ASÍ SE HACE

Mi viejo compañero de batallas Daniel Brieba, hombre de profunda sabiduría y que actualmente culmina su perfeccionamiento académico en la fría ciudad de Londres, me mandó por mail los comentarios que hizo David Cameron, líder del Partido Conservador inglés, después de haber “masacrado” a los laboristas en las elecciones municipales de la semana pasada. La guinda de la torta fue la victoria en la mismísima capital, donde el sillón alcaldicio será ahora ocupado por el controvertido Boris Johnson.

I think these results are not just a vote against Gordon Brown and his Government. I think they are a vote of positive confidence in the Conservative Party… I think this is a very big moment for the Conservative Party, but I don’t want anyone to think that we would deserve to win an election just on the back of a failing Government.”
El consejo para la derecha chilena es evidente y esta no será la primera ni la última vez que se diga que no basta con que la Concertación lo esté haciendo mal para merecer una oportunidad ejerciendo el poder. Pero la claridad de Cameron aun no se ve reflejada en los líderes de la Alianza. La “positiva confianza” de la que habla sólo puede desarrollarse cuando hay un proyecto atractivo y convocante en el cual confiar.  Y luego vuelve a insistir: No porque este gobierno esté desgastado la gente nos va preferir automáticamente. Para ganar el voto hay que pasar a la ofensiva, hay que actuar y dejar de reaccionar, que es precisamente lo que han estado haciendo los tories desde que Cameron agarró el timón. Finalmente, es un mensaje a su propia gente: La autocomplacencia indebida es letal en la vida. Equipos han perdido campeonatos que daban por seguro en el último minuto del partido.
En todo caso, es altamente improbable que la Alianza por Chile gane las municipales de este año. Es, de hecho, su peor performance electoral (comparada con la elección presidencial y parlamentaria). La utilidad de las palabras de Cameron será mayor si asumimos este escenario: Así como un triunfo local no garantiza que los conservadores ingleses recuperen el poder, acá en Chile una derrota de la centroderecha (y sus nuevos aliados) en los próximos comicios municipales no significa que la carrera presidencial esté perdida. Lo importante es darle su justa dimensión a las cosas, y explicárselo al país de manera honesta y coherente. Y siempre teniendo en cuenta que sin un relato articulador convincente, todo se hace más cuesta arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: