FÁCIL ENTRAR, DIFÍCIL SALIR

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 27 de junio de 2013)

Nos hemos quejado bastante en los últimos años –y con razón- de los abusos cometidos por empresas privadas. Sin embargo poco se ha dicho del abuso que sufren los chilenos por parte de ciertas instituciones supuestamente representativas del interés público. La inscripción mañosa de miles de ciudadanos en partidos políticos en los cuales nunca quisieron militar es un ejemplo. Chilenos que se acercaron con la mejor de las intenciones a firmar por una causa medioambientalista o respaldar la postulación de una determinada candidatura independiente se acaban de enterar que su nombre ha sido borrado del padrón que se utilizará en las primarias del próximo domingo porque aparecen inscritos en partidos que no pertenecen ni a la Alianza ni a la Nueva Mayoría.

La indignación de estos compatriotas es comprensible. Han sido engañados y su buena fe ha sido aprovechada con fines distintos a los previstos por ellos. Lo peor es que el mecanismo de desafiliación funciona igual a muchos servicios que uno contrata con ciertas empresas: muy fácil entrar, muy difícil salir. Como es evidente, nada de esto contribuye a mejorar la reputación de la política. Los partidos involucrados deben responder satisfactoriamente. No basta con sacarse los pillos.

Por supuesto, en las redes sociales hubo espacio para tratar la situación con humor. “¡Es el colmo! firmé por la candidatura de MEO y ahora soy candidato a senador por el PRO” escribió uno. “¿Sor Teresa? Inscrita en el PRO. ¿Gandhi? Inscrito en el PRO. ¿Los Beatles? Todos inscritos en el PRO” añadió otro. Pero no sólo el partido de Marco Enríquez sufrió las burlas. “Firmé por la candidatura de Sfeir y ahora aparezco inscrito en un curso de reiki”, “Firmé por Longueira y ahora aparezco inscrito como voluntario para el servicio militar”, “Firmé para apoyar la candidatura de Parisi y me figura como protestado”, “Firmé por Velasco y ahora estoy suscrito al Harvard Business Review”, “Firmé por Orrego y ahora tengo un arcoiris en la guata” fueron algunos de los mejores. Claro, el humor no omite la gravedad de la falta.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-06-27&NewsID=231564&BodyID=0&PaginaId=15

Anuncios

Una respuesta to “FÁCIL ENTRAR, DIFÍCIL SALIR”

  1. Sebastian Leroy Says:

    Pero, hablando en serio, ¿cuál es la forma de salir? 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: