CAMBIO HAY UNO SOLO

por Cristóbal Bellolio (publicada en La Tercera el lunes 14 de diciembre)

Marco Enríquez- Ominami ha quedado en el camino. Su campaña alcanzó a ilusionar a más de un millón de chilenos, más allá de las trincheras ideológicas. Básicamente porque el mensaje que mejor transmitió fue la imperiosa necesidad de renovar la elite política, damnificando en el camino la pétrea división que heredamos del plebiscito de 1988. Entendió mejor que sus contendores que la disputa no estaba en más Estado o más mercado, sino en la capacidad de empoderar a las generaciones a las cuales les llegó la hora de asumir protagonismo.

En esta cancha, pensando en la segunda vuelta, ¿juega mejor Frei o Piñera?

Aunque fue el senador DC quien primero trató de maquillar su comando con caras nuevas, el peso de los viejos cracks se hizo sentir a poco andar. Una quinta oportunidad en el gobierno choca contra las aspiraciones de renovación cifradas originalmente en Marco. El candidato de la Coalición por el Cambio no es precisamente el presidente joven del que canta Leon Giecco, pero es más probable que con su gobierno se refresquen las ideas y los estilos. Piñera debería ser aun más explícito en esta convocatoria, sacrificando todos los elementos vinculados con la dictadura. Mal que mal, fue Marco quien mejor transmitió el deterioro político y moral de la actual Concertación, que se manifiesta entre otras cosas en la extensión de sus redes clientelistas.

La presencia de grupos tradicionalmente vinculados a la Concertación dentro del buque piñerista da cierta sensación de apertura. Marco, por su parte, fue capaz de encarnar la transversalidad como ningún otro. Frei, en cambio, parece necesitar sólo a los amigos de siempre. En él no hay invitaciones a cruzar el río o cambiar de mirada. Da la sensación de que basta con los mismos.

Para que el votante de Marco se sienta cómodo marcando por Piñera en enero, el empresario debería reafirmar el compromiso de su proyecto con el reconocimiento y respeto a la diversidad de opciones de vida. El eje “valórico” debería quedar finalmente instalado en el ala liberal de la derecha.

Es esperable que los dirigentes de la Concertación y el Juntos Podemos suban el tono de la confrontación: Todos los colores contra el gris. Pero si Marco nos recordó algo en esta competencia fue la importancia de votar “sin miedo, sin odio, sin violencia”. La retórica de la exclusión y el prejuicio no son coherentes con el espíritu de la aventura marquista. Piñera está más cerca de ese espíritu.

Pero, por sobretodo, es el concepto del cambio el que busca destinatario final. Con uno “vamos a vivir mejor”, con el otro “así queremos Chile”, con Marco “sigue el Cambio”. Si el votante del díscolo diputado está comprometido con ese concepto, más allá de la protesta o la rebeldía contingente, entonces debería verse inclinado a votar por quien mejor representa dicha idea entre los candidatos en carrera. A mi juicio, es ahora Piñera quien está mejor habilitado para reclamar la bandera del cambio, cuya propuesta crece cualitativamente, y no suma votos, si es capaz de incorporar parte de la aspiración que satisface Marco.

 Link: http://latercera.papeldigital.info/?2009121401#23

http://blog.latercera.com/blog/cbellolio/entry/cambio_hay_uno_solo

Anuncios

3 comentarios to “CAMBIO HAY UNO SOLO”

  1. Roberto Says:

    Me parece sano lo que ha hecho Marco de remover un poco el ambiente político. Más allá de las diferenias que pudiera tener con sus planteamientos, es gratificante ver que las elecciones no son tan predecibles como le gustaría a la Concertación.
    El unico problema que veo en Marco, es que para mi gusto debe dejar ese discurso de atacar a los demás diciendo majaderamente que son “del pasado”. Es cierto, pero ese discurso empieza a gastarse demasiado rapido cuando es el mismo quien constantemente esta recordandonos eso.
    Decir que Piñera representa “Lo más cruel del mercado” tambien me suena a panfletario. Hay que dejar de meterle miedo a las personas, y discutir ideas, sin las trincheras que hoy vemos, tal como lo dice MEO.

  2. Oscar Gayoso Donzé Says:

    Ciertamente muchos de los que se encantaron con Marco estaban “más allá de la trincheras ideológicas”, pero Marco se mantuvo no siempre explícitamente en un modelo específico de izquierda lo que ha quedado de manifiesto en su discurso de cierre y el las declaraciones de su padre y de Marambio.

  3. Sergio Mujica Says:

    MEO carga una importante mochila politica familiar. Es cosa de mirar sus mentores y circulo cercano, incluyendo al mecenas de su campana, max marambio. Sus ultimos discursos han incluido frases tomadas de discursos de salvador allende. Es muy ingenuo pensar que MEO no tiene una posicion intrinsicamente marxista/castrista/mirista… sobre todo cuando su discurso de campana ha sido notablemente ambiguo, aunque salpicado de algunas aseveraciones irrenunciables, como justificar la dictadura castrista porque hay un embargo vigente… no resiste analisis! saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: