PARODIANDO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

por Cristóbal Bellolio (publicada en El Mostrador el jueves 7 de octubre)

En septiembre de 2005 un periódico de Dinamarca publicó 12 caricaturas del profeta Mahoma, las que indignaron al mundo islámico. En medio de crecientes protestas, el gobierno danés respaldó la libertad de prensa dentro de su territorio. La misma actitud tomaron varios estados y medios de comunicación europeos (particularmente noruegos, alemanes y franceses, que publicaron las polémicas imágenes en señal de solidaridad). En marzo de 2007, los tribunales franceses absolvieron a un diario parisino que fue acusado de “injurias con base religiosa” por replicar las caricaturas. El viejo continente, receptor masivo de inmigrantes musulmanes, se encontró frente a un potente dilema: elegir entre la libertad de expresión y el respeto a una determinada cultura. Entonces, consistentemente, optó por la primera.

Nos acabamos de enterar que el Estado de Chile, en cambio, opta por la segunda. A través de uno de sus órganos autónomos (el Consejo Nacional de Televisión) presenta cargos contra un programa de televisión por parodiar la figura de Jesús, el Nazareno. En sus considerandos (después de un hilarante y detallado relato de las escenas en cuestión) el CNTV tiene la delicadeza de precisar “que el ataque se haga al Cristianismo, que es la religión mayoritaria de los chilenos, no hace más grave la ofensa, pues sería igualmente reprochable un ataque similar dirigido al Islam, al judaísmo o a cualquier otra religión amparada por nuestra Constitución”. ¿Queda alguna duda de la posición que toma nuestra institucionalidad cuando hay que priorizar entre los valores de libertad y religión?

En sus argumentos, el CNTV considera que la sátira es doblemente “una manifestación de intolerancia (que vulnera) el principio democrático”. Me parece una acusación errónea. Respecto de la primera, podemos recordar que los actores del programa no impiden el desarrollo normal de ningún culto, ni obstaculizan la realización de otros programas que se mofen de sus propias preferencias religiosas, ni tampoco fuerzan a la audiencia cristiana a permanecer con los ojos abiertos frente a sus televisores… ¡la responsabilidad cívica de la tolerancia recae en este caso justamente en los católicos!; Respecto a la segunda, no logro comprender la alusión al “principio democrático”, toda vez que el asunto tiene esquiva relación con la igualdad política de los ciudadanos (suponiendo que la expresión hace algo más que adornar la frase).

En otro caso tratado en la misma sesión, el CNTV desechó la presentación de cargos contra otro estelar donde se parodiaba a la “iglesia maradoniana” (aunque obviamente los demandantes fueron católicos heridos en su sensibilidad por la imitación de la liturgia eucarística), por considerar que dicho culto es “una creación burlesca de sus más fanáticos seguidores”. No quiero ni pensar en la posibilidad de que personas racionales consideren que un jugador de fútbol es una divinidad, pero si las hubiera ¿no sería entonces esta forma de referirse a ellos abiertamente intolerante y discriminadora? ¿O acaso no son todas las confesiones religiosas, puestas en el banquillo de la razón, igualmente descabelladas? ¿Qué ocurrirá el día en que un legítimo creyente de la espiritualidad Jedi demande a un locutor radial, conocido trekkie, por divulgar pestes del maestro Yoda? ¿Dónde quedan entonces la “tolerancia” y  el “principio democrático”, según la lectura del “heterogéneo” CNTV?

El Presidente del organismo acaba de declarar que se sintió ultrajado “como cristiano y como católico”. Esperemos que su confesión no haya influido en la decisión, pues el Estado de Chile no debe priorizar la concepción particular del bien de sus titulares temporales. De lo contrario, el día que se multipliquen los ateos en altas investiduras, vayámonos olvidando de los sabrosos trasnoches evangélicos y de esos imperdibles comentarios pastorales después de las noticias.

Salvo que, finalmente, decidamos seguir el ejemplo de las democracias desarrolladas y optar por el camino de la libertad de expresión cuando inevitablemente colisione con la protección de la religión.

Link: http://www.elmostrador.cl/opinion/2010/10/07/parodiando-la-libertad-de-expresion/

Anuncios

7 comentarios to “PARODIANDO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN”

  1. fernando Says:

    Muy buena reflexión. Esta decisión no sólo hay que protestarla: hay que desnudarla en su irracionalidad.

  2. Diego Garcia Says:

    Tratar a los maradonianos de fanaticos es algo manifiestamente intolerante y discriminador: ¡Bravo! Me imagino que a estas alturas piensas lo mismo de referirse a los “gordistas bacheletistas analfabetos funcionales” como “fanaticos”. El CNTV dejo la peloa dando bote en el area chica, no hiciste mas que terminar de meterla en el arco: bien hecho. Algo que extrañe en aquellos articulos sobre los significados de la encuesta CASEN y otras yerbas, fue tu falta de consideracion por todo lo relacionado a las exigencias de la razon publica como parte del liberalismo politico. Esta bien imaginar y provocar, pero hay que dar razon de los propios dichos. En caso contrario, no hay diferencia entre “analista politico” y “grupiento”. El CNTV falla -tal como lo hciera antes la Corte Suprema con “la Ultima tentacion de Cristo”- a partir de supuestos que no resisten la prueba de la razon publica. No todas las religiones, ni todo dentro de todas ellas, es descabellado, o no lo es mas descabellado que tener fe en la mano invisible o en el principio de induccion. Despues del falsacionismo de Popper, hasta los cientificos duros afirman cosas nada mas que porque tienen fe en ellas, y nada mas. Pero no todos tenemos por que creer en las mismas cosas, dadas las cargas del juicio (Rawls). Eso deja pendiente la pregunta si el sarcasmo deberia tener algun tipo de limitaciones si acaso es humillante, denigratorio o insultante. Pero me imagino que esas cuestiones precisan de mucho juicio prudencial y casuistico. Saludos y disculpas por la ausencia de tildes,

    diego garcia
    bilbao, vizcaya

  3. vozyvoto Says:

    “The exclusive pretension made by a part of the truth to be the whole must and ought to be protested against; and if a reactionary impulse should make the protestors unjust in their turn, this one-sideness, like the other, may be lamented but must be tolerated” (John Stuart Mill, On Liberty)

  4. Diego Garcia Says:

    That’s all? What do you think about racism or sexist speeches in media, for instance? Do you have an own opinion about this matters, or just only the unreflexive invocation of John Stuart Mill’s authority (to whom God save in his glory)? Any idea about the “comunicational impact” of these speeches -in Bellolio’s terms-?

    With my best regards (oh, my God! What a corny!!!)

  5. vozyvoto Says:

    Disculpa, no era una respuesta a tu comentario, sino al argumento de que la carga de la tolerancia debe recaer en los creadores del programa y no de los católicos (quienes son, en estas materias, los poseedores de la Verdad revelada).
    Pero en cierto sentido se puede extrapolar, ya que lo pones en esos términos, a la idea de privilegiar el ámbito más extenso de libertad de expresión por sobre la protección de ciertos grupos. En todo caso, si bien Mill esboza un criterio (“Harm to others”), hay un océano de interpretaciones sobre qué entenderemos por “harm to others”. Toda acción impacta directa o indirectamente, actual o potencialmente, en terceros. Por eso hay otros requisitos, que van desde la construcción de un catalogo de derechos inviolables (ej. “tengo derecho a no ser ridiculizado por mi vestimenta”) hasta la que tú mismo mencionas: la generación de una razón pública que, valga la redundancia, sea razonable en contextos pluralistas.

  6. Diego Garcia Says:

    OK, Cristobal. Un abrazo en la lengua de Vargas Llosa,

    diego garcia

    (from Basque Country, of course)

  7. Tópicos de Marketing Digital UC » Nosotros, que hicimos tanto el amor, ahora lo hemos deshecho Says:

    […] a un locutor radial, conocido trekkie, por divulgar pestes del maestro Yoda?” dice Belolio en su columna sobre la libre expresión, refiriéndose la última decisión del CNTV de sancionar al club de la comedia por parodiar a la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: