EVO EN SU SALSA

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 6 de diciembre de 2012)

Como se temía, la demanda peruana contra Chile en la Corte Internacional de Justicia envalentonó al gobierno boliviano. Su presidente Evo Morales afirmó que el documento estaba en la puerta del horno, casi listo para ser presentado. Si es efectivo que La Haya gusta de conceder siempre algo a las partes litigantes, Bolivia no pierde nada llevando su histórica demanda por mar a este tribunal. Sólo Chile, nuevamente, se ve expuesto al riesgo de perder parte de su soberanía.

Los bolivianos no han perdido el tiempo. Han realizado un intensivo lobby en los foros internacionales, tratando de sacar el tema de la perspectiva exclusivamente bilateral. En esta última lógica están condenados al fracaso porque Chile no se inmuta frente al reclamo, sosteniendo con voz mecánica que entre ambos países no hay situaciones limítrofes pendientes.

Como ha dicho la vocera Cecilia Pérez, Bolivia está en todo su derecho de acudir a La Haya. En teoría Chile está obligado a aceptar, salvo que esgrima una “excepción de competencia” señalando que ante la existencia de un tratado vigente no cabe la actuación del tribunal. Uno podría preguntarse legítimamente por qué Michelle Bachelet no hizo lo mismo frente a Perú. Los defensores de la estrategia de Chile afirman que se optó por salir a  ganar respecto del fondo del asunto sin escudarse en formalidades. Sin embargo una eventual derrota de Chile frente a Perú seguramente hará que nuestras autoridades lo piensen dos veces antes de aceptar la competencia de la Corte Internacional*. Mientras tanto en Bolivia Evo Morales reafirma a sus compatriotas el compromiso de recuperar el mar perdido tras la Guerra del Pacífico, justo cuando tiene que decidir si compite por un tercer período en el Palacio Quemado.

*En estricto rigor la Corte Internacional de Justicia carecería de jurisdicción y no sólo de competencia, ya que las eventuales partes litigantes -Chile y Bolivia- sólo reconocen dicha jurisdicción desde la firma del Pacto de Bogotá en 1948. El tratado que las autoridades bolivianas buscan dejar sin efecto data de 1904. Según esta interpretación la demanda de Bolivia en La Haya no sería ni siquiera admisible a tramitación. Agradezco a @pyz30 por esta información. 

Link:  http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-12-06&NewsID=209840&BodyID=0&PaginaId=20

Una respuesta to “EVO EN SU SALSA”

  1. Kenneth Werner Says:

    El comentario sobre la carencia de jurisdicción o dejo claramente establecido el Presidente Piñera el domingo pasado en Tolerancia Cero. Brillante y claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: