EL INCÓMODO REGALO BOLIVIANO

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 29 de junio de 2014)

Tiene bastante razón el canciller chileno Heraldo Muñoz: el regalito del gobierno boliviano a las delegaciones presentes en el G77 envuelve una inequívoca señal “inamistosa” hacia nuestro país. Que el artefacto en cuestión marque la hora al revés no tiene ninguna relevancia para estos efectos. Bolivia acaba de instalar sendos relojes en sus oficinas públicas donde las manecillas se mueven hacia la izquierda en lugar de hacia la derecha. Según ellos, se trata de un símbolo de rebeldía sureña ante los patrones culturales que impone el norte del planeta. Es un gesto político curioso. Algunos lo consideran una ridiculez o un infantilismo. Otros lo miran como una bonita afirmación identitaria. Como sea, encarna el anhelo refundacional que caracteriza al eje bolivariano del continente. Al menos han tenido la delicadeza democrática de permitirles a los ciudadanos altiplánicos la libertad de conservar sus relojes convencionales.

Pero Heraldo no dispara contra la forma como nuestros vecinos miden el paso del tiempo. El reloj obsequiado por la diplomacia de Evo Morales viene incrustado en un trozo de madera con los contornos del territorio boliviano. Y ahí, como un apéndice cayéndose al océano pacífico, está incluida la región de Antofagasta. Es decir, el regalo de Bolivia abusa de una triquiñuela cartográfica haciendo pasar por propio un pedazo de tierra que es (al menos por ahora) legalmente ajeno. Esto no debería sorprendernos demasiado. Muchos países lo hacen como una forma de reivindicar lo que ellos creen es un derecho histórico. Lo que le molesta especialmente a Chile es que sus pares bolivianos estén haciendo un provocativo lobby en una instancia donde supuestamente no lo harían.

Esto del lobby en los foros multilaterales está siendo medio traumático para Chile. Después de la experiencia con Perú en La Haya, muchos se quedaron con la sensación de que el estado chileno pudo jugar mejor sus cartas en el plano de las relaciones públicas, donde los peruanos nos habrían sacado mucha ventaja. La verdad es que no hay forma de medir ni de comprobar que las estrategias comunicaciones se traduzcan en fallos judiciales. Bien puede ser un mito al cual nos hemos acostumbrado en la necesidad de encontrar culpables y explicaciones a nuestras frustraciones diplomáticas.

Sin perjuicio de lo anterior, esta vez Chile quiere cerrar el flanco político. Es mejor que sobra a que falte, parece ser la consigna. Para eso la cancillería ha elaborado un folleto con los argumentos chilenos frente a la pretensión boliviana. La idea es que nuestros representantes y embajadores a lo largo y ancho del globo lo vayan socializando como el evangelio. Evo, por su parte, recuerda a los chilenos que su rollo no era con Piñera sino con La Moneda, fuese quien fuese su ocupante. El asunto del reloj subversivo con protuberancias territoriales es un canapé de la contienda que se viene.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2014-06-29&NewsID=280812&BodyID=0&PaginaId=28

Anuncios

Una respuesta to “EL INCÓMODO REGALO BOLIVIANO”

  1. dieta01.com Says:

    Hola

    Estuve leyendo tu redacción y hay cuantiosas información que no conocía que me has
    aclarado, esta genial.. te quería devolver el periodo que
    dedicaste, con unas infinitas gracias, por enseñarle a gente como yo jujuju.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: