EL VIAJE DE MICHELLE A BRASIL

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 15 de junio de 2014)

Image

Michelle Bachelet viajó a Brasil en visita oficial de Estado que coincidió con el primer partido de Chile en el mundial, al cual aprovechó de asistir a partir de una invitación de Dilma Rousseff. Como siempre, sin embargo, hubo críticas de la oposición y de cierta parte de la ciudadanía. ¿Son fundados estos cuestionamientos? La verdad es que no mucho. La Presidenta no estaba de juerga en tierras mundialistas. Firmó un acuerdo sobre derechos humanos, discutió temas bilaterales y regionales, y permitió que su comitiva de empresarios estrechara lazos con sus pares brasileños.

El argumento más recurrente de las voces críticas apunta a que Bachelet tenía asuntos importantes que atender en Chile a raíz de las inundaciones que han sufrido algunos territorios. Sin duda, siempre habrá algo importante que atender y en esa lógica los mandatarios no debieran salir jamás del país. Por lo demás, sería institucionalmente triste que la gestión de este tipo de desastres naturales o artificiales dependiera de la primera magistratura. Por supuesto que hay excepciones. La prudencia es buena consejera. Por ejemplo, Sebastián Piñera hizo bien conteniendo su ansiedad de asistir a Sudáfrica 2010 en plena etapa de reconstrucción después del terremoto.

Como varios parlamentarios también organizaron viajes al mundial, la crítica se hizo extensiva a toda la clase política. Esta también es una queja conocida: ir a Brasil a ver los partidos de Chile es un lujo y nuestros representantes deberían estar trabajando en lugar de darse ese tipo de lujos. En efecto, algunos honorables se toman vacaciones con una soltura de cuerpo que casi ningún ciudadano ordinario tiene en su trabajo. Pero los seguimos eligiendo y algunos incluso obtienen aplastantes mayorías.

El cualquier caso, Bachelet respondió los ataques con un lucido contragolpe. Una vez en el estadio dio entrevistas con la roja de la selección, fue al camarín de los victoriosos jugadores y hasta Mauricio Pinilla la bautizó como #PresidentaCábala (algo con lo cual Piñera habría sido el hombre más feliz del planeta). Michelle neutralizó los embates rivales con su encanto y sencillez, una arma que nunca le falla frente al arco contrario.

Anuncios

Una respuesta to “EL VIAJE DE MICHELLE A BRASIL”

  1. Manuel Lobos (@manulo1971) Says:

    Poco más de lo que pudo hacer estando acá, lo que hizo estando allá. Quizás lo pudo hacer antes del mundial igual o después del mismo. La cosa es que un presidente debe cuidar las apariencias igualmente y no andar en medio de una fiesta cuando hay gente sufriendo con la lluvia en la actualidad..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: