Archive for 22 febrero 2012

Entrevista al candidato por alcaldía de Providencia Cristóbal Bellolio

febrero 22, 2012

Grabada en CNN Chile el martes 21 de febrero de 2011.

Primera parte:

Segunda parte:

Tercera parte:

Link: http://cnnchile.com/nacional/2012/02/22/entrevista-al-candidato-por-alcaldia-de-providencia-cristobal-bellolio%28primera-parte%29/

Bellolio y Bowen: los treintañeros kamikazes

febrero 17, 2012

por Álvaro Castañón (publicada en El Dínamo el 9 de febrero de 2012)

Ya son años hablando de renovación y nuevos movimientos.  Ya son poco creíbles aquellas profecías sobre la juventud que “los mismos de siempre”  dirigen místicamente en cada discurso, pero que nunca se concretan. Y ya son cientos los no tan jóvenes treintañeros que han sufrido una poco agraciada muerte política. Son ellos, los que hoy brillan en las empresas por su trabajo, los que son destacados como líderes de emprendimientos en organizaciones no gubernamentales o espacios académicos. Son aquellos, los treintañeros, los que ganan día a día el respeto de sus pares por un conocimiento acorde a un mundo que ha evolucionado, y que han sabido comprender y aplicar.

Pero en política todo ha sido distinto. Los sujetos que en su momento levantaron -por primera vez- la voz contra un sistema de gobierno liderado por la Concertación, y que en emblemáticos rostros supieron gritar verdades incómodas, hoy se encuentran olvidados y sin el reconocimiento de sus luchas, que sirvieron como precedente a las  actuales. Aquellos que entre lo público y lo privado empecinados siguieron con su ideal político, no se convirtieron en más que una promesa. Jóvenes brillantes que algún día serán los herederos de la política, los creadores de nuevos movimientos y los que pongan el ramo de gladiolos sobre la tumba de “los mismos de siempre”.

Emblemáticas promesas resultan Cristóbal Bellolio y Cristián Bowen, vanguardias de la “opción independiente”. Uno liberal y el otro jesuita, concordaron en una lista a la Federación de Estudiantes de la UC,  sin el apoyo  de los -entonces- potentes partidos políticos. Fueron los primeros en instaurar una opción contemporánea “apartidista” como lo mejor para la política universitaria. Es así, como desde éste movimiento del año 2002 hasta nuestros días, varias Federaciones de Estudiantes se ganan con el peso de los independientes.

¿Error a largo plazo? Difícil de responder. Pues no se conformaron con terminar en el escritorio de algún ministerio -como otros- y hoy gozar de la reinserción laboral o de alguna grúa política. Cultivaron experiencias en distintas áreas, coronando con una apuesta a la especialización. Así, uno llegó a la University College London y el otro a Harvard University. Siempre transformados en promesas, y con una juventud espiritual digna de Chespirito.

Así la historia hasta nuestros días, que nos volvemos a enfrentar a aquel maravilloso acto cívico que llamamos elecciones. Pero este 2012 las elecciones municipales prometen están más entretenidas que nunca, con los jóvenes como protagonistas y su impredecible voto como carta de pánico. Es justamente la mixtura del nuevo voto con la revolución de aquellas promesas la que se puede transformar en una cuota de esperanza a nuestra lamentable vida política.

Bellolio, al amparo de “Red Liberal” y con unos coqueteos políticos que han sacado más de una roncha -logrando así completamente su objetivo-, aspira a ser el verdugo del poco virtuoso Cristian Labbé en Providencia. Su candidatura tiene grandes cuotas de esperanza, pues contando con el mismo Labbé como promotor de su derrota, la cosa se pone más factible. Esto, sin desmerecer el rol que ha cumplido Cristóbal en el columnismo, o más importante, al levantar movimientos políticos nacidos desde internet, leyendo adecuadamente el lugar donde se concentra el debate político de la juventud.

Por su parte, Cristián Bowen, que pese a levantar su candidatura al amparo de “los príncipes” de la DC y mostrando así su peor debilidad, ha sabido marcar un compromiso con una llamada renovación, la que puede ser algo concreto si su mirada va más allá de los lotes partidistas. Su presente esta marcado por el fracaso de otra promesa, Sebastián Bowen, de quien se tendrá que desmarcar traicionando los intereses personalistas de sus “padrinos”, pero buscando grandes logros colectivos a futuro. Respecto a su candidatura en Renca; la tiene absoluta y lamentablemente perdida, sea por el peso de la alcaldesa actual o por su poco trabajo de posicionamiento a nivel local y nacional.

Pero más allá de promesas, jóvenes a los que el tren se le fue y candidaturas kamikazes, Bellolio y Bowen tienen una tremenda posibilidad; transformar su trabajo en la renovación política más dura; la de los partidos. Justamente ellos, pertenecientes a una generación de la que ya no se esperaban grandes cosas, pueden ser los que den una potente señal de cambio al interior de la política. Bowen, reciclando a la DC y Bellolio con un movimiento que por primera vez tenga una ideología y oferta programática post “gobiernos concertacionistas”.

Sus candidaturas pueden ser el inicio de una “Agenda B” donde el fin no sea ganar un sillón comunal, sino que sea ganar un espacio para un colectivo que viene justo en las generaciones de los actuales jóvenes veinteañeros. Su meta, puede ser la de transformarse en los “carne de cañón” de una nueva política.

Ahora, sólo dependerá de ellos el futuro de sus carreras políticas. Tendrán que tomar grandes decisiones y cuidarse de la delgada línea que divide lo personal de lo colectivo, la valentía de aquello que resulta más fácil. Así todos podremos ser testigos de cómo se sacan de encima aquel slogan de “promesa”, o como otros, vuelven derrotados a la catacumba de sus movimientos políticos, esperando con corazón joven y ramo de gladiolos en mano que alguno de “los mismos de siempre” ya no nos acompañe. 

Link: http://www.eldinamo.cl/blog/bellolio-y-bowen-los-treintaneros-kamikazes

Think Punk Enero

febrero 10, 2012

La primera entrega veraniega de revista Capital -publicada el 27 de enero de 2012- trae la segunda versión del remozado Think Punk, como siempre con textos de Cristóbal Bellolio y diseño de Gonzalo Pino. Échele un vistazo en ThinkPunkpeliculas

PD: El texto es anterior al acuerdo RN-DC en torno al cambio de régimen político.

CONCERTACIÓN: ¿QUIEN QUIERE SER PRESIDENTE?

febrero 1, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en El Mostrador el lunes 31 de enero de 2012)

Andrés Velasco se abre a competir en una primaria con la mismísima Bachelet. José Antonio Gómez sorprende anunciando que la suya podría ser una carrera hasta la primera vuelta. Ximena Rincón no le pide permiso a nadie y anota su nombre en la lista. Claudio Orrego asume de una buena vez que el suyo es proyecto presidencial. Tomás Jocelyn-Holt rompe con la DC y es proclamado candidato del remozado ChilePrimero. En cuestión de semanas el panorama se copa de aspirantes a La Moneda en la Concertación y alrededores. ¿Será casualidad?

Una primera lectura indica que el regreso de Bachelet se ve un poco más lejano que antes. El círculo íntimo de la ex mandataria ha dado señales explícitas de que prefieren verla en las ligas mayores del concierto internacional. Anticipan que el aire en Chile está cargado, la coalición opositora desgastada y la relección no asegurada. En ese contexto, se hace imperativo levantar alternativas que requieren de tiempo antes de hacerse realmente competitivas. Aunque algunos dirigentes afirmen que “no hay un plan B” si se cae la operación Michelle, lo sensato es ponerse en todos los escenarios. No hay que olvidar que la candidatura de Eduardo Frei en la última presidencial surge a partir de la negligencia de la Concertación por generar liderazgos de recambio en la eterna espera de la decisión de Ricardo Lagos y José Miguel Insulza.

Una segunda lectura sugiere que los precandidatos entienden que la demanda del Chile actual pasa por copar la oferta política en lugar de apostar todo en una carta de consenso. Mientras más opciones, mejor para el electorado: la liberal, la progresista, la socialcristiana. Esta tesis llevada a sus últimas consecuencias implica utilizar la primera vuelta presidencial como la verdadera gran primaria. En qué estado queden los afectos después de la lucha fratricida es otro cuento. Los precandidatos también entienden que la ciudadanía está cansada de arreglines a puertas cerradas y está dispuesta a premiar la valentía. Y vaya que se requiere arrojo para desafiar la red conservadora del establishment concertacionista y su apuesta cerrada por Bachelet. Si a Gómez le llegaron unos combitos de Escalona en el riñón por encarar a Frei en una primaria trucha, imagínese las represalias que sufrirán ahora quienes se atrevan a competir con la ex Presidenta.

Finalmente, hay espacio para una tercera lectura. El manual de Ciencia Política enseña que el mejor predictor del voto es la propia historia electoral. Es decir, las personas tienden a votar como lo han hecho siempre. Los cambios son marginales. En ese sentido, la primera votación tiende a fidelizar a una generación con un determinado color político. El primer amor nunca se olvida. Así la Democracia Cristiana se transformó en el partido más grande de Chile después de la introducción de la cédula única a finales de los cincuenta, consolidando parte importante del voto agrario que hasta entonces estaba capturado por el cohecho. Asímismo, el plebiscito de 1988 marcó el domicilio ideológico de los jóvenes de entonces en la centroizquierda que se organizó para derrotar a Pinochet. Ahora que acabamos de aprobar una ley que incorpora más de cuatro millones de ciudadanos al universo electoral la gran pregunta es quién será el beneficiario de aquella fracción que haga efectivo su derecho a voto. El tema debería preocupar en el mismo partido que anteriormente sacó provecho del cambio de padrón. No es misterio que los adherentes falangistas envejecen. Ser joven y democratacristiano es casi una curiosidad. Si dejan pasar la próxima presidencial sin dar la pelea respectiva corren el riesgo de quedarse al margen de las nuevas alineaciones, a la espera de un largo proceso de encorvamiento como aquel que experimentaron los radicales en la segunda mitad del siglo XX. Las candidaturas de Orrego y, hasta cierto punto, de Jocelyn-Holt buscan impedir este escenario.

Nuevas cartas tiene este naipe. La liquidez del panorama político no permite aventurar cuál de todas será el “As”. Lo que queda claro es que el inmovilismo no es una opción: la única manera de averiguar cuanta agua hay en la piscina es tirándose.

Link http://www.elmostrador.cl/opinion/2012/01/30/concertacion-%C2%BFquien-quiere-ser-presidente/