SIR MANUEL

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 12 de mayo de 2014)

La mayoría de las buenas historias de fútbol son aquellas que destacan al niño que superó la pobreza pateando un balón de cuero sobre el maicillo. La de Manuel Pellegrini es ligeramente distinta pero igualmente buena. Pertenece al pequeño grupo de profesionales que amaron tanto este deporte que construyeron su vida sobre este incierto carrusel. Como jugador nada especial, como entrenador un gigante. Pero por sobre todo -lo que a estas alturas se debe haber repetido mil veces- un caballero dentro y fuera de la cancha.

En Inglaterra no le tenían mucha fe al comienzo. A los latinoamericanos no les va bien desde el banco en la isla. La atención que ponen sobre los entrenadores y su personaje es desequilibrada respecto de los jugadores. Los británicos pueden ser flemáticos pero nada les gusta más que un escándalo. Por eso Mourinho es el técnico predilecto de los tabloides. Siempre da que hablar. Pellegrini era demasiado quitado de bulla, parco y austero. O sea, fome.

La prensa de hoy tiene otra valoración. Fue un campeonato raro donde el Manchester City casi nunca estuvo en la punta, siempre a la caza de puntos perdidos por sus adversarios. Hasta que se cayeron todos y emergió el mejor equipo de la Premier League. No hay ningún medio que reste merito a su conducción. Mourinho podrá ser un gran ajedrecista de batallas, el chileno demostró ser un general para la guerra. Tiene un valor especial la dignidad de Pellegrini. La dignidad de los momentos difíciles y la dignidad de la victoria. La dignidad del estratega que tras 10 trabajosos anos se lleva su primera liga europea, tapando más de alguna boca y sin hacer alarde de ello.

Porque eso hacen los verdaderos caballeros. Se comportan de una determinada manera que proyecta integridad, lo que no tiene que ver con dinero sino con respeto. Una característica que siempre justifica palmaditas en la espalda. Pero un estilo que ahora se demuestra además efectivo, ganador e histórico. Desde ayer el fútbol tiene otra muy buena historia, una de redención, disciplina y vocación. La historia de Sir Manuel.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2014-05-12&NewsID=272207&BodyID=0&PaginaId=8

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: