Ex presidentes y la renovación concertacionista

Patricio Navia analiza el difícil panorama de la oposición en esta clarísima columna publicada el sábado 19 de junio en La Tercera:

Nada es más contradictorio con el mensaje de renovación en la Concertación que la imagen de  sus ex presidentes impulsándola. A menos que se genere desde abajo y se evidencie en nuevos liderazgos, la oposición no volverá a seducir a una mayoría del electorado. Si es patrimonio de los poderes fácticos, el discurso de renovación seguirá centrado en defender el pasado, más que en convocar a soñar con el futuro.

En parte, la Concertación perdió por no saber combinar cambio con continuidad, y el símbolo de ese desbalance fue tener a un ex presidente de candidato.

Ahora, los poderes fácticos centroizquierdistas parecen creer que la derrota fue sólo por responsabilidad de un mal candidato. Pero Eduardo Frei era mejor candidato en 2009 que en 1993, cuando arrasó. Sólo que en a comienzos de la transición era sinónimo de futuro y  esta vez simbolizó el pasado. Además, la Concertación también perdió votación en las parlamentarias y en las municipales de 2008.

El debate intelectual entre las bondades y debilidades del Estado y el mercado no resuena en una población que quiere oportunidades y protección. Pero además de afinar el mensaje para ajustarlo a la realidad de los chilenos, la oposición debe trabajar en el mensajero. Es improbable que un ex mandatario modifique su discurso sin perder credibilidad. Peor aún, aunque su mensaje se centre en el cambio, la fuerza de su presencia sólo comunicará continuidad.

Por cierto que los ex gobernantes pueden contribuir a la renovación, pero participar no equivale a liderar. Tampoco corresponde hacer un llamado al retiro y simultáneamente, intentar imponer nuevos liderazgos. Es cierto que la responsabilidad no sólo cabe en los ex mandatarios. Los príncipes DC deben demostrar real voluntad de ser reyes y la izquierda debe resistir la tentación de protegerse al amparo de una popular madre.

Los nuevos líderes deben ser capaces de pasar a retiro a sus padres y madres. Pero es más difícil lograrlo cuando los ex presidentes insisten en seguir liderando.
 
Las imágenes valen más que mil palabras. Por más exitosos que hayan sido los gobiernos de Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet, hoy son sinónimo de pasado.

La renovación concertacionista no será una realidad mientras la voz cantante la lleven ellos. En la medida que los nuevos líderes reemplacen a los ex presidentes y sean capaces de convertirlos en sabios consejeros privados, el mensaje de renovación en un contexto de continuidad y cambio se escuchará y verá fuerte y claro.”

Link: http://blog.latercera.com/blog/pnavia/entry/ex_presidentes_y_la_renovaci%C3%B3n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: