Archive for 29 noviembre 2012

SALOMÓN EN LA HAYA

noviembre 29, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 29 de noviembre de 2012)

Sebastián Piñera recibió en La Moneda a los ex presidentes Aylwin, Frei y Lagos, quienes le reafirmaron que cuando se trata de litigios internacionales la visión de Estado prima por sobre el criterio partidista. Sin embargo los ex presidentes se declararon preocupados ante un eventual fallo “salomónico” de la Corte Internacional de Justicia asentada en La Haya. En efecto, este tribunal tiene la fama de conceder algo a todas las partes que participan en un juicio. Como Chile no tiene nada que ganar –su posición es la defensa de la línea marítima actual- cualquier cosa que obtenga Perú es victoria para ellos y pérdida para nosotros.

Pareciera entonces que un fallo ajustado a derecho es distinto a un fallo salomónico. Se usa este último término para recordar la lógica con que dictaba sentencia el mítico rey Salomón de Israel. La Biblia cuenta que en una ocasión dos mujeres acudieron a él reclamando la maternidad de un hijo. Salomón pidió una espada para partir al niño en dos y entregar la mitad a cada una. El rey reconoció a la verdadera madre cuando ésta se arrojó llorando a sus pies implorando mantener al pequeño con vida aunque fuera entregado a su rival. Se desprende de esta leyenda que la usanza del término “salomónico” es injusta con el propio Salomón, quien no habría pensado en contentar a las dos partes con media guagua muerta, sino más bien habría amenazado con hacerlo sólo como medio probatorio.

Sin embargo la sabiduría clarividente de Salomón era regalo divino, según Reyes 3:5-12. Nada garantiza que los jueces de La Haya también lo hayan recibido. Como humanos susceptibles a la presión política es posible que favorezcan la posición peruana algunos puntos del petitorio. Si lo supimos desde un comienzo resulta poco digno –aunque sea políticamente rentable- señalar a estas alturas del partido que Chile “no va aceptar fallos salomónicos”.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-11-29&NewsID=209131&BodyID=0&PaginaId=14

Anuncios

DEL “CHAO PESCAO” AL “YO PESCO”

noviembre 28, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 28 de noviembre de 2012)

Los problemas más resonantes de la Ley de Pesca que se tramita en el Congreso se reducen a dos: estaría favoreciendo a los grandes industriales en desmedro de los artesanales y concentraría  los recursos en un grupo de siete familias que ni siquiera deben participar en una licitación competitiva. A favor se ha sostenido que la nueva ley favorece la sustentabilidad del mar chileno a través de una asignación de cuotas que impide su depredamiento. También se ha defendido la necesidad de firmar contratos de largo plazo (20 años) para que los industriales pesqueros tengan los incentivos para seguir invirtiendo.

Todos los argumentos anteriores tienen algo de cierto. Lo llamativo es que se trata de una cuestión compleja de aquellas que generalmente escapan del interés de la opinión pública. Sin embargo las redes sociales se han visto muy activas especialmente a la hora de criticar la también llamada Ley Longueira. Tal como se hizo anteriormente con la campaña “Patagonia sin Represas” para oponerse al proyecto Hidroaysén o con “Chao Pescao” para defender el balneario de Punta de Choros, esta vez fue “Yo Pesco” la encargada de informar y concientizar a los chilenos de los riesgos de esta ley. El rol que están jugando estas iniciativas ciudadanas es un factor que los políticos deben incorporar en sus análisis. Todos los casos mencionados han pillado al Gobierno mal parado.

Una última consideración: se ha dicho que algunos senadores tienen conflicto de interés a la hora de votar esta ley porque ellos o sus familiares cercanos tendrían acciones en la industria pesquera. Los involucrados no aceptaron inhabilitarse. También se ha dicho que varias campañas parlamentarias son pagadas con platas de este millonario negocio. Aunque no tenga que ver con pescados, este caso nos recuerda –una vez más- la importancia de transparentar lo antes posible la opaca historia del financiamiento de la política.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-11-28&NewsID=209094&BodyID=0&PaginaId=18

LAS CINCO CLAVES DEL PLAN GOLBORNE

noviembre 23, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en revista Capital del 23 de noviembre de 2012)

  1. La maldición de Alessandri Besa: El actual escenario se parece bastante al de 1993. El favoritismo del entonces candidato Eduardo Frei Ruiz-Tagle era tan amplio como la primera opción que hoy ostenta Michelle Bachelet. En aquella ocasión, RN patrocinó la candidatura del empresario Manuel Feliú y la UDI hizo lo propio con su presidente Jovino Novoa. Sin embargo el gremialismo cedió su derecho en favor del senador independiente Arturo Alessandri Besa. Veinte años después, haciendo gala de un pragmatismo similar, la UDI vuelve a postergar a uno de sus fundadores –Pablo Longueira- para apostar sus fichas a un independiente como Laurence Golborne. Aquella vez el objetivo parecía cumplido impidiendo el triunfo de RN. En esta ocasión los optimistas creen estar invirtiendo en un rival competitivo con potencial para retener La Moneda y asegurar un segundo período para la centroderecha. El primer desafío de Golborne es transmitir que no es Alessandri Besa. Es decir, que no es un candidato funcional a la derrota (como lo fue el propio Frei en 2009). La construcción del mensaje debiera ser: “Allamand sólo quiere estar en la papeleta para coronar su carrera, sólo Golborne puede ganarle a Bachelet”.
  2. Saneando el modelo: El mandato de Sebastián Piñera no ha sido capaz de sacudirse el mote del “gobierno de los empresarios”. La ciudadanía percibe que el entorno del Presidente es reflejo prototípico de la concentración del poder. Por eso el discurso a favor del libre mercado no encuentra entusiasta acogida cuando sale de la boca de aquellos que han sido sistemáticamente beneficiados por él. Más creíble parece ser cuando una persona que tuvo que lidiar con los mismos problemas que padece la mayoría de sus compatriotas asume la defensa del modelo económico. En este sentido la historia personal de Laurence Golborne es su principal activo. Si el libre mercado sólo consolida las desigualdades de origen es un gigante con pies de barro para la derecha. En cambio, si es capaz de premiar el mérito y el talento individual con independencia de las condiciones de partida recupera parte de su legitimidad social. Aunque Allamand insista en su pertenencia a la clase media –emulando en forma algo patética y ciertamente deshonesta al propio Piñera- sólo Golborne puede afirmar con relativa veracidad que su ámbito de experiencias vitales, al menos al inicio, se asemeja a las del chileno común. La derecha gana en términos de relato si Golborne es capaz de articular su trayectoria –desde las calles de Maipú al rutilante éxito profesional- como prueba contra la tesis del derrumbe del modelo.
  3. El arte de la ambigüedad: Dicen que Bachelet sigue encumbrada porque no habla y nadie sabe lo que piensa en la infinidad de temas complejos que han cercado al gobierno de Sebastián Piñera. ¿Hidroaysén? ¿Educación superior gratuita? ¿Asamblea constituyente? ¿Matrimonio igualitario? No se pronuncia. Bachelet parece encarnar todos los anhelos –incluso los contradictorios- en la medida que no sea obligada a definirse. Golborne ha demostrado similares destrezas en el arte del silencio y la ambigüedad. No sabemos a ciencia cierta qué opina en los temas más espinudos. Por eso no extraña que Allamand busque reiteradamente sacarlo al pizarrón. Tomar partido implica dejar contentos a unos y desilusionar a otros. El candidato Golborne quiere evitar esa sangría navegando en la indefinición, esquivando el área chica, prodigo en generalidades y eufemismos, sin que parezca negarse al debate de ideas. Su modelo a seguir es Bachelet, cuyos promotores trabajan por ahuyentar la ansiedad programática de las primarias. Si de ellos dependiera, que la ex Presidenta aterrizara en Chile un día después de ser confirmada candidata. Esta será la tónica boxeril que veremos en la derecha: Allamand correteando a Golborne y este último escabullendo el enfrentamiento.
  4. La horma de Bachelet: En su faceta de analista político, el vicepresidente RN Manuel José Ossandón ha sostenido que al gobierno de Piñera le han fallado los afectos y que la derecha debe contar con un candidato cercano y empático en las próximas presidenciales. Inexplicablemente Ossandón concluye que ése hombre es Andrés Allamand. Pero todas las premisas de su silogismo apuntan a Laurence Golborne. El rescate de los mineros le entregó al ex ministro de Obras Públicas un enorme capital político capaz de disputarle a Michelle Bachelet el corazón de los chilenos. Cuando la razón y la emoción colisionan en política, dicen los entendidos, invariablemente triunfa la emoción. Si aquello es cierto la derecha debería optar por el mejor generador de emociones. Allamand insiste en que la ciudadanía quiere un estadista de vasta trayectoria política. Ojalá fuese así, pero los sondeos indican otra cosa: hastío con los rostros repetidos y demanda por liderazgos menos verticales. Los analistas hablan de tipos femeninos y masculinos de ejercer el poder. Si el viento sopla a favor de los primeros, entonces la horma de Bachelet es indiscutiblemente Golborne. Si la estrategia es el contraste, entonces hay buenos argumentos a favor de Allamand.
  5. ¿Laurence de la UDI?: La asociación UDI-Golborne es un arma de doble filo. Por un lado es la única chance real que tiene el candidato independiente de ganar la primaria de la centroderecha. El gremialismo desplegado en terreno de Arica a Magallanes es de temer. Y este tipo de elección se trata justamente de movilizar a los propios. Sin embargo la UDI también es un salvavidas de plomo. Podrá ser el partido más grande de Chile, pero también el que despierta más anticuerpos. Su performance como elenco oficialista ha sido controvertida. En los temas que empiezan a importarle a la sociedad chilena la UDI aparece siempre a contrapelo, reaccionaria, dispuesta a ejercer su poder de veto. Golborne se ha declarado agnóstico pero jugará con la camiseta de un equipo a ratos confesional. Transformarse en “el candidato de Jovino” resta más de lo que suma. La participación de figuras como José Antonio Kast o Patricio Melero en su equipo político enciende las alarmas del mundo liberal de la derecha. En todo caso la UDI ya tuvo que tragarse a Lavín firmando piernas desnudas en 1999 y parece ser el tipo de partido que entiende que las campañas no son trinchera para adoctrinamientos. Golborne tendrá que evaluar cuán cerca y cuán lejos le conviene mantener a su sponsor.

Link: http://www.capital.cl/poder/las-cinco-claves-del-plan-g/

ENTRA LA FIGURA DEL EQUIPO

noviembre 20, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 20 de noviembre de 2012)

Consuelo Saavedra es probablemente la conductora de noticias más respetada de Chile. Desde una tribuna desde la cual la credibilidad lo es todo, aparece todas las noches en las pantallas de millones de hogares para comunicarse con los chilenos. Sin embargo ha decidido poner su enorme capital al servicio de la precampaña presidencial de su marido, el independiente Andrés Velasco.

La decisión parece honesta y oportuna.

Honesta porque a veces no se pueden hacer bien dos cosas a la vez. En el caso de Consuelo Saavedra, periodista imparcial y activista política. Respetuosa de su profesión, ella nunca mezcló los roles. Por lo mismo se agradece que no busque aprovechar sus minutos al aire para hacer campaña y opte voluntariamente por dejar TVN.

Oportuna porque la carrera presidencial entra en una etapa decisiva para los potenciales contendores de Michelle Bachelet al interior de la Concertación. Para Claudio Orrego, Ximena Rincón, José Antonio Gómez y el mismo Andrés Velasco éste es el momento de elevar las apuestas y convencer a su sector de que la primaria es indispensable e incluso incierta. Velasco acaba de inaugurar una nueva etapa de su campaña titulada “VOY”, destinada a transmitir que su aventura no está fundada en la especulación sino en la convicción.

Sin embargo estaba siendo difícil contagiar esa convicción cuando su propia mujer se mostraba, al menos públicamente, indiferente a la empresa. No sabemos cuánto hay de sacrificio familiar y cuánto de entusiasmo genuino en su decisión. Políticamente, lo importante es que Velasco incorpora un tremendo activo a su equipo: una figura archiconocida  y acreedora del cariño nacional. Su caso no es inédito: en 2009 Karen Doggenweiler también obtuvo de TVN un permiso sin goce de sueldo para acompañar a ME-O en terreno. Todo indica que deberá hacer lo mismo en 2013.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-11-20&NewsID=208113&BodyID=0&PaginaId=28

SEÑOR CARISMA

noviembre 19, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 19 de noviembre de 2012)

Es poco probable que la carrera por la nominación presidencial de la derecha gire en torno a definiciones programáticas. A primera vista, Allamand y Golborne piensan bastante parecido. Por lo mismo se ha dicho que la diferencia está en la trayectoria y la historia personal de los precandidatos.

La de Andrés Allamand da para tragedia griega. A sus tiernos 16 años se enfrentó –sin éxito- a Camilo Escalona por el control del liderazgo escolar en tiempos de Allende. En su juventud colaboró en los acuerdos que regresaron la democracia, pero tuvo que votar por el “SI”. En los noventa fue líder del ala liberal de RN y denunció con valentía a los poderes fácticos de la derecha, pero perdió todos los combates. Al volver de su travesía del desierto se la jugó por Lavín cuando era la estrella de Piñera la que avanzaba. Cuando muchos pensaban que estaba políticamente terminado, su digna actuación en Juan Fernández lo devolvió a la primera línea.

Laurence Golborne se hizo famoso en Chile entero por su destacada actuación en el rescate de los mineros, sin duda el punto mediático más alto del gobierno de Piñera. Golborne no puede mostrar la experiencia política de Allamand, pero confía que esa carencia es un activo: los chilenos no andan buscando estadistas sino figuras cercanas y empáticas. Por eso insiste en recordar su origen maipucino –que delata una historia de esfuerzo y superación- y en subrayar que como independiente tiene más chances de derrotar a Bachelet. Todavía está por verse el grado de influencia que la UDI ejerza sobre él.

Aunque esta primaria no sirva para optar entre dos proyectos políticos sustancialmente diversos, las esperanzas están en puestas en su capacidad de entusiasmar y movilizar a los simpatizantes de la derecha en todo Chile, que nunca antes habían tenido la oportunidad de decidir democráticamente a su candidato. De Arica a Punta Arenas los ejércitos de la UDI y RN se volcarán a las calles para demostrar quién ronca más fuerte. Golborne dio el primer zarpazo al asegurarse el apoyo de muchos militantes del otro partido en competencia (cuestión que Allamand no puede decir). Pero también le ponen presión a la Concertación para hacer sus propias primarias aunque el nombre de Michelle Bachelet suene imbatible: sería insólito que la Alianza mostrara más vocación participativa que la coalición que disfruta recordando que derrotó a Pinochet en las urnas.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-11-19&NewsID=208029&BodyID=0&PaginaId=42

EL PRÓXIMO ROUND DE MAYA “ROCKY” FERNÁNDEZ

noviembre 14, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 14 de noviembre de 2012)

Maya Fernández tiene buenas razones para sentirse frustrada. Celebró como alcaldesa electa y pocos días después le arrebataron el sillón edilicio de las manos. Sin embargo sería un error para ella y su entorno tomar esta experiencia como una derrota. Nadie apostaba realmente por su triunfo y terminó llevando a Sabat a una infartante tanda de recuentos.

La historia de Maya me recuerda aquella de Rocky Balboa. Un boxeador desconocido es invitado a disputar el título mundial contra el campeón Apollo Creed, quien se toma la pelea como un trámite. La prensa decía que Rocky tenía una posibilidad entre un millón de ganar el cinturón y una posibilidad entre cincuenta de durar más de tres rounds contra Apollo. Finalmente Rocky resistió los quinces asaltos y apenas perdió por puntos. Entonces se hizo conocido en el mundo entero.

No sabemos cual es el futuro político de Maya Fernández. Pero a veces las victorias morales sí importan para construir lo que viene más adelante. De ser una desconocida, como Rocky, pasó a encarnar una esperanza de recambio en la centroizquierda. Todos han reconocido su estatura republicana y varios la piden a gritos como candidata a diputada por el distrito que componen Ñuñoa y Providencia. Las vueltas de la vida: acá podría toparse con Marcela Sabat, hija de su ex contendor (aunque con binominal la verdadera competencia está dentro y no fuera del pacto).

Pedro Sabat puede festejar –ahora sí- su confirmación como alcalde reelecto. Pero no puede ser toda felicidad y autocomplacencia. El mensaje de los electores ñuñoínos es claro: no aceptarán una gestión prepotente en el trato ni opaca en términos de transparencia. Todo indica que este será definitivamente su último período y su conducción deberá ser más conciliadora con sus detractores. Los invencibles ya no existen en la política chilena. Pero siempre debe haber un Rocky dispuesto a demostrarlo.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-11-14&NewsID=207533&BodyID=0&PaginaId=18

ERASE UNA VEZ LA COALICIÓN POR EL CAMBIO

noviembre 12, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en revista Capital del 9 de noviembre de 2012)

La derrota de Eduardo Frei en las últimas elecciones presidenciales puso en duda la vieja tesis de la mayoría social y política de la Concertación. Se puede perder una contienda, señalaron sus defensores, pero culturalmente los chilenos siguen siendo mayoritariamente de centroizquierda. Sebastián Piñera habría ganado con “votos prestados” que no tardarían en volver al redil una vez infligido el castigo correspondiente. Desde la centroderecha los más optimistas afirmaron que ahora les tocaba a ellos encarnar esa mayoría sociológica, que políticamente se expresaba en la recién fundada Coalición por el Cambio. Atrás quedaban los días de la minoritaria Alianza por Chile. La Coalición no sólo incorporaba los grandes partidos del sector –RN y la UDI- sino además sumaba un destacado contingente de independientes, el movimiento regionalista Norte Grande y el Partido ChilePrimero, formado principalmente por ex concertacionistas.

A poco andar, sin embargo, la Coalición dejó de existir. Hoy no queda más que la vieja Alianza. En lugar de aprovechar su estancia en el poder para expandir su base de apoyo, optaron voluntariamente por jibarizarse. Los independientes que entraron al gobierno carecieron de una estructura que posibilitara su despliegue político, el único militante CH1 que ingresó al Ejecutivo fue raudamente reclutado en RN, y hace pocas semanas este mismo partido notificó al senador Carlos Cantero que pensaba seriamente disputarle el cupo por segunda circunscripción. La puesta en escena de un nuevo conglomerado no pasó de ser eso: una puesta en escena funcional a los objetivos de corto plazo de Sebastián Piñera. La centroderecha chilena prefiere la especulación bursátil a la construcción de industria.

La Concertación vivió un proceso parecido. Quince partidos conformaban la alianza original que enfrentó a Pinochet en 1988: Demócrata Cristiano, Socialista, PPD, Unión Socialista Popular, Radical, Radical Socialista, Socialdemócrata, Democrático Nacional, MAPU, MAPU Obrero Campesino, Izquierda Cristiana, Humanista, Liberal, Verde y Alianza de Centro. En los primeros años la fisonomía de la Concertación cambió. Muchos movimientos pequeños de perfil ideológico similar se fusionaron –como es el caso del actual PRSD- o bien pasaron a integrarse a los partidos más grandes. Algunos sencillamente desaparecieron (los liberales y el PAC) y otros tantos prefirieron abandonar el nido por desavenencias ideológicas (humanistas, verdes y la IC). Sin embargo la Concertación siguió ganando y no tuvo razones para mortificarse hasta que de la costilla de sus propios partidos se levantó insospechada competencia. En 2006 nace el PRI de Adolfo Zaldívar, ex presidente de la DC. En 2007 es el turno del mencionado CH1 de Jorge Schaulsohn, ex presidente del PPD. En 2008 el senador Alejandro Navarro renuncia al PS y comienza la legalización del Movimiento Amplio Social, MAS. Por si fuera poco en las elecciones presidenciales el candidato oficial del bloque debe enfrentarse a Jorge Arrate, ex ministro PS de dos administraciones concertacionistas, y a Marco Enríquez-Ominami, ex diputado socialista que activa una de las fugas electorales más dolorosas de la historia concertacionista.

Quizás no haya nada de extraño en esto. El ejercicio del poder deja heridos en el camino. En época de campaña todas las fuerzas se suman, pero cuando hay que repartirse el aparato público la competencia deja de ser bienvenida. Del mismo que la Concertación se fue achicando con el paso del tiempo, la Coalición por el Cambio regresó a la estatura histórica de la Alianza por Chile. Nada tienen de sorpresivos los resultados de la municipal. Un gobierno que oscila entre el 25% y el 35% de aprobación no puede esperar que su sector rinda mucho mejor. Lo complejo es que no se ven señales auspiciosas en la dirigencia oficialista: coroneles y larrainistas prefieren ser pocos para conservar el control.

Link:  http://www.capital.cl/opinion/erase-una-vez-la-coalicion-por-el-cambio/

LOS CAMINOS DE MAYA

noviembre 10, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 10 de noviembre de 2012)

La teleserie electoral de Ñuñoa no ha terminado. Como el puntero provisorio de un campeonato, Pedro Sabat descansa unos días con la alcaldía en el bolsillo. Queda pendiente un trámite de “calificación” y eventualmente una apelación final del Partido Socialista para revertir el escenario y devolver la sonrisa a los partidarios de Maya Fernández. Sin embargo todo indica que la ventaja de 13 míseros votos se mantendría y el actual edil conseguiría la reelección.

Nada fácil debe ser mantener la cabeza fría en este escenario, pero Sabat y Maya se han comprometido a respetar el resultado con bastante altura. Las declaraciones de los candidatos han sido incluso más prudentes que las proferidas por sus dirigentes partidarios. Pero es la reacción de Maya Fernández en los próximos días la que determinará el tono de la disputa. Tiene básicamente dos opciones.

La primera es emular al ex candidato presidencial estadounidense Al Gore, que si bien obtuvo más votos populares perdió la elección frente a George W. Bush por el complejo sistema indirecto que rige en el país del norte. Su equipo pasó varios días buscando una manera de impugnar el resultado hasta que el propio Al Gore les pidió que se detuvieran porque ya estaban cerca de enlodar la propia democracia de la que tanto se enorgullecían.

La segunda es la fórmula de Andrés Manuel López Obrador, el mexicano que perdió la presidencial del 2006 a manos de Felipe Calderón por menos de un punto porcentual y acusó inmediatamente al Gobierno de fraude. Sus huestes se movilizaron ante el llamado del líder y acamparon por meses en el Zócalo del DF. Algunas organizaciones lo ungieron como “Presidente Legítimo” y lo alentaron a realizar un gobierno paralelo, alternativa tragicómica que no finalizó bien.

El PS tiene todo el derecho de apelar por las vías institucionales de la misma forma que reclamaron los abogados RN. Después de eso, hay que optar entre Al Gore y López Obrador.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-11-10&NewsID=207183&BodyID=0&PaginaId=12

CONTAR HASTA QUE DUELA

noviembre 7, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 7 de noviembre de 2012)

El que nada hace, nada teme. Ley pareja no es dura. Todos los caminos llevan a Roma. A propósito del reconteo de 84 mesas en Ñuñoa habría que añadir un nuevo refrán a la lista: Si hace falta, que se cuenten mil veces. Es cierto que resulta el colmo que a estas alturas no tengamos claridad respecto del ganador, pero quedarse con la incertidumbre es aun peor. La transparencia de la democracia está en juego y todos los esfuerzos por esclarecer el resultado se justifican, le duela a quien le duela.

Si el día viernes se confirma el triunfo de Maya Fernández se acaba todo pataleo de RN. La nueva alcaldesa asumiría sin sombra de duda sobre la legitimidad de su elección. Si en cambio los votos perdidos le dan la mayoría a Pedro Sabat, la teleserie se pone color de hormiga por un buen rato, pero finalmente se reconocería su mejor derecho democrático.

Es evidente que se trata de una situación anómala que a nadie le gustaría vivir. Sabat ya había asumido su derrota y Maya festejado su victoria. El estado emocional de ambos debe ser una montaña rusa. Sabat podría llevarse una espectacular sorpresa y Maya una dolorosísima derrota. Sin embargo no es culpa de unos ni de otros sino del precario sistema que tenemos en Chile para contar los votos. La introducción de la votación electrónica podría reducir estos problemas en el futuro.

Parece natural que la Concertación se oponga desde la guata al reconteo. Pero lo sano es que se imponga el sentido cívico y la oposición entienda la importancia del trámite sin alegar oscuras conspiraciones. Si el Tribunal Electoral acogió la reclamación de los partidarios de Sabat es justamente porque se trató de un fallo fotográfico con una duda razonable sobre el resultado. A nadie le debería gustar ganar por secretaria. Que se cuenten mil veces, si hace falta.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-11-07&NewsID=206829&BodyID=0&PaginaId=2

ENROQUE PERFECTO

noviembre 6, 2012

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 6 de noviembre de 2012)

El cambio de gabinete fue menos extenso de lo que se imaginaba porque muchos ministros optaron por resistir la tentación de competir para el Congreso. Sólo la titular de Bienes Nacionales Catalina Parot dejó su puesto con ese objeto. A diferencia de los independientes Luciano Cruz Coke y Carolina Schmidt –los otros que sonaban- Parot es una comprometida militante dispuesta a jugársela por su partido RN.

Los otros dos cambios eran previsibles. Las salidas de Andrés Allamand y Laurence Golborne inauguran la carrera presidencial al interior de la derecha. El Presidente Piñera no usó eufemismos al despedirlos: a ambos les deseó lo mejor en su aspiración. Será interesante observar si conserva la neutralidad en el futuro, a diferencia de Ricardo Lagos que en su época expresó su favoritismo por Michelle Bachelet sobre Soledad Alvear. Por otra parte, la permanencia de Pablo Longueira en el gabinete parece confirmar que la UDI desechó la opinión de los puristas románticos, inclinándose por la alternativa pragmática del popular ministro que rescató a los mineros.

Respecto a los que llegan, los nombramientos suenan sensatos. Andrés Chadwick ya actuaba como panzer de facto en La Moneda. Ahora como ministro de Interior tendrá todas las atribuciones de un auténtico jefe de gabinete. En la vocería lo reemplaza la ex intendenta Cecilia Pérez, que ha demostrado tener carisma y vocación de comunicadora. Vuelve una mujer –después del accidentado paso de Ena Von Baer- a hacerse cargo de los micrófonos del gobierno.

Finalmente, muchos pensaron que el Presidente moriría en la suya con Rodrigo Hinzpeter a su lado. Sin embargo había que ser ciego para no advertir que su presencia estaba significando una pesada mochila. Su paso a Defensa es un premio de consuelo digno por su lealtad.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-11-06&NewsID=206735&BodyID=0&PaginaId=12