ABORTO POLÍTICO

La píldora no debería haber llegado al TC” le dijo Jovino Novoa a La Tercera. Luego reconoce que “éste es un caso donde las personas tienen que resolver“. Pablo Longueira dice algo muy similar en el programa de TVN Estado Nacional. Aun sosteniendo que él se identificaba con una línea conservadora, se tomaba la cabeza preguntando quién diantres organizó el requerimiento de 36 diputados de la Alianza contra la distribución de la píldora. A quién le preguntaron. Siguiendo qué estrategia lo hicieron.

Todas estas recriminaciones (que han hecho incluso que algunos parlamentarios firmantes del documento presentado al TC estén ahora bajándose del bote) tienen una importante justificación: Saben que la Alianza será castigada electoralmente por este episodio. Esa es la médula del argumento de Longueira: ¿Calcularon los diputados el efecto político que tendría una prohibición a la cual se opone aproximadamente un 75% de los ciudadanos? Siguiendo la última reflexión del post anterior de este humilde blog nos preguntamos ¿Es una medida inteligente buscarse el repudio de tanta gente mientras se pretende construir una nueva mayoría?

Héctor Soto nos responde en su columna dominical, criticando especialmente el mutismo de los líderes de la Alianza frente a los efectos del pastelito: “El problema es que en este caso el silencio y la indeterminación también tienen costos, y pueden ser muy altos, sobretodo entre los jóvenes que miran con creciente desafecto la política…” Tal cual. Y me da lástima que gran parte del esfuerzo que muchos llevamos haciendo para convencer a la derecha de las bondades de la inscripción automática y el voto voluntario, puede ser finalmente en vano, cuando entiendan que acaban de hipotecar parte del voto de las nuevas generaciones. Imagino especialmente complicado a Sebastián Piñera, quien es el único de todos los precandidatos presidenciales que acumula más intención de voto en los no inscritos y en los jóvenes que en los inscritos y los mayores.

Pero Soto plantea un tema aún más delicado, que trasciende al candidato presidencial y apunta al relato-país de la centroderecha chilena para el futuro: “No es la primera vez que la carencia o la fragilidad de un planteamiento cultural vigoroso, inconfundible y compartido deja a la centroderecha en paños menores. La Alianza, que en el plano económico tiene un discurso duro pero poderoso y coherente, ha calificado menos en el plano político -no ha sido muy convincente- y con frecuencia ha sido reprobada en la discusión cultural. ¿Por qué? Básicamente porque las que parecieran ser sus ideas y convicciones carecen del espesor y la complejidad que entregan los debates cuando son intensos y realmente amplios“. Touché. Y sigue, reflexionando sobre la coexistencia histórica de sensibilidades conservadoras y liberales en la derecha: “Lo que sí cuesta entender es que a estas alturas del partido la Alianza, como conglomerado político responsable y con pretensiones de ser gobierno el 2010, todavía no haya podido establecer una trama razonable, tanto en cuestiones de procedimiento como de fondo, para manejar y contener sus legítimas divergencias en los asuntos culturales y religiosos“.

Se me viene a la mente una conversación que tuve hace unos meses con un connotado gremialista que resulta ser mi primo. En la ocasión expuso su tesis sobre la necesidad de una “transaca interna” en la Alianza (o lo que resulte de ella con la incorporación de nuevos movimientos). Es decir, una transacción ideológica en las cual se sinceren y despejen los asuntos que unen y los que dividen. Se gobierna en base a lo que une, no a lo que divide. Fue precisamente, me comentaba, lo que hizo la Concertación cuando se articuló como coalición a fines de los ochenta. Y ha sido tremendamente exitosa en este sentido, hasta el día de hoy. Si la Alianza quiere realmente construir una nueva mayoría, la primera tarea parece ser ésa. Lo nefasto no es carecer de una posición monolítica en cada tema. Lo nefasto es no fijar los límites de la discrepancia. Hoy la derecha quedó caricaturizada y aislada al rincón del ultraconservadurismo, cuando en realidad (y estoy convencido de eso) puede aspirar a representar a una franja mucho más extensiva de la población, especialmente en temas valórico-culturales.

2 comentarios to “ABORTO POLÍTICO”

  1. Pablo Fernandez Says:

    No estuve en Chile para los días de la protesta, pero creo que 12 mil personas es lo que mas se ha visto en cuanto a participación nacional en actos públicos en bastante tiempo. O por lo menos es uno de los actos mas importantes.
    Es preocupante que ninguno de los dos principales pre-candidatos (Alvear o Piñera) haya definido una postura. Habla de desconexión con los temas que hoy son tema (no les gustaban tanto los “problemas de la gente”?), y en los que pueden marcar una diferencia (y ojo, creo que para cualquiera de las dos posturas). Sarkozy, Obama o cualquier otro habría estado dirigiendo una de las marchas, a la cabeza del tema y en primera fila, pq saben que ahi hay un nicho para explotar.
    Lo que hizo la concertación el 90 fue buscar un tema común (nada muy complejo ni complicado) sobre el que no había ninguna diferencia interna (sacar a Pinochet), y sobre el que cimentaron su mayoria. Sobre cualquier otro (aborto, divorcio, “el modelo”, flagelantes v/s autocomplacientes, etc) se podía debatir, discutir, polemizar, etc. La Alianza nunca ha podido encontrar alguno que lo una monoliticamente y que marque una diferencia grande con la Concertación. Y creo que es por eso que le cuesta tanto polemizar o disentir entre sus propias filas.
    PD: Quede gratamente sorprendido con las declaraciones de Novoa y Longueira (y dicho sea de paso asustado, me identifican mas de lo que hubiera querido)

  2. Jorge Regula Says:

    Recomeniendo también la columna de A Cavallo del domingo el Reportaces de LT. Una apología de lo que es el principio del fin de la Concertación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: