Archive for 8 marzo 2013

SIN CHÁVEZ, ¿QUIÉN LLEVA LA BATUTA?

marzo 8, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en http://www.capital.cl el 6 de marzo de 2013)

La partida del líder venezolano deja un vacío de poder en la izquierda latinoamericana y no está claro quién será el responsable de llenarlo. Hugo Chávez aparece en escena a fines de los noventa para ocupar el espacio político de un debilitado Fidel Castro. Ambos pactan con ganancia mutua. El venezolano recibe la bendición ideológica del revolucionario original y el cubano recibe un generoso subsidio petrolero que le ayuda a respirar tras el difícil período que siguió a la caída de la URSS. Así, a punta de temperamento propio y recursos naturales, Chávez toma el bastón de mando eclipsando en el escenario a otras formas más moderadas de la izquierda regional.

Los liderazgos de Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador se despliegan justamente bajo la órbita de influencia chavista. La pregunta es si acaso alguno de ellos cuenta con la fortaleza política necesaria para suceder al difunto presidente venezolano. Para hacerse acreedor de tamaña posición, Morales cuenta a su favor con el relato reivindicacionista indígena y el testimonio de enfrentamiento a EEUU por la cuestión de la hoja de coca. Sin embargo, proviene de un país muy pobre que no tiene posibilidades de auxiliar a sus vecinos y compañeros ideológicos. Correa se encuentra en una situación expectante por el tremendo espaldarazo electoral que lo acaba de poner al frente del gobierno ecuatoriano por cuatro años más. Rafael, como fue llamado durante la campaña, es también más elocuente y carismático que su colega Evo. Y si bien Ecuador está experimentando cierta bonanza petrolera, es poco probable que el mandatario destine esos ingresos a extender su esfera de influencia externa antes de seguir expandiendo el gasto y la inversión pública interna. El pragmatismo correísta se diferencia en ese sentido del utopismo chavista. 

Fuera de Bolivia y Ecuador hay poco donde buscar. La Nicaragua de Daniel Ortega también recibe aportes venezolanos en el marco de cooperación del ALBA. Su líder, por lo demás, está bastante debilitado políticamente. También se ve difícil que Cristina Fernández pueda asumir ese rol de conducción de la izquierda regional. Suficientes problemas tiene en el frente local y es poco probable que esa majamama que es el peronismo pueda servir de guía doctrinaria alguna. ¿Dónde queda Pepe Mujica? Nadie duda de su compromiso con los valores igualitaristas, pero las características del personaje contradicen la imagen de un líder sediento por tejer redes de poder continental. Es uno de aquellos casos donde la ascendencia moral no equivale a autoridad política. Finalmente, los socialismos renovados de Brasil –con Dilma Rousseff-, México –con Enrique Peña Nieto– y Chile –en el eventual regreso de Michelle Bachelet– juegan en una frecuencia centrista que no satisface el paladar de la retórica revolucionaria panamericanista.

En este contexto sólo queda a salvo la posibilidad de que Nicolás Maduro, vicepresidente de Venezuela y delfín explícito de Hugo Chávez, gane la contienda electoral que tiene por delante –probablemente contra el mismo Henrique Capriles- y continúe utilizando los recursos del petróleo para mantener a flote la ilusión bolivariana. Aunque carece de la estridencia florida de su antecesor, el liderazgo opaco y burocrático de Maduro puede gobernar un buen tiempo girando contra la cuenta corriente de la memoria chavista. Tal como lo hizo Stalin respecto del recuerdo de Lenin, dirían algunos. No es una cuenta infinita. Los petrodólares tampoco. Pero quizás alcanzan hasta que aparezca un nuevo profeta que vuelva a navegar por las venas abiertas de la América Latina.  

Link: http://www.capital.cl/opinion/sin-chavez-quien-lleva-la-batuta/

¿CUÁL FUE EL VERDADERO HUGO CHÁVEZ?

marzo 6, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 6 de marzo de 2013)

Hugo Chávez ha muerto a la temprana edad de 58 años. Para sus fieles, en Venezuela y el mundo, comienza el proceso de canonización política. Para sus detractores, después de las correctas condolencias de rigor, empieza la desmitificación de su figura. ¿Quién era realmente el comandante Chávez, este ex militar golpista que luego fuera electo democráticamente una y otra vez como presidente de su país?

El liderazgo de Chávez emerge como respuesta a la indolencia e insensibilidad de la oligarquía y partidocracia venezolana. El suyo es un fenómeno genuino de revancha y transformación social. Al contrario de lo que muchos creían, Chávez estaba lejos de ser un payaso. Entendía bien la magnitud de su misión histórica. En un país azotado por el abuso y la dependencia, el chavismo cumplió con devolverle la dignidad y el orgullo a la patria. Su líder se paraba de igual a igual con cualquier líder del planeta. Además, siempre fue coherente en su preferencia por los sectores más pobres. Ahí estaba su corazón, el centro de su discurso: su pueblo bolivariano.

Sus defectos políticos eran obvios y no tiene sentido negarlos. Como todo gobernante autoritario, perdía la compostura frente a la crítica y la disidencia. Las libertades de prensa y expresión no estaban entre sus favoritas. Parecía disfrutar descalificando a la oposición. Su hambre de acumulación de poder era casi infinita. Curioso para un personaje que se creía la reencarnación de Simón Bolívar: el libertador de América decía que no había nada peor que un ciudadano eternizándose en el poder. Si a eso le sumamos su perorata religioso-moralista, no es raro que se haya convertido para muchos en un gobernante absolutamente insoportable.

Venezuela estará de duelo por unos días. Cuando termine la tregua, se desatará una violenta batalla política entre los herederos de Chávez y una oposición que hace poco aprendió a actuar unida.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-03-06&NewsID=219934&BodyID=0&PaginaId=2

CUBA, LA CELAC Y LA COPA AMÉRICA

marzo 5, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en Ciudad Liberal el 1° de marzo de 2013)

En el juego de las relaciones internacionales hay que comerse varios pasteles amargos. Sobre todo cuando hay posibilidades comerciales en el horizonte. No tengo recuerdo de algún jefe de estado occidental sermoneando a los representantes chinos por los sistemáticos atropellos a los derechos humanos cuando de hacer negocios se trata. Hubo una época en la cual la política implicaba también la economía. El eterno bloqueo norteamericano sobre Cuba es un ejemplo. Con el paso del tiempo y el debilitamiento ideológico nos hemos puesto más pragmáticos. Algunos dicen que es para mejor: infiltrando económicamente al enemigo es posible ganar la batalla por otros medios.

Algo parecido ha repetido el Pánzer de la OEA. Insulza dice que para democratizar Cuba hay que trabajar desde la inclusión y no desde la exclusión. Entonces, en lugar de reclamar por el nombramiento de la isla de los Castro a la cabeza temporal de la CELAC habría que aprovechar esta oportunidad para convencer a la gerontocracia comunista de las bondades de la libertad política. Dudo que los Castro lean la situación a la manera de Insulza. Es más probable que lo interpreten como la incapacidad definitiva del entorno latinoamericano de cambiar el régimen cubano y la aceptación resignada de su especial característica. Quien sabe qué pasa por esas cabezas revolucionarias.

Me pidieron que contestara si acaso considero legítimo o adecuado que Raúl Castro sea el nuevo líder de la CELAC. Mi respuesta es la siguiente: lo considero ridículo pero creo que se trata de uno de esos pasteles amargos que hay que comerse en el complejo mundo de las relaciones entre estados.

No me parece necesario ahondar en las razones de la ridiculez. Supuestamente los principios de la CELAC favorecen expresamente la democracia y el irrestricto respeto a los derechos humanos. Salvo para un grupo de calcetineras fanáticas siempre dispuestas a torcer la realidad –como todos los fanáticos, dicho sea de paso- es evidente que Cuba es una rancia dictadura, vestigio arqueológico de un pasado de ignorancia forzada y represión de libertades. País maravilloso, sin duda. Con una mierda de gobierno, también.

Entonces, ¿cómo aceptar tamaño sinsentido sin traicionar la honestidad política? El director de Human Right Watch, José Miguel Vivanco, ha dicho que debemos señalar esta incoherencia y rebelarnos frente a su materialización. O en su defecto dejar de tomar en serio la CELAC. Bueno, resulta que los jefes de estado que participaron en la Cumbre no dirigen una ONG encargada de resguardar el respeto a los derechos humanos extraterritorialmente. El rol de cada presidente es conducir las relaciones con los representantes oficiales de cada uno de los demás países. Nos guste o nos disguste, Raúl Castro tiene el poder soberano en Cuba y representa para todos los efectos a su bandera. Por tanto, con una mueca de asco y la nariz arriscada, hay que entregar a los cubanos el bastón de un mando simbólico que por fortuna sólo es temporal.

Ahora bien, Vivanco tiene razón en lo segundo: en estas condiciones no se puede tomar en serio a la CELAC. Pero eso no es dramático. Así como en el mundo hay organizaciones internacionales fuertes y necesarias, también hay centenares de foros multilaterales relativamente inútiles y decorativos. Si la CELAC no cumple su propia declaración de valores, entonces acepta implícitamente ser tratada como una instancia de segundo orden.

Para terminar no puedo sino acordarme de la Copa América, que en rigor fue históricamente instituida para definir al mejor del fútbol de Sudamérica. Aun así, en las últimas ediciones se ha hecho común invitar a México, Costa Rica, Estados Unidos, e incluso en una ocasión a Japón. No recuerdo si vino España, pero estoy seguro que alguna vez se le hizo la propuesta. En cambio, no recuerdo ninguna Eurocopa con Perú, Sudáfrica o Australia. Siempre he considerado que esta costumbre latina chacrea el campeonato, sobre todo tomando en cuenta que todos los países invitados tienen además su propia competencia regional. Pero no queda más alternativa que encogerse de hombros y partir a jugar. Son las reglas de un continente casi en serio, como se llamaba aquel mítico programa de Leo Caprile. Y en fin, en eso la CELAC se parece mucho a la Copa América.

Link: http://www.ciudadliberal.cl/es-legitimo-que-raul-castro-presida-la-celac/

CHISTE CRUEL

marzo 3, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 3 de marzo de 2013)

Todas las políticas de subsidios, bonos y transferencias condicionadas tienen doble filo. Por un lado, entregan ayuda indispensable a familias vulnerables para mejorar su condición. Pero por otro lado, desarrollan una cierta dependencia y dinámica asistencialista de la cual es difícil escapar. La mayoría de estos recursos se entregan cuando los beneficiarios se encuentran bajo una determinada línea de haberes ingresos. El incentivo perverso –pero bastante humano- es no querer abandonar ese estado por miedo a perder dichos beneficios.

Algo parecido está lamentando la estudiante Arelis Pérez que por su esfuerzo y dedicación en el colegio fue acreedora de un premio en la empresa de su madre. Este reconocimiento se tradujo en dinero y mejoró la liquidación mensual de su familia. ¿Resultado? Con este suplemento quedaron justito dentro del quintil socioeconómico para el cual el Estado no contempla becas de excelencia académica para la universidad. Chiste cruel.

La culpa evidentemente no es de la empresa. Por el contrario, parece una política bien intencionada y destacable de responsabilidad social con los empleados. Sin embargo, deberían tomar nota de la inflexibilidad del sistema y en el futuro contabilizar el premio de otra manera. Con el modelo actual, la estudiante sale perjudicada porque su madre ya no recibirá esos ingresos extra y regresará al quintil inmediatamente inferior.

La otra opción es que las propias universidades o el MINEDUC sean capaces de distinguir con más detalle, a través de las fichas de acreditación socioeconómica, las diversas fuentes de ingreso familiar y excluir complementos transitorios otorgados precisamente por mérito académico. De lo contrario el mensaje al estudiante es clarito: esfuérzate un poco menos, deja que otro se lleve el premio y luego cobra tus beneficios correspondientes.  

Link:http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-03-03&NewsID=219597&BodyID=0&PaginaId=4

LUCES Y SOMBRAS DE LA LEY ANTITABACO

marzo 2, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 1 de marzo de 2013)

La nueva ley del tabaco que entra hoy en vigencia es una evidente restricción a la libertad individual tanto de los fumadores como de los propietarios de restaurantes, bares, casinos y discotecas. Esto es bastante obvio. La pregunta cuya respuesta es menos obvia es si acaso se trata de una limitación justificada para equilibrar el ejercicio de las libertades de todos los ciudadanos y avanzar en respeto.

En principio, son justificadas las prohibiciones que tienen como fin la protección de los derechos de terceras personas. En este caso, de los no-fumadores que se veían obligados a respirar el desagradable humo de cigarrillos ajenos. Menos aceptables son aquellas restricciones que se imponen para preservar el bienestar de los propios fumadores, cuando el Estado actúa como un padre sobreprotector que decide por nosotros qué nos conviene consumir y qué no.

La ley que aprobó nuestro Congreso intenta hacer ambas cosas. Por un lado, se preocupa por aquellos fumadores pasivos que reclaman justamente su derecho a un ambiente libre de tabaco… ¿acaso no bastaba con separar áreas de fumadores y no-fumadores al interior de los espacios cerrados (muchos locales hicieron las inversiones correspondientes en este sentido)? No del todo: los trabajadores de esos lugares prácticamente no tenían opción. Pero por el otro lado, la discusión de la nueva ley revela un tufillo paternalista y autoritario que en nombre de la salud pública y un intangible bien común atraviesa izquierdas y derechas en sacrificio de la libertad personal. Eso es preocupante y demanda una posición alerta.

Es muy probable que al rato nos habituemos a salir a la calle a echar un poco de humo y agradezcamos regresar a casa sin ese nauseabundo olor impregnado en la ropa. En países mejores que el nuestro la medida ha funcionado bien. Pero no abusemos de ese argumento. En esos países también se puede beber alcohol en la vía pública y hay ciertas formas permitidas de aborto, por ejemplo. Parece que el Chile actual avanza gustoso con las prohibiciones pero se muestra menos entusiasta a la hora de ampliar libertades.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-03-01&NewsID=219458&BodyID=0&PaginaId=40

“>