LUCES Y SOMBRAS DE LA LEY ANTITABACO

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 1 de marzo de 2013)

La nueva ley del tabaco que entra hoy en vigencia es una evidente restricción a la libertad individual tanto de los fumadores como de los propietarios de restaurantes, bares, casinos y discotecas. Esto es bastante obvio. La pregunta cuya respuesta es menos obvia es si acaso se trata de una limitación justificada para equilibrar el ejercicio de las libertades de todos los ciudadanos y avanzar en respeto.

En principio, son justificadas las prohibiciones que tienen como fin la protección de los derechos de terceras personas. En este caso, de los no-fumadores que se veían obligados a respirar el desagradable humo de cigarrillos ajenos. Menos aceptables son aquellas restricciones que se imponen para preservar el bienestar de los propios fumadores, cuando el Estado actúa como un padre sobreprotector que decide por nosotros qué nos conviene consumir y qué no.

La ley que aprobó nuestro Congreso intenta hacer ambas cosas. Por un lado, se preocupa por aquellos fumadores pasivos que reclaman justamente su derecho a un ambiente libre de tabaco… ¿acaso no bastaba con separar áreas de fumadores y no-fumadores al interior de los espacios cerrados (muchos locales hicieron las inversiones correspondientes en este sentido)? No del todo: los trabajadores de esos lugares prácticamente no tenían opción. Pero por el otro lado, la discusión de la nueva ley revela un tufillo paternalista y autoritario que en nombre de la salud pública y un intangible bien común atraviesa izquierdas y derechas en sacrificio de la libertad personal. Eso es preocupante y demanda una posición alerta.

Es muy probable que al rato nos habituemos a salir a la calle a echar un poco de humo y agradezcamos regresar a casa sin ese nauseabundo olor impregnado en la ropa. En países mejores que el nuestro la medida ha funcionado bien. Pero no abusemos de ese argumento. En esos países también se puede beber alcohol en la vía pública y hay ciertas formas permitidas de aborto, por ejemplo. Parece que el Chile actual avanza gustoso con las prohibiciones pero se muestra menos entusiasta a la hora de ampliar libertades.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-03-01&NewsID=219458&BodyID=0&PaginaId=40

“>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: