CÓMO SE VIENE EL GABINETE DE MICHELLE

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 5 de enero de 2013)

La mitología vaticana dice que si uno ventila por los medios un favorito para ocupar el trono papal en la previa de un cónclave ése nombre se termina quemando. En consecuencia, para los interesados en el puesto lo peor es transformarse en papabili. La política juega con los mismos códigos cuando se trata de especular sobre los ministros que conformarán un próximo gabinete. Pero como esta humilde columna no tiene poder ni influencia para quemar a nadie, nos permitimos la licencia de apuntar algunos personajes que deberían aparecer en el equipo que anunciaría próximamente Michelle Bachelet.

En Interior la presidenta electa querrá un Pánzer a su lado, un auténtico primer ministro que ordene la casa, enfrente las balas y se relacione con los partidos. Suena el diputado DC Jorge Burgos –que no repostuló al Congreso- el ex ministro PS Ricardo Solari –que después de ser el principal promotor de Bachelet en 2005 misteriosamente no entró en ese gabinete- y hasta el tótem PS Camilo Escalona. Todos animales políticos de tonelaje, sin duda capacitados para llevar el buque de la Jefa a puerto. Algunos le ponen ficha al ex ministro de hacienda Nicolás Eyzaguirre (PPD), que anticipándose al veto de la izquierda más dura escribió hace pocos días un artículo cuadrándose con la tesis de la gratuidad universitaria. Por lo mismo, algunos creen que Eyzaguirre tomará finalmente el fierro caliente de Educación.

El polifuncional Burgos también podría quedarse en la estratégica Secretaría General de la Presidencia, encargada de sacar adelante los proyectos emblemáticos de la Nueva Mayoría en el Congreso. Aquí también se repite el nombre del PS Alberto Arenas, uno de los más íntimos colaboradores de Bachelet durante la campaña. El fiel y mateo Arenas, sin embargo, es para muchos un número puesto en Hacienda. Queda la interrogante sobre el futuro de Rodrigo Peñailillo (PPD), el silencioso brazo derecho de la presidenta: ¿volará con alas propias asumiendo un desafío ministerial o preferirá Michelle conservarlo a su lado?

Álvaro Elizalde (PS) y Javiera Blanco (independiente-DC) oficiaron de voceros en la campaña y la hicieron relativamente bien. De uno de los dos debería salir el nuevo Secretario General de Gobierno. Aquí ya no sólo cuentan sus aptitudes políticas sino el partido al cual pertenecen. La Moneda cuida los equilibrios -o sea, cuotea bien. Blanco corre con ventaja si se trata de avanzar en presencia femenina, aunque también es nominada para el ministerio de Justicia. Otras mujeres que podrían estar en el gabinete son Andrea Repetto, Carmen Romero, Valentina Quiroga, Claudia Sanhueza, María Antonieta Saa, Danae Mlynarz, Clarissa Hardy y Laura Albornoz. Las dos últimas ya fueron ministras de Bachelet.

Sus ex contendores también suenan. Claudio Orrego (DC) iría a Desarrollo Social y José Antonio Gómez (PRSD) se rumorea en Educación. Alberto Undurraga (DC) asumiría en Vivienda. Máximo Pacheco (independiente-DC), José Goñi (PPD) y Luis Maira (PS) tienen cara de candidatos para Relaciones Exteriores. Nadie sabe con certeza qué cartera ocuparán los comunistas pero sería raro que Michelle no los premiara con un ministerio: el PC se cuadró con ella con el propósito de volver a integrar un gabinete después de 40 años.

A pesar de todo, puede haber sorpresas. El círculo bacheletista es hermético y se mueve bajo un manto de secretismo. Algunos piensan que eso es lo que corresponde. Yo soy de la idea contraria: los aspirantes a la presidencia debieran transparentar con antelación a sus eventuales colaboradores para que la ciudadanía tenga más elementos de juicio a la hora de decidir.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2014-01-05&NewsID=251706&BodyID=0&PaginaId=15

Anuncios

Una respuesta to “CÓMO SE VIENE EL GABINETE DE MICHELLE”

  1. Manuel Vittini Says:

    Absolutamente de acuerdo con que el pesebre es una imagen simbólica que le da un tinte cristiano- católico que de alguna forma puede ser interpretado como una falta a la consideración igualitaria que debe tener el estado en materia religiosa. No obstante, desde la esfera liberal también podría ser considerado como un sello propio del gobierno de turno, el cual sin duda alguna tiene una procedencia apegada a los valores cristianos. A mi parecer el problema reside en la constancia temporal a lo largo de todos los gobiernos que seguramente han adoptado líneas simbólicas similares a la del actual gobierno. De todos modos creo que el pesebre debiese ser considerado como un evento aislado, interpretándolo como algo propio de la línea religiosa del gobierno de turno, y no como una ofensa a quienes pertenecen a otras religiones. Más brutal me parece que una candidata presidencial diga que no va a ser nada que no este contemplado en la Biblia si llega a ser presidente , lo que aparté de populista es además una real ofensa al estado laico. Saludos liberales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: