HAY QUE PONER UN LÍMITE

por Cristóbal Bellolio (publicada el jueves 2 de abril en La Tercera)

En diciembre del presente año casi un 90% de nuestros diputados y senadores buscará un nuevo período de cuatro u ocho años respectivamente. Lo irónico es que algunos de los más jóvenes y destacados son los que han desistido de correr nuevamente. El conocido estancamiento del padrón electoral parece ser coherente con el congelamiento de la elite política, que a su vez genera efectos negativos en la percepción ciudadana sobre la actividad política. Y aunque existen proyectos para limitar la reelección indefinida, lo paradójico es que los llamados a discutir y decidir sobre dichas iniciativas son los mismos que serán afectados por ellas. Se necesitan entonces políticos con coraje y liderazgo suficiente para enfrentar a sus pares a las pérdidas personales que es necesario aceptar en pos de una democracia más dinámica y vital. ¿Estarán a la altura?

Limitar la reelección contribuye sin dudas a renovar la política chilena. Y no me refiero exclusivamente a cambiar viejos por jóvenes, sino a reemplazar una generación marcada por la división ideológica por otra bastante más pragmática, abierta y dialogante. Esa es la auténtica y necesaria renovación. Pero además, sangre nueva en el parlamento contribuye a detener la crisis de representatividad que se incuba silenciosamente en nuestro país, disfrazada de apatía o marginación. Nuestra clase dirigente debe comprender que la representatividad por evocación (cuando un blanco caucásico de 55 años, promedio parlamentario, nos pretende identificar a todos) debe dar paso a una mayor representatividad por presencia, cuando vemos sentado en el parlamento a uno similar a nosotros. Hoy en Chile el segmento más numeroso de la población se encuentra entre los 15 y los 19 años, mientras que nuestro promedio de edad bordea los 31. Hasta los diputados más jóvenes de la Cámara se encuentran por sobre esa frontera.

El argumento más recurrido para oponerse a la limitación de la reelección es la expertise que desarrollarían los parlamentarios en el trabajo legislativo cuando éste es prolongado en el tiempo. Es probable que sea así, pero si dicho criterio fuera tan relevante, habría que aplicarlo en todos los campos profesionales o al menos en el Estado, impidiendo siempre la entrada de aire fresco. Parece bastante más acertado invertir en equipos de asesoría legislativa de primer nivel para que el resultado de la labor parlamentaria sea más eficiente. Por otra parte, los que creen que la justicia democrática se basa en el derecho de presentarse a reelección cuantas veces se quiera, tropiezan con otras razones más contundentes: Bajo el esquema institucional actual, los incumbentes tienen todas las de ganar, especialmente con empates previsibles (baja competencia electoral) y designación de candidatos a dedo (baja participación de las bases). Más aun, la idea de limitar la reelección no impide que el parlamentario en cuestión siga en el Congreso, siempre que repostule por un distrito distinto una vez cumplidos los períodos establecidos como máximos (es razonable pensar en 3 para el caso de los diputados y 2 para senadores) o prefiera competir por un escaño en la otra cámara.

Acaba de promulgarse la reforma constitucional que consagra la inscripción automática en los registros electorales y la voluntariedad del voto. Ahora el desafío es diseñar los incentivos correctos para que las nuevas generaciones se sientan llamadas a participar en las decisiones políticas. Uno de esos incentivos es limitar el número de reelecciones parlamentarias. Ahora es cuando.  

Link: http://papeldigital.info/lt/edicion.html?20090402010042

Anuncios

Una respuesta to “HAY QUE PONER UN LÍMITE”

  1. Pablo Fernandez Says:

    Junto a la idea de limitar las reelecciones; impedir que parientes de primera línea sanguínea postulen en un mismo distrito (Guirardi, Rysvelger, Ominami) y establecer que si el jefe de campaña de un candidato es culpable de fraude/cohecho/similares el candidato pierde su puesto (again Girardi, Soto, Herrera…).
    PD: las ideas están con creative commons por si las quieres usar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: