Archive for 27 febrero 2013

¿HINCHA O COMENTARISTA?

febrero 27, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en revista Capital el 23 de febrero de 2013)

com

El pasado 28 de enero acudí junto a un grupo de correligionarios hasta el comando del precandidato presidencial Andrés Velasco para oficializar el apoyo del movimiento Red Liberal a su candidatura. La decisión fue tomada colectiva y democráticamente en un proceso que duró dos semanas y en el cual también compitieron los nombres de Andrés Allamand, Franco Parisi y Marco Enríquez-Ominami. Como disciplinado miembro de este grupo, Velasco es hoy día mi opción para llegar a La Moneda en marzo de 2014.

No hago este disclosure con fines proselitistas. Lo hago para poner en la mesa mi situación: ganarme la vida como analista político teóricamente imparcial y al mismo tiempo transparentar mi opción a meses de la contienda presidencial. Los comentaristas, me dijeron alguna vez, no juegan el partido ni se pueden convertir en hinchas. De lo contrario dejan de ser buenos comentaristas. Salvo, claro está, en los particularísimos casos en los cuales un relator llega al éxtasis con las proezas deportivas de algún chileno en las ligas mayores. Dicho de otro modo, si un analista pierde la distancia y la independencia para hacer juicios políticos tiene poca utilidad como analista y es mejor que declare una posición interesada.

Recuerdo haber pasado por algo similar en 2009. Sostuve públicamente mis razones para apoyar la postulación de Marco Enríquez-Ominami y en segunda vuelta también escribí abiertamente sobre mi voto por Sebastián Piñera. Pero fue sin duda el episodio de los mails filtrados de Patricio Navia a Piñera el que puso el tema sobre la mesa: ¿Podía un columnista tan destacado anticipar y justificar expresamente su voto?

Gran parte de la polémica se centró en lo insignificante –cuántas palabras en inglés redactaba Navia o la magnitud de la “traición” de un otrora símbolo concertacionista– y poco en lo realmente importante: cómo Navia emulaba esa sana costumbre anglosajona de salir del closet político cuando se acercan las elecciones.

En la última campaña presidencial norteamericana, 41 medios de comunicación apoyaron explícitamente a Barack Obama y otros 34 al candidato Mitt Romney. En otros países como Gran Bretaña también es normal que la prensa haga públicos sus apoyos. En Chile, en cambio, esto no ocurre. No se trata de un juicio moral. Algunos creen que todavía no hemos alcanzado el grado de madurez necesaria para imitar esa dinámica. Otros sencillamente consideran que se trata de una mala idea porque los medios deben cuidar siempre su objetividad. Pero, ¿son nuestros medios de comunicación realmente objetivos? ¿Acaso pueden serlo? ¿Son realmente neutros e imparciales los medios de El Mercurio, o los del grupo Copesa, o el semanario The Clinic, o esta mismísima revista?

Es poco probable que las elecciones del 2013 marquen un cambio en la tendencia nacional de guardarse la opinión editorial, aunque todos los titulares la delaten con letras de liquidación. Yo prefiero ser fiel a la tradición anglosajona: cuando tenga un candidato lo diré públicamente y espero ser siempre capaz de argumentar mis razones. El lector juzgará cuan débiles o robustas son.

Hace poco intenté conjugar las labores de columnista y actor en competencia. Cuando se hizo insostenible sencillamente abandoné temporalmente la primera. Uno evalúa sus propios actos demasiado cerca y en caliente. También recuerdo que en 2009 recibí el generoso ofrecimiento de integrarme como uno de los voceros del comando de Marco Enríquez-Ominami. Decliné la invitación por una razón sencilla: ME-O me parecía mejor que los otros candidatos en aspectos que consideraba relevantes (renovación, liberalismo, transversalidad), pero estaba lejos de ser su incondicional. Los voceros y miembros de un equipo de confianza deben sacrificar cierto rigor en aras de la disciplina y la lealtad.

Exactamente por la misma razón tuve que rechazar la propuesta del comando piñerista en segunda vuelta.
Por eso no creo enfrentar ningún dilema ético-profesional a causa de mi presente apoyo al candidato Andrés Velasco. Espero conservar la capacidad de distinguir lo correcto de lo incorrecto según mis principios políticos –respecto de los cuales sería absurdo ser neutral– con independencia de cualquier poder o influencia. No asumir labores específicas en el comando es una señal formal de ese compromiso con los lectores y los medios que me permiten tribuna

Link: http://www.capital.cl/opinion/hincha-o-comentarista/

Anuncios

¿Izquierda o Derecha?

febrero 5, 2013

Aprovechando el receso estival les dejamos este interesante micro documental realizado por la productora Orangután. La pregunta realizada a los entrevistados fue tan sencilla como abierta: ¿izquierda o derecha? ¿Por qué? Disfrutad.