¿QUÉ PASÓ EN PROVIDENCIA?

por Cristóbal Bellolio (publicada en El Mostrador el martes 15 de mayo de 2012)

  1. La participación estuvo bajo lo esperado. Las tres campañas cifraron en torno a 5 mil personas el éxito de la primaria en circunstancias que sólo 3.700 electores se hicieron presentes en las urnas del liceo Lastarria. Échele la culpa al día de la madre, al clásico universitario o al frío de mayo, pero acá no hay pillo que valga. La diferencia entre la expectativa y la realidad fue fatal para las pretensiones de mi candidatura: operábamos bajo la hipótesis de que a mayor participación mayores chances teníamos de ganar. Fallamos especialmente en movilizar juventud. Ganamos todas las llamadas “mesas nuevas” (que incorporaban la cacareada inscripción automática), pero no alcanzamos a compensar el margen que nos sacaba Josefa Errázuriz en las “mesas antiguas”. La lección es evidente: hay que redoblar esfuerzos para que las nuevas generaciones se trasladen a votar.
  2. Josefa Errázuriz tuvo mejor sintonía con el cargo que ambos aspirábamos a ocupar. Mis cercanos siempre me advirtieron acerca de las dificultades que tendría para encarnar un liderazgo eminentemente local. Aunque hice los esfuerzos necesarios para bajar de la teoría política y el debate nacional a la conversación sobre la ciudad, siempre fue notorio que el lenguaje de Josefa estaba en la experiencia vecinal, en el barrio, en la plaza, en la calle. Desde que la conocí tuve la impresión de que nadie conocía mejor que ella lo que pasaba en cada rincón de Providencia. A veces era fácil percibir que yo estaba aprendiendo a ser alcalde mientras ella ya estaba preparada para el cargo.
  3. Llaman la atención los análisis que se sorprenden porque “Twitter no gana elecciones”. Parecen descubrir hoy que las redes sociales son sólo una herramienta más en el repertorio campañístico. Lo que ocurre es que nosotros entendimos que para equiparar el peso de la máquina concertacionista en favor de Javier Insulza y las extensas redes vecinales que ha tejido Josefa Errázuriz en su vasta trayectoria como líder ciudadana había que crear un ejército propio, el que fuimos a buscar donde teníamos ventajas comparativas: la Web. Dicho de otro modo, invertimos en exposición mediática y fuimos frenéticos en Twitter justamente para equilibrar en un par de meses el trabajo que los otros candidatos habían realizado a lo largo de los años. Los resultados demuestran que dicha estrategia -sumada a la campaña tradicional en terreno- cumplió con parte del objetivo: vencimos a una estructura partidaria formada y tuvimos entre las cuerdas a la mejor exponente de los movimientos sociales de la comuna.
  4. El nacimiento del movimiento llamado “Providencia Participa” –que estableció un programa básico común y organizó las primarias- constituye un hito que supera las fronteras de una comuna. Las viejas alianzas se resquebrajan mientras nuevas alternativas emergen. La Concertación, por ejemplo, se sentó en la mesa como uno más entre varios actores. Que la disputa voto a voto haya sido entre el candidato de Red Liberal y la candidata apoyada por Revolución Democrática habla de la configuración que viene. Algunas figuras del oficialismo y medios de comunicación tradicionales sostuvieron hasta el cansancio que esta era otra “primaria de la Concertación” recordando que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Ni capacidad de mirar más allá del ombligo: con unos pocos votos más que los del domingo le acaban de asegurar un cuarto período en el mando de RN al senador designado Carlos Larraín.
  5. Reconociendo la meritoria apertura que demostró la Concertación en Providencia –sin duda destacable y en parte importante por voluntad de su candidato Javier Insulza- es innegable que los resultados fueron nefastos para la dinámica del “eje histórico” PS-DC. No sirvió la foto con Lagos, ni el aterrizaje del Pánzer, ni el despliegue de Andrade, ni la bendición de Alvear, ni ponerle la chapita a Orrego. Ni siquiera la republicana llegada de don Patricio Aylwin al Lastarria pudo hacer la diferencia. En un juego que supuestamente está reservado a los partidos, los dos candidatos independientes sumaron el 77% de las preferencias. No destaco el hecho para remover la herida sino para subrayar la enseñanza objetiva: la marca Concertación, con próceres y tótems incluidos, ya no intimida como antes.
  6. Mi precandidatura se construyó sobre la premisa que éramos una carta más competitiva para enfrentar a Cristián Labbé en octubre, dada la cercanía que tendríamos con ciertos sectores liberales y moderados de la centroderecha. Para comprobar o desechar esa tesis bastaba con una buena encuesta. Pero optamos por la primaria, único mecanismo auténticamente democrático, movilizador y legitimador a la hora de escoger un candidato único. ¿Tiene Josefa Errázuriz chance de convertirse en la próxima alcaldesa? Absolutamente. El actual alcalde no se ha movido de 40 mil votos en las últimas tres elecciones. Pareciera ser piso y techo a la vez. El nuevo padrón de Providencia superará los 140 mil inscritos. Los sondeos nos indican que Labbé está desgastado. La competencia está abierta. La tarea de quienes quedamos en el camino es sumar nuestros esfuerzos para llevar a Josefa Errázuriz a la victoria. Es ella la que ahora carga nuestras banderas. Su derrota será nuestra derrota. Su triunfo será nuestro triunfo.
Link: http://www.elmostrador.cl/opinion/2012/05/15/que-paso-en-providencia/
Anuncios

3 comentarios to “¿QUÉ PASÓ EN PROVIDENCIA?”

  1. rogofe Says:

    Tres aspectos: a Cristobal Bellolio le faltó Marketing politico 3.0 ; en segundo lugar basar una candidatura en la lucha contra el actual alcalde Labbé es un tremendo error y finalmente nunca el candidato liberal debe identificarse , en esta comuna, con la izquierda concertacionista.

  2. Tita García Says:

    Si no fuera por el uso frenético de twitter no habría sabido de estas primarias. Voté por Josefa Errazuriz pensado que ibas a ganar. Estoy orgullosa de haberlo echo y agradecida de quienes la organizaron de manera impecable. Creo que tenemos un tremendo desafío y la contienda es desigual. Creo e este ha sido un gran paso en la dirección correcta y con el espíritu correcto. Cada acto que cuide la nobleza de la política y lo publico, hace que el mundo mejore. Es que son emprendimientosMi gratitud y ¡Al abordaje muchachos y muchachas!

  3. Lanata, los “twitteros truchos” y la campaña de Bellolio | Diario30 Says:

    […] contra Labbé. Sin embargo, es cierto que hay un mundo más allá de la red social. Bellolio en un artículo reciente expone las causas de su derrota y entiende que “Twitter es sola una herramienta más en el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: