MONO PORFIADO

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 11 de septiembre de 2012)

Rodolfo Carter se hizo alcalde de La Florida por la puerta chica. Después de la renuncia del socialista Jorge Gajardo la Concertación hizo lo imposible para impedir que el Consejo Municipal le diera los votos necesarios. A combos y patadas, después de 15 sesiones fallidas, Carter se calzó la banda edilicia.

Como mono porfiado, le dieron duro y se volvió a parar. Dijeron que era el niño símbolo de Dicom. Lo criticaron por poner su foto en los cuadernos escolares y de hacer campaña con platas públicas. La derecha le buscó reemplazante por cielo, mar y tierra. La Concertación no le perdona haber arrebatado el bastión floridano. Sin embargo ahí está Carter, listo para dar pelea y sanear su investidura en las urnas.

Discípulo de Pablo Longueira y Rodrigo Álvarez, Carter entiende que la política se gana en el campo de los afectos. Cuentan que los familiares del ex alcalde Gajardo acudieron a él para desahogarse. Que refugió en su propia casa a la concejala PPD Inés Gallardo cuando a ésta le llovieron las amenazas por cambiarse de bando. Más en el estilo de Michelle Bachelet que en el de Ricardo Lagos, lo suyo son las confianzas personales antes que las grandes definiciones doctrinarias.

Su rival no es ningún novato. El DC Gonzalo Duarte ha sido diputado y alcalde de La Florida. El resultado de esta elección es importante para saber cómo se viene la mano en la parlamentaria y la presidencial del próximo año. La Florida es una de las comunas más populosas de Chile, representante por excelencia de nuestra creciente clase media y su estilo de vida. Rodolfo Carter aspira a coronar su meritocrático recorrido y transformarse en su niño símbolo.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-09-11&NewsID=199700&BodyID=0&PaginaId=16

Anuncios

Una respuesta to “MONO PORFIADO”

  1. Lakatos Says:

    Se le olvidó comentar su vínculo -precisamente a través de Rodrigo Álvarez- con la campaña parlamentaria que terminó en actos vandálicos contra la sede de Marcela Sabat. Carter no es ingenuo. Es un Kim Jong-Il en potencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: