ABRIENDO LA CANCHA

por Cristóbal Bellolio (publicado el miércoles 21 en La Tercera Online)

La estrategia que pone en marcha Eduardo Frei es acertada: Sacar de la primera fila a los políticos desgastados y en su lugar instalar a profesionales jóvenes de perfil independiente, en tiempos en los cuales la política tradicional es castigada por la opinión pública, es la jugada correcta. Es evidente que los partidos de la Concertación se cuadrarán con él sin mayores dramas: hoy en día Frei es la única posibilidad de mantenerse en el poder. Por eso el senador tiene carta blanca y puede jugar tranquilo a abrir la cancha prometiendo cuotas de influencia a quienes nunca la han tenido.

Sebastián Piñera parece estar haciendo lo contrario. Las aprensiones del alcalde Ossandón son legítimas y políticamente razonables. El abanderado de la Alianza se rodea de los mismos de siempre, los que al parecer no entienden que el rechazo de la ciudadanía no apunta a un color político determinado. La conformación de los comandos políticos y estratégicos puede transformarse en el error original de la campaña. Es natural que después de tantos años en la expectativa nadie quiera ser excluido, pero el candidato debiera poner en la balanza satisfacer la necesidad de protagonismo de los eternos o hacer política para ganar la elección.

El nombre que cada competidor eligió para sus grupos programáticos es revelador. Mientras Frei habla de los “Océanos Azules”, Piñera de los “Tantauco”. Bonito detalle: Ambos son símbolos de medioambientes libres de contaminación, pero mientras los océanos le pertenecen a toda la humanidad, el parque Tantauco es propiedad exclusiva de una persona. Por supuesto que se trata de una cuestión menor, pero da cuenta de una forma de entender la política. Por eso no es extraño que el candidato de la Alianza siga posando para la prensa con sus amigos empresarios (los que según la gente no pierden nunca en años de crisis), o que los nombres que suenan para la avanzada independiente sean los hijos de las grandes fortunas de este país. La calidad de todos esos nombres puede ser indiscutible, pero desde el punto de vista político es otro error.

Lo irónico es que precisamente es Piñera quien debiera encarnar no sólo alternancia, sino renovación. Es Piñera quien representa mejor a las nuevas generaciones. Es Piñera el más legitimado para reclamar ese discurso meritocrático que premia a los mejores sin importar su procedencia ideológica. Es Piñera quien puede superar el eje semántico de la dictadura y la democracia. Es Piñera quien puede exigir de regreso el Estado al servicio de los chilenos, después de años de captura concertacionista. La apertura de Frei tiene pies de barro, y en cierto sentido se aprovecha de la ingenuidad de quienes son llamados a participar: Los nodos duros de la Concertación están instalados y ramificados en el tejido público, y es altamente improbable que estén dispuestos a compartir poder. Difícilmente harían un gobierno de unidad nacional. En este escenario, el desafío de Piñera es la inclusión. Su tarea es dar señales concretas de que la diversidad es un activo al interior de su equipo, y que en él conviven distintas miradas valóricas y sociales que enriquecen su proyecto de país. Si efectivamente el abuenamiento con la UDI requería de tanto gesto (porque el gremialismo ha sido consecuente con su predicamento de que no le interesa ganar a cualquier costo), ya es hora de dar por cerrada esa teleserie. Sólo abriendo la cancha tiene posibilidades ciertas de quedarse con la elección presidencial, y en una de esas es capaz de construir una nueva mayoría social y política que supere a la derecha tradicional y le entregue gobernabilidad a Chile en los próximos años.

Link: http://blog.latercera.com/blog/cbellolio/entry/abriendo_la_cancha

Anuncios

4 comentarios to “ABRIENDO LA CANCHA”

  1. Cristóbal Hahn Says:

    Qué puedo decir viejo, 100% de acuerdo.

    En el eje de la diversidad, del futuro, de las nuevas generaciones y desafíos, del medioambiente y de ser el inicio de un Chile definitivamente post-golpe, Piñera tiene una oportunidad de oro para generar una campaña y más aún, una épica.

    Sin embargo, él pareciera más concentrado en mantener a sus amigos de la UDI contentos, mientras, Frei rápidamente sacó el cheque en blanco del la elite Concertacionista para empezar a sumar adherentes con una retórica que muchas veces no concuerda con la esencia Concertacionista.

    Piñera tiene que entender que si no tiene ese cheque en blanco, que si no es capaz de mantener en el redil a su rebaño o que si retrocede frente a una UDI que “se pone chúcara” cada vez que él se dice menos conservador o más post-golpe, nunca va a ganar nada más que la presidencia del CCAA del Verbo Divino o del Colegio Cumbre.

    Por lo demás, si en la UDI durante la campaña -con la promesa del poder en el horizonte- ya le están haciendo tanta alaraca a Piñera y él no se pone los pantalones, entonces, si llega a ganar, quienes van a terminar haciendo su gobierno van a ser esos mismos de de la UDI y no el candidato electo.

    Un abrazo,

  2. Francisco Carreño Says:

    Notable la columna, otra llamada de atención más para que Piñera no siga dormido en los laureles con su campaña, que no es muy coherente con la frase “Chile con todos”.

    Pese a la inteligencia de Piñera, no ha identificado la gran oportunidad existente para captar votos debido al descontento de la gestión gubernamental de la Concertación.

    Me pregunto, ¿Será mejor cambiar de estrategia para asegurar holgadamente la elección teniendo más empatía con la gente común y corriente que está indecisa?. Eso Frei lo tiene más que claro.

    “El primero que llega, es el primero que se sienta”

    Saludos

  3. Francisco Zelada Says:

    Toda la razón Cristóbal… muy buena columna.

  4. Paz Says:

    Cristobal, una vez mas justo en el callo 🙂 Eres la primera persona que se refiere publicamente a un detalle que a mi me habia llamado la atencion… A quien se le ocurrio la idea de usar el nombre de un predio de propiedad privada como nombre de un equipo de trabajo de aspiracion nacional? El problema que comienza en el nombre solo se agrava con las fotos estilo “summer camp” de los amigos del propietario/candidato, pasandolo muy bien en el mencionado predio, el cual -para completar la metafora- es de muy dificil acceso. La imagen que aparece entonces es de un grupo exclusivo, alejado literal y figurativamente de la vida del chileno medio. No es un buen augurio. Los romanos decian que el nombre es un presagio (nomen omen). Tantauco significa “reunion de muchas aguas”… si tan solo las aguas fueran frescas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: