Archive for 7 mayo 2013

FERNANDO, EL ARREPENTIDO

mayo 7, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 7 de mayo de 2013)

De los arrepentidos es el reino de los cielos, dicen los bíblicos. El periodista Fernando Paulsen cumple con pedir disculpas públicas al candidato de la UDI Pablo Longueira por el mal rato que lo hizo pasar este domingo en Tolerancia Cero. En rigor, Paulsen pide perdón por un error que no es suyo sino del Servicio Electoral que emitió el documento. El panelista no descansó en un rumor de pasillo sino en un instrumento oficial de la institución competente. El último responsable de la información incorrecta que entregó Paulsen es el Servicio Electoral.

Un asunto distinto es si acaso se trataba de un cuestionamiento pertinente: ¿realmente importa si Longueira votó o no votó en el plebiscito de 1988? A mi juicio, muy poco. Por una parte, porque Longueira es conocido por su irrestricto apoyo a la dictadura de Pinochet. Por otra parte, porque lo políticamente rentable en estos tiempos es afirmar que se votó por la opción “No”, como han afirmado Sebastián Piñera y Laurence Golborne en la derecha. Sería absurdo que el ex ministro de economía quisiera mentirnos diciendo que votó por la alternativa más criticada y minoritaria si es que en verdad votó por la alternativa más popular y mayoritaria. Es verdad que al jesuita Longueira le gusta el sacrificio, pero esto sería demasiado.

Entonces, ¿qué ganaba Paulsen con su encerrona? Medir credibilidad. Un candidato debe dar cuenta de sus acciones y los chilenos tienen derecho a conocer su historial. Si la información del panelista era correcta y Pablo Longueira mentía de cara al país, Paulsen se anotaba un poroto. La reacción del candidato fue tan errática que muchos pensaron que efectivamente estaba faltando a la verdad. Llegó a decir que estaba confundido y que ya no recordaba si había votado o no. Raro: la generación de Longueira se desvirgó políticamente en ese plebiscito, un momento difícil de olvidar para todo el elenco que todavía interpreta a Chile en clave ochentayocho-céntrica.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-05-07&NewsID=226324&BodyID=0&PaginaId=16

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL: TAN LEJOS, TAN CERCA

mayo 6, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en revista Capital del 3 de mayo de 2013)

Tres ministros ha derribado, por así decirlo, el aluvión del movimiento estudiantil. Joaquín Lavín salió porque su permanencia se hizo políticamente insostenible a mediados de 2011. Su tumba se terminó de cavar al reconocer que había recuperado la inversión que hizo en una conocida universidad privada. Felipe Bulnes no aguantó la insoportable presión y duró apenas unos meses. Se llevó el susto de su vida en medio de la “invasión ciudadana” que sufrió la sede santiaguina del Congreso. Finalmente cayó Harald Beyer, el experto en educación, a través de una acusación constitucional que el propio movimiento alentó y monitoreó.

¿Ha ganado algo el movimiento estudiantil, más allá de atesorar collares con los huesos de sus víctimas? No poco. Se ha posicionado como uno de los grupos de presión más relevantes de la sociedad civil chilena. Sus demandas siguen concitando el apoyo mayoritario de la población y con la fuerza de ese argumento han pauteado la agenda nacional. Por si fuera poco, la batalla semántica la van ganando por goleada: vale lo que ellos entienden por lucro, no lo que piense el Presidente o su gobierno. La pregunta que corresponde hacer ahora es cuál es la estrategia correcta frente al nombramiento de la cuarta ministra del ramo, la ex SERNAM Carolina Schmidt.

Digamos en primer lugar que nadie en su sano juicio al interior del movimiento estudiantil cree que la llegada de Schmidt favorezca las transformaciones estructurales al modelo educativo que ellos vehemente exigen. La nueva ministra asume con la tarea de sacar adelante los proyectos pendientes de Beyer en el Congreso. El movimiento estudiantil justamente pone como condición de diálogo el retiro de dichos proyectos. La nueva ministra responde que en democracia los acuerdos políticos se alcanzan en el Parlamento. El movimiento se agarra la cabeza porque siente que la ministra no ha entendido nada: los que mandan están en la calle. En resumen, nada indica que los tiempos futuros sean mejores para entenderse con el gobierno.

La disputa entre el movimiento estudiantil y el oficialismo es auténticamente ideológica, en el buen sentido. Por tanto es absurdo esperar que la derecha en el poder súbitamente se percate de las bondades de un sistema que, por ejemplo, castigue el emprendimiento privado en educación y limite la libertad de los padres de elegir establecimiento para sus hijos. No parece razonable pedirle a Schmidt que lo haga. Es un juego de suma cero donde ella irá perdiendo gradualmente su capital acumulado mientras el movimiento no conseguirá abrochar ningún acuerdo significativo.

Más auspicioso puede ser, en cambio, concentrarse en la batalla que viene. Ya que las relaciones con el gobierno de Piñera están cortadas, quizás sea tiempo de pensar en los cuatro años siguientes. Principalmente, influir en el programa de gobierno de Michelle Bachelet para arrancarle una o dos promesas concretas en la dirección perseguida. La mayoría de la Concertación está dispuesta a todo con tal de agradar a estos jóvenes idealistas. París bien vale una misa y La Moneda bien vale gratuidad y fin al lucro, pensarán los estrategas bacheletistas. Este camino tiene un riesgo evidente: el ala radical del movimiento podría interpretar que sus dirigentes se han aburguesado buscando acuerdos con el establishment. Si ya una vez fueron traicionados por Bachelet –podrían pensar- ¿qué garantías existen esta vez para que cumpla con los estudiantes? Por otro lado, la capacidad de presión –o chantaje- de universitarios y secundarios es directamente proporcional al éxito de las movilizaciones. Este antecedente recomienda no abandonar las marchas. Esta vez no para hablarle a Piñera, sino para que escuche Bachelet. 

Link: http://www.capital.cl/opinion/movimiento-estudiantil-tan-lejos-tan-cerca/

EL DIVORCIO (POLÍTICO) DE ANDRÉS VELASCO

mayo 5, 2013

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 5 de mayo de 2013)

El precandidato presidencial Andrés Velasco dice estar cansado de las malas prácticas de la Concertación, que ahora se hace llamar “Nueva Mayoría”. El problema es que Velasco tiene su domicilio político en la Concertación y por esa razón está inscrito para competir en las primarias de esa coalición. La disyuntiva no es fácil y se parece mucho a un divorcio. Velasco tiene a sus abogados explorando todas las posibilidades legales para abandonar la primaria y correr directo a la primera vuelta de noviembre. El Servicio Electoral ha dicho que son los propios partidos de la Concertación los que deben autorizar su salida. Es decir, Velasco le está pidiendo el divorcio a sus viejos compañeros para empezar una nueva vida política y son éstos los que deben decidir si acceden a su petición o en caso contrario lo obligan a permanecer bajo el mismo techo impidiéndole cualquier aventura solitaria.

Velasco tiene buenas razones para estar hastiado de la convivencia con los Andrade, Escalona, Girardi y compañía. Esta es una relación conyugal que viene deteriorándose hace tiempo y que terminó por congelarse cuando el ex ministro de Hacienda se atrevió a desafiar electoralmente a su antigua jefa Michelle Bachelet. El tongo de las primarias parlamentarias habría sido la gota que derramó el vaso en el velasquismo. Una vez más las cúpulas partidarias se aseguraron de cortar la participación de nuevos actores delatando que aquello de la “Nueva Mayoría” no pasa de ser un eslogan. La indignación no sólo alcanzó a Velasco: la actriz Javiera Parada renunció al comando de Bachelet en señal de lealtad con sus compañeros de Revolución Democrática que quedaron excluidos de proceso.

¿Qué vida política le espera a Andrés Velasco fuera de la familia concertacionista? Si Pablo Longueira gana la primaria de la centroderecha y la ex presidenta se impone en la centroizquierda, se abre una interesante oportunidad: representar al centro político moderado y liberal. Si no hay ningún candidato DC ni RN en primera vuelta –Longueira es UDI y Michelle es PS- Velasco tiene mucho espacio para crecer. Es cierto que algunos lo abandonarán por dejar la Concertación, pero otros tantos se sumarán justamente por lo mismo. Aunque se trata de dos personajes muy distintos, Velasco podría convertirse en el factor Marco Enríquez-Ominami de la presente elección.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-05-05&NewsID=226127&BodyID=0&PaginaId=21

PREMIO DE CONSUELO

mayo 3, 2013

Por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 3 de mayo de 2013)

Con sendas gigantografías repartidas por Santiago Oriente, Iván Moreira trata de convencernos de que él es “un grande” mientras Ena Von Baer intenta persuadirnos que con ella sería “mucho mejor”. Puede que todo ese dinero invertido en propaganda no haya servido de mucho. La UDI renunció a la alternativa de escoger en primarias su candidato senatorial por la circunscripción más populosa de Chile y finalmente lo decidirán sus dirigentes entre cuatro paredes. Es lo que siempre han hecho en todo caso. Era raro que se mostraran tan entusiastas por la democracia interna.

Suena el nombre de Laurence Golborne para el desafío de llevar las banderas de la UDI contra el RN Manuel José Ossandón. Tanto la Ena como Moreira han afirmado que si el candidato es el querido Laurence, ellos se bajan sin chistar. Sobre todo si lo pide Pablo Longueira, que a diferencia de Michelle Bachelet, sí manda en su partido. Sería un premio de consuelo nada menor para el ex candidato gremialista. Santiago Oriente es un bastión apetecido y suele ser pelea de perros grandes. El propio Longueira y el Presidente Piñera ocuparon alguna vez ese escaño.

El ex alcalde Ossandón dice que espera tranquilo a su rival. Con sistema binominal, tiene claro que la verdadera competencia está al interior de cada coalición. El hombre tiene confianza casi ilimitada en sus atributos. Su principal activo es su trayectoria electoral: es una máquina aceitada para ganar elecciones en terreno. Puente Alto es testigo. Y es nada menos que la comuna con más votantes de la circunscripción. Pero además habla el idioma del barrio alto y entiende los vinosos códigos de la derecha latifundista chilena. Era senador seguro, dicen las encuestas, si el contrincante era Moreira o la Ena. Si Golborne acepta –tragándose la rabia contra el partido que lo dejó botado- Ossandón puede encontrarse con un partido de resultado mucho más incierto.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-05-03&NewsID=225883&BodyID=0&PaginaId=22