REFLEXIONES COLOMBIANAS 1: Una historia de exclusión política

por Cristóbal Bellolio

 

Llevo una semana en Bogotá y sus alrededores, y en los días que llevo he aprendido un poco de la historia política de Colombia. Aunque sus inicios como nación independiente no son sustantivamente diversos a los del resto de la región (salvo por el hecho de que originalmente Colombia, Venezuela y Panamá conformaban un sólo gran país), el fenómeno que realmente me llamó la atención proviene de mediados del siglo XX. En aquella época, tras un breve paréntesis de intervención militar, las dos fuerzas políticas que se habían disputado el país a través de la violencia (Conservadores y Liberales) llegaron a un acuerdo para repartirse pacíficamente el botín del Estado y gobernar alternadamente cuatro años cada uno. Lo interesante es que el acuerdo excluía la participación de otros partidos, conviertiéndose en un verdadero cartel político. Los grupos proscritos, especialmente de izquierda en los bullantes años 60 y 70, no pudieron competir por el poder a través de medios democráticos. Quizás los más ideologizados habrían desechado de todos modos esa vía, pero el resultado relevante es que la subversión se transformó en el único canal posible. En ese escenario cobra sentido el desarrollo de las FARC. Ni por un segundo estoy justificando su modus operandi, menos en nuestros días, pero sí estoy subrayando un hecho: La exclusión favorece la búsqueda de caminos antisistémicos de participación política. La lección que podríamos extraer para Chile es limitada, pero no carece de fundamento: Después de 19 años de forzada estabilidad propiciada por un sistema electoral que practicamente imposibilita la representación de terceras fuerzas, ya no quedan excusas poderosas para seguir fomentando la exclusión. Los actores que podrían ingresar al sistema político formal no son marcianos, y el deber de la elite gobernante es pensar en la sustentabilidad de la propia democracia incorporando nuevas visiones al juego, antes de que el desarraigo político termine por minar la salud del propio sistema. Quien sabe qué habría ocurrido si los dos partidos colombianos que monopolizaron el poder durante 40 años hubieran abierto la competencia. Quizás la legitimidad de las FARC habría sido menor. Hoy, precisamente, existe un movimiento de izquierda progresista en Colombia llamado el Polo Democrático, que se apresta a competir contra el delfín de Uribe, lo que habla de inclusión y consolidación democrática.

Pienso también en Chávez y en el odio parido que le demuestra la derecha latinoamericana cada vez que puede expresarlo. Obviamente no es santo de mi devoción, pero el tipo se encuentra lejos de ser un payaso. Por el contrario, creo que el fenómeno populista de Chávez representa por una parte el anhelo eterno de una mayoría de oprimidos y desfavorecidos que al fin ven a uno de los suyos al mando de la nación, y por otra parte el fracaso y el egoísmo de las fuerzas políticas aristocráticas y conservadoras que no fueron capaces de garantizar inclusión política y social.

El desafío de las nuevas elites en Chile es torcer esa lamentable tradición de exlusión, y las nuevas generaciones son las llamadas a hacerlo. Su crítica al binominal no necesariamente debe ser dogmática ni aferrada a reproches morales por provenir de la dictadura, sino sencillamente pragmática: Más inclusión es mejor para Chile.

Anuncios

Una respuesta to “REFLEXIONES COLOMBIANAS 1: Una historia de exclusión política”

  1. roberta Says:

    de acuerdo, falta demasiado para que todos participemos democraticamente en las decisiones electorales, por lo menos en Colombia tanto partido existente termina confundiendo a un elector desconocedor de sus derechos y deberes, pero al menos están las herramientas, que falta educar al pueblo, te pregunto, Les interesara a las clases dirigentes educarnos?, ojala mantengamos una comunicacion me gustaría seguir aprendiendo de ti, y disculpa mi ignorancia y atrevimiento por opinar sobre lo que poco se, y solo vivo sin saber como llamarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: