LO HICIERON OTRA VEZ

 

El miércoles en la mañana los diarios anunciaron la noticia: El Concejo de la I. Municipalidad de Vitacura acordó restringir el horario de venta de bebidas alcohólicas (en restoranes, pubs, cabarets y discotecas) hasta la 1 AM de domingo a jueves, y hasta las 2 AM los viernes, sábados y vísperas de festivos. De esta manera, proceden a imitar una medida similar aprobada en Las Condes en 2005, con el siempre digno argumento de que se trata de una comuna “residencial”. Al menos en esa ocasión, el alcalde De La Maza tuvo el honorable desvarío democrático de montar una consulta trucha para definir los sectores afectados y los horarios involucrados en esta verdadera ley seca nocturna. En esa ocasión, pensé, que Vitacura estaba a salvo porque su edil (RN) no era parte del mundillo de cercenadores de la libertad que rodearon en su oportunidad a Joaquín Lavín (uno de los precursores de este brutal “impuesto horario”). Pero me equivoqué rotundamente: Torrealba y sus concejales acaban de sucumbir al quejido ratón de la gerontocracia que domina la juntas de vecinos del sector. Esta vez sin consulta de por medio, y para todo el territorio de la comuna.

Para aquellos que aun frecuentamos los espacios públicos y que disfrutamos de la música, el encuentro con el sexo opuesto y un buen trago en la mano, es decir, para aquellos que seguimos siendo jóvenes (de espíritu y no de carnét, que es lo que en definitiva importa), esta medida es sencillamente una atrocidad. Tal cual. Una discoteca que tiene permiso para funcionar hasta las 5 AM durante el fin de semana (el origen de toda esta absurda regulación) deberá, a partir del 1° de marzo del año en curso, dejar de vender cerveza o piscola ¡tres horas antes! de su cierre. Tendremos que pedirnos “una coca light o una agüita por favor”. Para la gran mayoría de los asistentes se tratará del infierno en la tierra, y deberán partir, más secos que escupo de camello o cañería de pirámide, a mover el esqueleto en el departamento de algún amigo que tiene una botella de wiskhy guardada. Eso significará, obviamente, llevarse el ruido y desorden desde los lugares especialmente habilitados al efecto hasta las casas y departamentos. Veamos qué dicen ahora las viejitas aliñadas. También, obviamente, significa una merma significativa de afluencia de público, ya que en Chile estamos acostumbrados a empezar el carrete después de la 1 o 2 de la madrugada. En esos momentos, es probable que decidamos no asistir a ninguna parte y terminar la botella que empezamos. Menos ingresos para el local, menos diversión para la ciudadanía, menos romances nacidos al ritmo sensual de un reggaeton, menos historias para contar. Un desastre por donde se le mire. Los hijos y nietos de Vitacura deberán ahora cruzar varias comunas (exponiéndose a igual o mayor peligro) para encontrar un trago refrescante y un ambiente menos carcelario.

No quiero hacer una crítica desde una óptica jurídica, porque es discutible a raíz de las atribuciones que la propia Ley de Alcoholes le entrega al Concejo Municipal, y en parte porque en nuestros días la libertad empresarial se ataca o se defiende a partir de la cínica conveniencia y no desde el espíritu constitucional, pero el caso sí admite una interesante lectura política: El alcalde en ejercicio quiere asegurar su reelección (asimismo los concejales) y por tanto da en el gusto a los que votan. Como los jóvenes no votan, lo que piensen da lo mismo. No se legisla para ellos. El otro efecto lamentable es que Torrealba jinetea, junto a Manuel José Ossandón, el equipo municipal de Sebastián Piñera. Y lo que menos necesita el presidenciable RN es rodearse de figuras políticas que lo alejen de la juventud, su nicho electoral más productivo. Lavín lo ganó el ’99 y lo regaló, De La Maza por medio, el 2005. Esperemos que ésta no pase de ser una lamentable excepción en el grupo de autoridades municipales de RN.

Y qué podemos hacer nosotros. Bueno, sin cultura organizacional ni proyecto colectivo, no les puedo pedir que salgamos a pelear la medida. Si alguien se anima a hacerlo, yo pongo mi firma. Por mientras, sólo queda esquivar, torcer o derechamente violar la ley. Porque a mí, nadie me preguntó. Salud.

Anuncios

5 comentarios to “LO HICIERON OTRA VEZ”

  1. Andres Benitez Says:

    Estos tipos quieren ser una imitacion de EEUU, donde las restricciones han hecho aumentar el alcoholismo, drogadiccion, gente depresiva, violenta, y para que decir en los ultimos 10 años han aumentado la tasa de suicidios a mas del 100% y las carceles son las mas pobladas del mundo en forma porcentual a la poblacion. Sr Torrealba yo entiendo sus buenas intenciones de hacer vitacura una comuna tranquila, pero asi no se arreglan los problemas, ¡¡¡Favor señor EDUCACION Y PREVENCION!!!
    Mando un gran saludo a toda esa gente que vive de la noche, en espeacial a mis amigos del Finiteza y del Platinium.

  2. Rodrigo Bordachar Says:

    En Francia el gobierno ha impuesto leyes liberticidas. Hoy por hoy los ciudadanos y residentes en este país (que en su escudo pregina libertad, igualdad y fraternidad y que tiene un presidente aparentemente liberal) han sucumbido a las mentalidades dirigistas. Cuan borregos, los otrora precursores de la revolución han aceptado que “desde arriba” no se pueda fumar en ningún sitio público.
    Si en Chile nos quejamos por los locales segregados fumadores-no fumadores, acá simplemente no existen. La persona que quiere fumar debe necesariamente salir a la calle o, los más pillos, transfomar bares y discotecas en clubes privatos.
    La libertad a la francesa no es más que un mito. Eso es sólo un ejemplo.
    En verdad, como dice el señor Benítez, la educación es prevención.

  3. Pablo Fernandez Says:

    Creo que faltó un poco más de criterio en la decisión. Por qué no restringir la venta de alcohol a ciertos barrios y calle? Con esto se focaliza el problema y se restringen las externalidades no deseadas.
    Pero lo mas triste de la columna es el párrafo final. Si el autor de la columna (reconocido partidario de cuanta bebida espirituosa existe, autodenominado bohemio, animador de fondas, bares, boites y cuanto tugurio existe, miembro de un movimiento político, defensor de los derechos ciudadanos, etc.) solo atina a declarar que “si alguien se anima pelear, yo pongo la firma” (no me pidan más)… estamos cagados.

  4. Javier Errazuriz Says:

    Estimado, me sumo al comentario anterior, tenemos la ventaja de que no es necesario un “proyecto colectivo” para hacer valer nuestros derechos. Ejemplos hay varios (UCPN o Liberación Digital). Hacer un blog y una causa en Facebook es gratis, y discurso tenemos. Con dedicación, creo que podemos convocar a los que creemos que estas medidas de “carniceria” solo logran lo opuesto de lo que buscan y atentan contra nuestra libertad.

    Ofrezco mi cabeza para pensar esto al fragor de una cerveza.

  5. Ernesto Molina Gaete Says:

    Está más que claro que está medida sectorizada podría ser razonable , pero generalizarla para toda la comuna, cambiándoles las reglas del juego a los locales nocturnos (siendo que algunos han invertido) me parece grave.
    Además, medidas como éstas se han visto en lugares como Santo Domingo donde se comprobó con hechos que son populistas y no atacan a ninguno de los “males” que podría tener la noche. Sólo estimulan a la gente a moverse a otros lugares, usualmente más alejados de sus hogares, aumentando las opciones de accidentes.
    Quiero mostrar mi preocupación por un tema puntual que recalcó Cristóbal y este sería “la baja significativa de romances nacidos al ritmo sensual de un reggaeton”. Debido a esto, me ofrezco para cualquier acción que busque revertir esta medida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: