LA PROVIDENCIA GRANDE

por Cristóbal Bellolio (publicada en Panoramas News, edición del 13 de enero de 2012)

No me engaño. Estoy perfectamente consciente de que el interés mediático y la adhesión espontánea que ha recibido mi precandidatura a la alcaldía de Providencia está gatillada por los vergonzosos episodios que ha protagonizado recientemente Cristián Labbé.  He observado como agrupaciones de vecinos, partidos políticos y redes sociales proceden a alinearse en una especie de “cruzada moral” para impedir que acceda a su quinto período al mando de la comuna. Yo he decidido hacerme cargo de esa demanda y portar esas banderas en la contienda municipal de octubre de este año. Sin embargo no me engaño. La idea de “sacar a Labbé” cumple una función preliminar, llena la mitad de la piscina, es condición necesaria pero no suficiente. La tarea ahora es convencer al habitante de Providencia de que tenemos un mejor proyecto, serio y ambicioso a la vez, para la comuna. El desafío es transmitir que no sólo somos una mejor carta desde el pragmatismo electoral, sino además que tenemos las herramientas para dibujar la Providencia después de Labbé.

Soy de aquellos que creen las políticas públicas no son neutras, sino que emanan de una visión respecto de qué tipo de sociedad queremos. Me gustaría compartir algunas nociones sobre esa visión, aplicada esta vez a nivel local.

Providencia es sin duda un lugar privilegiado. Cuenta con recursos suficientes para desarrollar una amplia gama de iniciativas, se encuentra en el corazón de la capital en contacto con diversos mundos santiaguinos, su trajín cotidiano exhibe la complejidad del nuevo Chile, su población residente se va haciendo más heterogénea, sus liceos y colegios representan la llave de miles de jóvenes hacia la igualdad de oportunidades, sus estándares de calidad de vida son muy superiores al promedio nacional, y su equipo de funcionarios municipales realiza una gestión destacada en todas las mediciones. Con todas estas ventajas, la comuna que yo sueño es la Providencia de puertas abiertas, la Providencia inclusiva, la Providencia grande al servicio de Chile. Los residentes de Providencia deben ser los orgullosos anfitriones de una microciudad que refleja lo que todo chileno quisiera que fuese su comuna.

Es importante entender que la idea de una Providencia conectada y diversa no significa la rendición ante el progreso que asfixia la vida de sus residentes. Más bloques de concreto no es la solución. La vida de barrio pasa por el diseño de ciudades a escala humana, donde las prioridades estén puestas en la autonomía y la felicidad de los vecinos. Sin desarrollo sustentable, seguridad ciudadana, preservación patrimonial y espacios familiares no hay progreso que valga. Estoy convencido de que la inversión futura será con nosotros mucho más sensible a estas tensiones y demandas.

Creo en las posibilidades de la creatividad humana y mi propuesta es escuchar todas aquellas ideas –por descabelladas que parezcan en un comienzo- que apunten a transformar a Providencia en una comuna excepcional en compartir lo público y respetar lo privado. Esto es posible hacerlo en marcos amplios de participación y encuentro cívico, más difícil con liderazgos verticales y despóticos. La metodología liberal que busco interpretar admite que no tiene todas las respuestas y sale a buscarlas con humildad, con mucha oreja y empatía con los problemas del otro, mientras por el contrario el modelo autoritario se las sabe por libro, aplicando discrecionalidad como si de un feudo medieval se tratara. La comuna que tengo en mente administra las tensiones de la libertad, mientras la comuna autoritaria permite a algunos y niega a otros la posibilidad de ejercer dicha libertad.

El tiempo de la actual administración ha terminado. 16 años son suficientes. Nuevos tiempos requieren nuevos desafíos, nuevas ideas y nuevos liderazgos. Tenemos las ideas matrices de esa Providencia Grande del siglo XXI, polis de encuentro ciudadano, hervidero cultural, pulmón del sector Oriente, crisol de nuestra diversidad, niveladora de la cancha nacional, sueño de una vida urbana mucho mejor vivida.

Link: http://www.pnews.cl/edicion/2012/57/

http://www.pnews.cl/2012/01/13/bellolio-arremete-contra-labbe-se-acabo-la-derecha-autoritaria-en-providencia/

Anuncios

Una respuesta to “LA PROVIDENCIA GRANDE”

  1. Sebastian Valenzuela Says:

    Que la suerte, el sentimiento de renovación y buen discernimiento residencial lo acompañen, saludos profe !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: