La Falacia Anarquista

por Jorge Gómez Arismendi

La detención de 14 personas en llamada Operación Salamandra, acusadas de colocar bombas durante 7 años, ha provocado un debate público sobre el significado del anarquismo.

En términos teóricos, este debate ha dejado en evidencia el desconocimiento de la prensa, las autoridades y los supuestos cultores de tradiciones socialistas y libertarias. Bajo ese desconocimiento, de un lado, a priori catalogan de anarquista cualquier grupo antisocial; de otro, defienden la violencia por ser supuestamente inocua.

El anarquista individualista Benjamín Tucker, decía que “existe una forma muy fácil de darse cuenta de quién es Anarquista y quién no lo es. Una pregunta lo decidirá rápidamente: ¿Cree o acepta usted alguna forma de imposición por la fuerza sobre los humanos? Si acepta alguna, usted no es un Anarquista. Si no acepta ninguna, usted es un Anarquista”.

En esa pregunta, Tucker trae al tapete simultáneamente dos conceptos claves del anarquismo individualista –que en lo personal considero el único coherente-: el de anarquía como ausencia de dominio; y el de acracia como ausencia de coacción (agresión). Es decir, reconoce la autonomía y soberanía individual (autoposesión) como principio esencial de la ética libertaria.

El reconocimiento de la autoposesión implica la existencia de individuos soberanos, con capacidad para autogobernarse, dueños de su trabajo y lo que producen con éste (lo que implica el reconocimiento de la propiedad privada y la libre disposición del producto de éste, es decir el libre mercado). De esos principios surge la contraposición contra toda forma de dominación, la autoridad y el Estado –en cualquiera de sus formas monárquica, eclesiástica y política racional legal- en cuanto forma monopólica de dominación y agresión.

En esto coincide Emile Armand, quien dice “puede considerarse como anarquista a todo el que después de una reflexión seria y consciente, rechaza toda coerción gubernamental, intelectual y económica, o sea toda dominación” (El anarquismo individualista qué es y qué no). Tucker y Armand siguen la línea de Proudhon, quien definía la anarquía como “gobierno de cada uno por sí mismo -en inglés: self-government- un orden social fundado sólo en transacciones e intercambios” (El principio federativo).

Bajo esa idea, la sociedad se concibe como libre cuando no existe coacción sobre los individuos, lo que sería una acracia, y por tanto pueden llevar a cabo libres acuerdos sin interferencia alguna, lo que no descarta el castigo hacia quienes arremeten contra la vida y la propiedad de otro, por tanto defiende la legítima defensa y la libre asociación para ello.

Pero ¿Qué se desprende de lo anterior en cuanto al tema de los bombazos?

Algo más importante aún. Que desde el punto de vista del credo libertario, bien estudiado y entendido, cualquier forma de agresión sobre el individuo, para forzarle a pensar o actuar de determinada forma y en nombre de lo que sea (dios, el rey, la patria, el pueblo, el estado, la libertad, la igualdad y un largo etc) es ilegítimo. Benjamín Tucker era claro en decir que la misión de los anarquistas “en el mundo es la abolición de la agresión y de todos los males que de ella se derivan”.

Si reconocemos el principio de autoposesión de cada uno (raro es que alguien lo haga, pero los hay), ninguna persona -ni autoridad- es dueña de la vida de otro ser humano, ni de sus creencias, ni de su trabajo. En definitiva, nadie puede agredir a otro arbitrariamente, excepto si es en defensa propia.

En otras palabras, la violencia contra otro o su propiedad, por motivos que van más allá de la legítima defensa, nunca es válida, sean cuales sean los justificativos o los fines que se defiendan.

Por eso, los anarquistas individualistas -como los de la tradición estadounidense a la que pertenece Tucker y Spooner- promueven el pacifismo, rechazan la conscripción militar por considerarla una forma de esclavitud legalizada, y cualquier pretensión de tutela que implica la intervención de colectividades y sus mandatarios en la vida de los individuos, como la tutela moral, política o económica.

Por lo mismo, se oponen a la protección y privilegios que da el Estado a los monopolios (del dinero, la tierra, los aranceles y las patentes según Tucker) y grandes poderes económicos en cualquiera de sus formas (como Mercantilismo; Capitalismo -que algunos confunden con libre mercado-; o Socialismo de Estado).

En lo anterior radica el hecho de que tampoco creen en la violencia como herramienta política ni como método para llevar a cabo cambios sociales porque implican una lógica autoritaria. Por eso se oponen a cualquier pretensión de instaurar una dictadura proletaria, por considerarla otra forma de invasión y agresión, que implicaba el mero reemplazo de unos dominadores por otros. Haciendo alusión a los comunistas de Chicago, Tucker decía: “su comunismo es otro Estado, mientras mi cooperación voluntaria no es, en absoluto, un Estado”.

En este sentido, Armand es claro en decir que: “Aunque los monopolios y los privilegios sean trasladados de las grandes asociaciones capitalistas a la comuna, el individuo se halla igualmente desnudo de recursos que antes. En lugar de hallarse dominado económicamente por la minoría capitalista, lo es por el conjunto comunista. Nada le pertenece, es un esclavo”.

¿A qué va todo ésto, dirán algunos?

A que la mayoría de los autoproclamados “anarquistas” no conocen el principio de autoposesión ni el derecho de propiedad o posesión, y por tanto no entienden que la agresión o la disposición a ella, son el primera gran mal que existe en las sociedades actuales.

Erróneamente, en base a su confusión conceptual básica, creen que –siguiendo lineamientos más bien autoritarios que libertarios- el ejercicio de la violencia contra lo que denominan “el capital, el Estado, la propiedad, el libre mercado” sirve para “agudizar las contradicciones sociales y cambiar las bases de la sociedad, liberándola de su esclavitud”.

Claramente no saben que el padre del anarquismo, “Pierre-Joseph Proudhon, aunque sea conocido por decir “la propiedad es un robo” (queriendo decir que los privilegios de la propiedad causan las condiciones de explotación), también dijo que “la propiedad es libertad” en el sentido de que el hombre sólo es libre cuando es el único propietario de lo que posee y lo que crea” (Per Bylund)

Por eso, contrario a lo que piensan estos falsos anarquistas, sus acciones violentas contribuyen a aumentar los espacios donde el Estado interviene, dándole argumentos a quienes detentan el poder, para justificar sus acciones coactivas y el crecimiento de sus aparatos policiales.

Su actuar no es libertario, sino funcional al autoritarismo.

Anuncios

7 comentarios to “La Falacia Anarquista”

  1. francisco Says:

    la raja y acalratorio de link.. felicidades

  2. Claudio Fuentes Bravo Says:

    La conclusión principal de tu columna es que los denominados anarquistas en el caso bombas, (1) serían falsos anarquistas. Una observación añadida a esta conclusión, es interesante: (2) se asume que un objetivo de los falsos anarquistas, serían un despropósito, dado que generan exactamente lo contrario a lo que buscan.
    En otras palabras los inculpados en el caso bombas, serían fundamentalmente ignorantes y especialmente torpes.
    (1) sólo es aceptable si seguimos el orden y los supuestos de tus definiciones de anarquismo.
    (2) no creo que los efectos prácticos de las acciones de los anarquistas hayan sido en la historia del anarquismo un freno de los objetivos que los anarquistas se plantearon. el anarquismo hasta donde yo sé no es una doctrina pragmáticamente orientada.

    Todo se originaría en una confusión conceptual.
    Para aceptar tus argumentos debería aceptar la hipótesis general que asume como causa de las acciones violentas una falla en los procesos de deliberacion racional. ¿Es posible sostener que el desconocimiento, la confusión conceptual, la ignorancia, el error, es causa de acciones violentas, voluntarias y concertadas?
    Me parece una hipótesis ingenua.
    Es por lo menos tan probable como la hipótesis implícita en el texto, que los imputados en el caso bombas conozcan, valoren y hayan reflexionado en profundidad acerca de los fundamentos conceptuales del anarquismo y aún así, o gracias a ello pasen desde el nivel deliberativo a la acción violentista.
    saludos cordiales,
    CFB.

  3. Cristobal Says:

    Que excelente columna. Gracias.

  4. Jorge Says:

    Estimado Claudio

    En cuanto a mis conclusiones:

    1) efectivamente apunto a que el apelativo anarquista, que aplica la prensa y probablemente los mismos individuos a sí mismos, es errada. No sólo porque al hacerlo se desconoce u obvia las vertientes pacifistas y anti autoritarias del anarquismo (considerándolo erróneamente “una doctrina pragmáticamente orientada”).

    Ahí existe un error conceptual profundo porque se relaciona cualquier acción violenta con la idea de anarquismo, aún cuando la acción violenta no necesariamente tenga como leiv motiv acabar con el Estado o establecer una sociedad anarquista, sino tomarlo por asalto, o un carácter meramente delictivo.

    2) Por lo mismo, y desde un punto de vista teórico, las acciones no sólo son un despropósito sino que no van acorde con muchos de los principios que ciertas vertientes anarquistas plantean.

    Por lo mismo, y en cuanto a tus conclusiones:

    1) De lo anterior no necesariamente se desprende que los acusados son ignorantes o torpes. Probablemente mezclan planteamientos ideológicos –porque algo de ideología guía las acciones- pero no son anarquistas en sentido estricto.

    2) En el artículo, en ningún caso he referido ni he tratado de buscar respuesta a la causa que genera las acciones violentas, menos en la psiquis de los involucrados. Eso sería aceptar la tesis de que el terrorismo se produce en mentes desquiciadas o irracionales, lo que no es cierto.
    Por tanto, es errado cuando dices “Para aceptar tus argumentos debería aceptar la hipótesis general que asume como causa de las acciones violentas una falla en los procesos de deliberación racional”.

    En ningún caso digo que una falla en el proceso de deliberación genera la acción violenta. Sí digo que si se considera la teoría anarquista en su plenitud y evolución, ellos y sus acciones no son anarquistas.

    3) Es más, claramente puede ser que los inculpados hayan estudiado algo de anarquismo, pero eso no los hace anarquistas desde un punto de vista teórico.

  5. Claudio Fuentes Bravo Says:

    Estimado Jorge,
    cuando dices:
    “la mayoría de los autoproclamados “anarquistas” no conocen el principio de autoposesión ni el derecho de propiedad o posesión, y por tanto no entienden que la agresión o la disposición a ella, son el primera gran mal que existe en las sociedades actuales”, estas explicitando una relación causal o de consecuencia (marcada por el “por lo tanto”) entre el desconocimiento del principio de autoposesión…. y la incomprensión de que la agresión es un “gran mal social”.
    Luego en tu respuesta a mi objeción dices:
    “En ningún caso digo que una falla en el proceso de deliberación genera la acción violenta. Sí digo que si se considera la teoría anarquista en su plenitud y evolución, ellos y sus acciones no son anarquistas.”
    Claramente haces depender en tu texto original la violencia de una mala comprensión de ciertos conceptos.
    En tu respuesta reformulas el punto de vista, ahora estás afirmando que “si consideramos el anarquismo en su plenitud y evolución (¿?) entonces las acciones violentas no son anarquistas (¿?). De aquí se desprende que si no lo definimos así, entonces la agresión contra la propiedad es anarquista. No hay gran avance en tu argumento.
    En otras palabras, si formulamos tu argumento de manera más clara sería algo así: ” P es X, no obstante, si P es definido como P1, entonces P1 no es equivalente a X”.
    Saludos,
    CFB.

  6. Jorge Says:

    Estimado Claudio, la cuestión es más simple aún.

    En primer lugar, es errada tu conclusión en cuanto a decir que planteo que la violencia deriva de una mala comprensión de ciertos conceptos.
    Y vuelvo a insistir, en ningún caso trato de explicar el por qué de las acciones, sino que indico que no corresponden a tácticas anarquistas desde el punto de vista anarco individualista.

    Lo único que digo en el fondo y eso es lo simple, es que la violencia -y cualquier acto de violencia- no es en sí una táctica anarquista, y ese es el error que cometen muchos al decir que cualquiera que coloca una bomba: ¡Debe ser anarquista! o ¡Es anarquista!

    Ahí radica el hecho de que si uno conoce todas las vertientes teóricas del anarquismo, considera inapropiado y profundamente errado tachar de anarquista a cualquier organización que comete actos violentos por ese hecho. (Aplicado a los medios de comunicación).

    Más aún si se consideran los planteamientos anarco-individualista, desde los cuales hago la crítica, es irrisorio considerar la violencia contra personas o la propiedad como una táctica anarquista válida (aplicado a los involucrados).

    Saludos

  7. D. Rodríguez Says:

    El articulo es nada más que una aproximación para entender el anarquismo individualista, solo eso. de hecho no trata de aproximarse a ningún otro tipo de anarquismo que existen y son miles.

    La conclusión que tiene el articulo es: bueno estos cabros que dicen ser anarquistas, no cumplen los anarco mandamientos y por ello no lo son.

    Según ese criterio chile no podría considerarse un pais cristiano o nadie podría identificarse con un pensamiento sin ser totalmente consecuente con este. (mmmmm) y puede que estos locos terminen siendo funcionales. Pero todo tipo de resistencia podría ser considerado funcional mientras no resulte victorioso.

    Yo creo que claro que acá lo que se pelean son los conceptos, como muy bien dijo al comienzo, en los medios a cualquier gil por la mas mínima desobediencia le llaman anarquista. sin ningún rigor de ningún tipo.

    El problema es que a nivel judicial pasa lo mismo a cualquier indio o punky le llaman terrorista.
    Y la definición de terrorista de ellos es que crear temor en la sociedad y punto.

    Los 14 cabros están presos por asociación ilícita y por eso se allanan casas ocupas, Pero cuando una asociación se vuelve ¿ilícita? osea los actos de la organización podrían llegar a ser delitos, pero el organizarse en si es un derecho. ¿porque no llevamos presos a algún centro de alumnos que organizó una marcha?¿o un corte de calle?

    y claro los medios sesgados de chile se espantan cuando saben que esta organización terrorista recibe plata del extranjero, 950 euros (como 600 lucas) y eso es suficiente evidencia como para tratar a la asociación como de terrorismo internacional.

    Las bombas de ruido no dejan traza como dice el informe policial, pero la fiscalia encontró trazas de pólvora y dinamita en la ropa de los cabros.

    Se han puesto mas de 90 bombas en chile y solo una victima, las bombas que ponen son mas escandalosas nada más. como un grafiti que dura unos segundos en una pared ajena.

    Después de los allanamientos del 11 de diciembre en los que los pacos se llevaron la bicicleta de un amigo y unas cuantas más. catalogando las como “material subversivo”

    El metódico juez Xavier Armendáriz, no encontró nada, pero se necesitaban culpables y llegó Alejandro Peña. En pocos días un interdicto declara y catorce van a la cárcel. Peña es especialista en organizaciones narcotraficantes y aplico el mismo modelo buscando “lideres” y secuaces.

    Si el problema son las bombas, tres personas con 20 lucas pueden hacer varias sin un jefe o una organización terrorista tras ellos.

    El caso bombas es un montaje, si es justificable poner bombas de ruido o pintar fuego al capital en una pared. es una discusión menor cuando un estado lleva presos a gente sin probar si son culpables o inculpandolos directamente.

    Creo que el estado esta actuando como terrorista, la prensa infunde el terror en la población y la policía los calma desquitandose con inocentes.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: