LOS FANTASMAS DE CHEYRE

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 22 de agosto de 2013)

No hay caso. No podemos sacudirnos el pasado. Vuelve como un fantasma a meterse en el presente. Y aunque para las nuevas generaciones éste puede ser un tema agotador, para muchas y muchos chilenos es todavía una herida abierta, supurante incluso, toda vez que demasiados no han tenido justicia. Esta vez los fantasmas del pasado tocaron la puerta de Juan Emilio Cheyre, general de ejército hace años retirado y hasta ayer, director del remozado Servicio Electoral.

Cheyre debe pensar que los fantasmas se equivocaron de víctima. Les pidió que recordaran su rol como comandante en jefe, sus mea culpa, su esfuerzo por reconciliar a los uniformados con los civiles. De todos, parecía gritar Cheyre, soy el que menos merezco esta persecución.

Pero los fantasmas no accedieron al ruego. El caso Lejderman era conocido y a Cheyre no le han acreditado ningún tipo de responsabilidad penal. No es lo relevante. Los fantasmas no son jueces, sólo avivan el recuerdo: un niño de dos años entregado a las monjas por el joven oficial porque sus padres fueron asesinados. Recuerdo macabro, pesado, imborrable.

Cheyre hace lo correcto al renunciar porque de lo contrario ese fantasma amenazaba con contaminar su labor a la cabeza de un organismo que paradójicamente tiene por objeto cuidar los procesos democráticos, esos que quebró de golpe el golpe. Ninguna de sus últimas declaraciones tuvo que ver con los votos marcados ni con el sufragio en el exterior: en todas estaba su figura en el ojo del huracán. Sus respuestas no fueron satisfactorias para los estándares morales del 2013. Su permanencia a la cabeza afectaba negativamente al Servel y Cheyre lo entendió. Es esa especie de muerte civil que arrastran los que participaron o colaboraron con la dictadura.

Los fantasmas están de regreso aprovechando el aniversario simbólico: 40 años. Se pasearon ostentosos por los medios internacionales que se fijaron especialmente en que teníamos dos candidatas presidenciales hijas de generales de la FACH, historias cruzadas por las decisiones que hace cuarenta años tomaron sus padres. Los fantasmas, siempre al acecho, están de vuelta.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-08-22&NewsID=236721&BodyID=0&PaginaId=21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: