TRAS LA HUELLA DE PIÑERA EN PERÚ

 

Les dejo la columna de opinión que me publicó ayer martes 1 de abril el diario La Tercera, una especie de contrapunto al artículo de Patricio Navia que salió el domingo:   

“La polvareda que ha levantado el controvertido viaje de Sebastián Piñera a Lima aún no se asienta. Propongo dimensionar sus implicancias y plantear separadamente los distintos hechos políticos que se entrecruzan en este episodio.

En primer lugar, está el derecho de un ciudadano de visitar otro país y emitir declaraciones de contenido político. No parece un tema en que debiéramos detenernos demasiado: Piñera, al igual que todos, tiene ese derecho. Tiene incluso derecho a disentir de la posición oficial, lo que en este caso no hizo. Fue bastante claro al señalar que conocía, compartía y apoyaba la tesis chilena en la controversia limítrofe con Perú.

En segundo lugar, está la prudencia política. Por el lado peruano, el recibimiento fue un continuo agasajo. Por el lado de Piñera, un continuo recibirlo. Si alguien cometió un error, no fue precisamente el precandidato de la Alianza, quien trata legítimamente de consolidar su estatura internacional. Y a juzgar por las loas expresadas por el ministro de Defensa peruano (“Piñera no es sólo una figura en Chile, sino en Latinoamérica…”), la estrategia ha sido exitosa. Cuando Ricardo Lagos hacía campaña, la Concertación se preocupaba de recordarnos cada cierto tiempo la importancia de tener un Presidente con vínculos y prestigio en la comunidad política internacional. No veo razón para que la centroderecha deje pasar ahora una ventaja que históricamente no ha tenido. Entiendo que el oficialismo no aplauda a Piñera, pero la virulencia en la crítica ha sido excesiva y no parece una reacción con altura de miras. Básicamente, porque Piñera tiene razón en su punto: las relaciones (políticas y comerciales) con Perú no pueden quedar suspendidas o tensionadas por la discusión de La Haya, cuya conclusión tardará años en llegar. Paradójicamente, podríamos conocerla recién en un gobierno que él presida. Y mientras más amigos seamos de Perú en ese momento, mejor.

En tercer lugar, está el asunto de la agenda público-privada. Quizás éste sea el único aspecto espinudo y realmente inflamable. No creo que el más probable abanderado de la Alianza haya cometido el error que le achacan, de no saber separar las intenciones de su visita. Como pocas veces, fue convincente al defender su rol de político, hablando sobre temas públicos. En ese sentido, no es descabellado pensar que Lima trató de bajarle el perfil público a su entrevista con el Presidente Alan García, utilizando el argumento de Lan: como empresario con intereses en Perú, Piñera podría recibir todo tipo de mimos, como precandidato presidencial opositor, no. Incluso si la palabra “Lan” se pronunció en la reunión, no me parece suficiente para crucificar a Piñera. El verdadero gesto está en asumir la visita como una reafirmación de su vocación pública. Los empresarios no hacen eso. Los políticos sí.

Nada de esto contribuye, en todo caso, a zanjar de una buena vez su doble filiación entre política y negocios. Aquellos que sostienen que deja un flanco abierto demasiado tiempo a merced de sus adversarios, han acertado una vez más. Podríamos seguir hablando de la espectacular gira de Piñera a Perú, y en cambio estamos hablando de su supuesta incapacidad para desligarse de los negocios.

Aun así, la evaluación en el círculo piñerista debería seguir siendo positiva. Más que nada porque el gobierno se vio más errático que el resto de los actores, y porque Piñera, cuya posición en las encuestas confirma su relativa impermeabilidad a los ataques oficialistas, continúa alimentando la sensación de inevitabilidad de su llegada a La Moneda.”

Link: http://www.nexchannel.cl/nexchannel/noticias/ver_imagen.php?img=2008/04/01/LaTercera-4

5 comentarios to “TRAS LA HUELLA DE PIÑERA EN PERÚ”

  1. Daniel Brieba Says:

    Buena columna, compañero, felicitaciones. Además la suscribo plenamente. Un abrazo.

  2. vozyvoto Says:

    Muchas gracias viejo. Yo quedé bien conforme con la recepción que tuvo. Independiente del morbo que para algunos podía suscitar que yo escribiera de mi ex jefe (siempre hay dos posibilidades: Despecho o adulación desmedida), creo que alcancé cierta distancia e imparcialidad. Esto me quedó confirmado en la editorial de La Tercera del día miércoles, que siguió casi literalmente mi estructura y mis razones.

  3. bypersonal Says:

    Hola, buen sitio, felicitaciones. Me haré visita frecuente, de paso te dejo mi blog http://nosotras-lasmujeres.blogspot.com, no es gran cosa pero del papel pasamos al pc el que tambien aguanta mucho y una opinion nunca esta demás. Saludos!

  4. patricio navia Says:

    A mi me parecio una columna bien argumentada con puntos bien fuertes. creo que nadie puede decir que el haber trabajado para Pinera te resto objetividad. Aqui hay buen analisis, no hay camisetas partidistas. Pato Navia.

  5. Pablo Fernandez Says:

    Ando medio atrasado pero igual comento:
    Ni tanto ni tan poco. El Gobierno metió mas ruido del que correspondía (y no es la primera vez que lo hace ni que lo hará), y por lo obvio del asunto ni siquiera merece mucho comentario.
    Lo segundo es que Piñera la regala. La dejo dando bote para que le reventará en la cara. Y tampoco es tan claro que “El verdadero gesto está en asumir la visita como una reafirmación de su vocación pública”… al final estaba el ministro de Transporte en la reunión con García, y resulta obvio, hasta lo indecible, que el tema se va a colar y algo va a aparecer. Al final uno queda con una sensación parecida a cuando Vidal dice que “Chile no es un país corrupto!”. Si huele a mierde, parece mierda, se ve como mierda, quiere decir que es…
    PD: sera “the real” pato navia???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: