIZ AÑO NUEVO DE SEBASTIÁN

enero 3, 2008

 

Acaba de terminar el año 2007 con una seguidilla de buenas noticias para Sebastián Piñera y su equipo. La encuesta CEP de diciembre lo ubica en una mejor posición que la anterior (sube del 5º al 3º lugar entre los mejores evaluados, sólo superado por Soledad Alvear y Michelle Bachelet, que vienen a la baja), la encuesta del Mercurio-Opina publicada el recién pasado 30 de diciembre le otorga una holgada ventaja en todos los binomios (supera por 10,6 puntos a Alvear, por 14,3 a Lagos y por 20,4 a Insulza) y la CERC de hoy lo consolida en el primer lugar de los políticos con más futuro (sube 4 puntos porcentuales). Todo lo anterior legitima su estrategia y lo potencia con miras a las definiciones que vienen. Después de la polémica sanción de la SVS no fueron pocos los que vaticinaron el comienzo del fin. Otras voces similares se escucharon cuando Lavín arremetió comunicacionalmente. Lo cierto es que el precandidato RN ha demostrado ser relativamente impermeable a los ataques, de lado y lado, en parte porque sus ansiosos perseguidores van perdiendo credibilidad, en parte porque, como escribió Qué Pasa hace unas semanas, Piñera está escogiendo sus batallas y no se somete al desgaste excesivo de la contingencia diaria.  

Pero Sebastián Piñera no está quieto. Hace unos días que está al aire http://www.chilecontodos.cl/, una página web que pretende encarnar el fenómeno 2.0 en el debate público nacional. La idea, auspiciada y jineteada por Piñera, es crear una verdadera comunidad virtual que trascienda las parcelas partidarias, que invite a sus miembros a dialogar de manera horizontal y sin jerarquías, sobre el Chile que queremos. Además, sus incursiones en facebook o fotolog ya son comentario repetido en la blogósfera criolla, por la buena recepción que han tenido y el mundo de posibilidades que se abre en la relación entre los políticos y la ciudadanía activa.    

Para terminar, no deja de llamar positivamente la atención la columna de opinión que publicó Sebastián la semana pasada en La Tercera (que también pueden encontrar en http://www.chilecontodos.cl/blog/84.html), bajo el título “Revitalizar la Democracia“, que se encuentra en perfecta consonancia con el discurso del naciente movimiento Independientes en Red, especialmente con su concurso “Oxigena la Política” (que a todo esto, termina hoy jueves 3 de enero a las 00:00 hrs.). La aspiración es la misma: Devolverle la dignidad al servicio público y hacer parte a las nuevas generaciones en la construcción del futuro de nuestro país.