La Opción Liberal

por Alberto Fuentes Cecereu (publicada en La Voz de Valparaíso el martes 3 de julio de 2012)

He sido majadero en estas columnas y los análisis que realizo en otros medios de comunicación, que la oferta política existente hoy en Chile es completamente insuficiente para satisfacer las necesidades y expectativas ciudadanas. De ahí, una profunda crítica en la credibilidad de los partidos, una fuerte percepción negativa de las instituciones republicanas, además de una creciente tensión social demostrada en los movimientos estudiantiles y regionales, son constataciones de un clima que anuncia otra época en el país.

Es necesario, por consiguiente, rediseñar el mapa político, asunto que algunas colectividades ya lo está haciendo con distintas velocidades, al establecer renovaciones en sus agendas políticas. Sin embargo ¿donde está la opción liberal? Acostumbrados a verlos a estos disgregados por todos lados, como saltando en un charco ahogándose en sus propias alianzas de poder, durante décadas disminuyeron en número e influencia, hasta casi desaparecer. Hoy, es otra la generación, que supera las fronteras añejas, que mira más allá de los horizontes de la Guerra Fría, dispuesta a restablecer la opción liberal.

Una agenda que se caracterice por ciertos ejes claves: la recuperación de los espacios públicos como mecanismo en la construcción de diálogos sociales; la profundización en la democracia de las instituciones implicando, por cierto, una batería de reformas políticas que permita mayor dinamismo participativo; la conquista en la ampliación de los derechos civiles y culturales, que otorgue igualdad y libertad a minorías sexuales, étnicas y religiosas; un país verde, que fomente la sustentabilidad de la industria, las personas y el ambiente; economía justa, para eso, necesitamos “regular para liberar” el mercado y hacerlo atractivo para el espíritu emprendedor del chileno y la chilena; un mejor Estado, más regionalizado, moderno y fomentando una capacidad articuladora de los distintos actores. Ejes que actualmente ningún partido tradicional en el país lo afirma en su globalidad, sino que con parcelaciones, timidez y una carencia de convicción que los llevan al descrédito.

Sobre todas las cosas, los Liberales deberían jugársela por un macro objetivo político: Congregar a las fuerzas juveniles del país para invitar a consensuar una visión estratégica de Chile, que nos lleve al progreso socioeconómico. Los signos de los tiempos, sugieren que éste es el momento. Momento, para al mismo tiempo que establecemos un nuevo juego de poder generando condicionalmente un dinamismo político que provoque una participación ciudadana masiva, es también momento, para renunciar a los egos propios de la disgregación actual de los Liberales. En consecuencia, reunirse en un solo espacio institucional, para construir y generar el sueño de una sociedad tolerante, inclusiva y emprendedora. En una sola frase: apropiarse de la Historia.

Link: http://www.lavozdevalpo.com/asite/2012/07/03/opinion-la-opcion-liberal/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: