LA POLÍTICA DE BIELSA

por Cristóbal Bellolio (publicada en Revista Capital, edición del 17 al 29 de abril)

Los candidatos presidenciales debieran tomar nota de ciertas particularidades del denominado “estilo Bielsa”. Guardando las proporciones entre la planificación deportiva y la actividad política, hay una serie de claves coherentes que parecen perfectamente extrapolables de uno al otro campo.

En primer lugar, Marcelo Bielsa confía en una nueva generación de jugadores, desprovistos de los clásicos vicios de sus antecesores. En Chile, hace rato que la ciudadanía demanda una renovación de la dirigencia política para dejar atrás las inmovilizantes divisiones del pasado. Cuando en las primeras nóminas de la selección abundaban los nombres de recién aparecidos, muchos de los cuales ni siquiera eran titulares en sus clubes, parte de la prensa reclamó que se trataba de jovencitos sin experiencia en la alta competencia. Hoy son indiscutibles. No les pesó la camiseta, se hicieron grandes en la cancha, y demostraron una personalidad hasta entonces desconocida en el futbolista chileno. El próximo gobierno requiere de la misma savia nueva, no de los sospechosos de siempre.

Además, el sentido de propósito del DT nacional es tan claro, que transmite a sus jugadores una convicción que invita a desafiar la historia. Como pocas veces antes, nuestra selección se para en cualquier estadio del mundo buscando torcerle la mano al destino. No siempre se puede, pero se lo intenta. El nuevo contingente que dirija los rumbos del país en los próximos años debe estar motivado por una convicción similar, aquella que revestida de épica busca la trascendencia. En el caso del fútbol puede ser la clasificación al Mundial o el logro de un campeonato inédito, en la política chilena debe ser alcanzar el desarrollo en una estrategia verdaderamente inclusiva. Tal como lo hace Bielsa con sus muchachos, el próximo presidente tiene que invitar a los jóvenes a escribir un nuevo capítulo, radical y transformador, en la historia de Chile.

En tercer lugar, al argentino le gusta jugar a ganador. Pone todas sus fichas al ataque, lo que a veces significa descuidar la retaguardia. Pero nadie como él cree que la mejor defensa es una ofensiva poderosa. En efecto, hemos visto ambas caras de la medalla. Fuimos vapuleados por Paraguay y Brasil en casa, pero hicimos lo propio con Colombia, Argentina y Perú. Sumando y restando, la estrategia ha dado resultados. Tenemos más puntos que en cualquier otro proceso clasificatorio a estas alturas. En el panorama político, en cambio, la crisis económica parece aconsejar todo menos osadía, en el entendido de que es preferible acentuar las seguridades. Pero sabemos que sin crecimiento alto y sostenido es mucho menos lo que podemos hacer por los chilenos más desfavorecidos. La recomendación de Bielsa es evitar el arratonamiento y buscar siempre el arco contrario. ¿Podríamos hacerlo?

Finalmente, llama la atención la analogía entre el puesto del entrenador y la posición del primer mandatario. Bielsa sabe que lo suyo es convocar las piezas necesarias, dibujar el esquema táctico, acentuar los aspectos relevantes e inspirar a sus figuras. Sabe que él no puede atajar los penales ni hacer los goles por los jugadores, que son en definitiva los que ganan o pierden los partidos. Nuestro próximo presidente debe asumir una lógica similar: Convocar, dibujar, acentuar e inspirar, pero no puede hacer el trabajo del resto del equipo. El verdadero ejercicio de liderazgo consiste en movilizar personas para que sean capaces de adaptarse dinámicamente a los nuevos retos, no en encarnar una autoridad que soluciona verticalmente los problemas. Lo mismo necesitamos de nuestros dirigentes políticos en las puertas del bicentenario. ¡A mirar fútbol se ha dicho!

Link: http://www.capital.cl/coffee-break/la-pol-tica-de-bielsa.html

6 comentarios to “LA POLÍTICA DE BIELSA”

  1. Matías Ureta Says:

    Estimado Cristóbal,

    Discrepo contigo. Joven no es sínonimo de bueno. Si ya tiene experiencia y es bueno pero no ha tenido la oportunidad ¿por qué no confiar en ellos? Con eso me refiero a que la gente de la Alianza, a quienes tildas constantemente de obsoletos, merecen una oportunidad, porque son buenos. En la política, al igual que en el fútbol, no es necesario el carnet de identidad ni “las nuevas generaciones”. Si confiaramos sólo en la renovación, ¿cómo se explica que grandes jugadores como Palermo o Verón, con más de 30 años, son nominados a la selección argentina? ¿O por qué Bielsa nomino al principio de su proceso a un viejo como Marcelo Salas? ¿O Por qué la liebre Riveros, de casi 40 años, es figura en el Everton de Nelson Acosta? La razón: en el futbol, al igual que la politica, no se juega con carnet de identidad. Longueira presidente!! Moreira Primer Ministro!

  2. Matías Ureta Says:

    Me falto decir algo. Los supuestos nuevos políticos y nuevos referentes políticos, son puros DC disfrazados.

  3. vozyvoto Says:

    Gracias Matías, un placer tenerte por estos lares. Comparto contigo la teoría de que el fútbol no se juega con carnet de identidad. Es problema es que en este caso la nueva generación aporta no sólo la frescura de rostros, sino además un estilo distinto y temas del siglo XXI para poner sobre la mesa. No hemos heredado el odio.
    PD: Guateaste al final…

  4. EMG Says:

    Este reportaje más que pedir a gritos más jóvenes porque el sólo hecho que hayan más jóvenes, creo que aboga simplemente que haya un cambio en la forma de hacer política.
    Los políticos actuales han demostrado una y otra vez que les interesa más que nada perpetuarse y seguir peleando por cosas del pasado, más que ver hacia el futuro. Por dar ejemplos, en la directiva de la UDI no se ven cambios y son los mismos nombres que permanentemente rotan. Escalona mantiene la política del matonaje, le encanta hablar de Pinochet y de la gente que lo apoyó. Si a nadie le interesara escuchar más de esa época, se quedaría sin argumentos.
    El sistema político actual (binominal) es cierto que ha dado estabilidad al país en un minuto que era necesario, pero tiene que dar un paso al costado, pedir cambio (como se diría en la jerga futbolítisca), ya que claramente impide que exista una renovación de la clase política e impide que ingresen las minorías a tener una representación real.
    No creo que lo central del tema sea el carnet, pero lamentablemente los que están ahora no han dado muestras de hacer los cambios que se necesitan para hacer la política más inclusiva, donde exista una mayor participación. En definitiva, para hacer una política que mire para adelante y no constantamente lo esté haciendo hacia atrás.
    Se espera que la gente joven y nueva en la política sí haga estos cambios, pero si un anciano quiere participar con esa disposición, también estaríamos felices que lo hiciera.

  5. valentina Says:

    yo creo q debe poner a toselli ocino vamos a perder todos los partidos
    de futbol toselli abra salio casi de los mejores porteros del mundo
    o cero q bielsa le tiene mala a toselli ocino lo ubiese puesto de acerrato
    y pinto es mas malo q todos los porteros de mundo jajajaja por q a toselli
    no le ubiese puesto los 4 goles japon jajajajaja y ubiesen ganado jjijiiji

  6. debora Says:

    loco bielsa a todos los gusta a toselli plisssss pongalo 2 o mas partidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: