“Murmullos” (Eugenio Tironi)

Mi amiga Paz Zarate me llamo la atencion sobre la siguiente columna de Eugenio Tironi, que no solo relata la, a veces, incomoda labor de escribir en tribunas publicas en la mira de los francotiradores de turno (en este pais no existe el debate online, solo la diatriba), sino ademas revela un problema mas profundo y del que nuestra generacion debe hacerse cargo lo antes posible:

En una columna anterior me interrogaba en estas páginas sobre el impacto de la serie “Los 80”, que repuso en nuestra mente esa época “donde la vida era dura y parecidamente austera para todos; donde había que sobreponerse al miedo y a la humillación; donde la sobrevivencia se jugaba literalmente día a día”.

Este oficio va curtiendo la piel. Sé lo que es recibir halagos por las columnas, y también descalificaciones, y he aprendido a resistir a ambos. He experimentado en carne propia la polarización que existe entre nosotros. Pero nunca tan crudamente como en los comentarios posteados en el blog de “El Mercurio” a raíz de esa columna. Reproduzco, textualmente, algunos de ellos, omitiendo los nombres (o seudónimos) de los firmantes.

“Los 80 fueron los días más felices de mi vida. Me acuerdo que salía a jugar a la calle sin miedo a que un delincuente me quitara la bicicleta o cualquier cosa que anduviera trayendo encima. Lo único que me daba miedo eran los atentados terroristas, protagonizados y amparados por los mismos señores como Tironi, que tienen la caradura de robar y asesinar sin descaro en estos años (acuérdense de Guzmán, asesinado por los amigos de Michelle). En resumen, los mejores años de este país, aunque les duela, izquierdistas”.

“‘…donde la sobrevivencia se jugaba literalmente día a día’. ¿Dónde la vio? Bueno, depende de a qué estaba usted dedicado en ese entonces”.

“Nadie de mi familia, ni de mi entorno… desapareció o fue detenido. (…) Me desplacé por todo Chile, nunca fui detenido ni nadie me preguntó adónde iba. Nunca me sentí humillado. Ahora, si me pregunta lo mismo en los tiempos de la Unidad Popular, eso es harina de otro costal. Me sentí humillado innumerables veces… sólo por el pecado de tener algunos bienes y de irme medianamente bien económicamente. Me prohibían salir del país. Pasé susto todos los días en mi trabajo por la constante amenaza de ser ‘tomados’. Pasé susto todas las noches, pues vivía cerca de una población callampa que nos tenía amenazados de cortarnos el cogote; debíamos hacer turnos armados para defendernos. Ustedes, los izquierdistas, tienen mala memoria: el país no empezó el 11 de septiembre”.

Hubo comentarios (muy pocos) en un tono opuesto. “Los inolvidables años 80, el período mas amargo de la historia de Chile. Medir las palabras y los gestos pasó a ser un ejercicio cotidiano. O si no, corría el riesgo de desaparecer, de ser torturado o simplemente asesinado como millares de compatriotas”. La respuesta fue fulminante: “¿Aquí los únicos que han sufrido son los que de una u otra manera fueron víctimas del gobierno militar? ¿Los demás nos tenemos que comer los mojones calientes porque no somos concertacionistas afectados?”.

Se sabe que los blogs son siempre críticos, crudos, exagerados, groseros. La gente descarga en ellos, en un arrebato de libertad, aquello que sienten y piensan -aunque sea fugaz- y que no encuentran dónde decir, generalmente porque se salen de los cánones de lo socialmente aceptado. Los blogs, por eso mismo, tienen la virtud de poner en la superficie aquello que no está en la escena pública; aquello que está presente como un murmullo en las conversaciones privadas y muchas veces ni siquiera ahí, sino en los soliloquios más íntimos

“Me queda clarísimo, después de leer cada uno de los comentarios, que existen dos Chile”. Este fue el lacónico posteo de un bloguero. Estoy de acuerdo. ¿Habrá que esperar que sea el tiempo el que se haga cargo de cerrar esta fractura? ¿O habrá que inventar algo más radical para poder deliberar abierta y libremente para construir una historia común sobre la cual fundar nuestra convivencia?

Link: http://blogs.elmercurio.com/columnasycartas/2009/02/17/murmullos.asp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: