VELASCO VERSUS ME-O

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 27 de julio de 2014) 

Paradójicamente, las dos almas de la Nueva Mayoría se encarnan en dos figuras públicas que en rigor no pertenecen a ella. A un lado, Andrés Velasco. En 2013, el ex ministro de Hacienda del primer gobierno de Bachelet se presentó como independiente a las primarias de la Nueva Mayoría. Sin embargo, desde entonces ha mantenido una relación crítica y distante del actuar del gobierno y de la coalición que lo sustenta. Fundó un nuevo movimiento político –Fuerza Pública- y aunque no tiene parlamentarios que porten sus banderas en la discusión legislativa, se las ingenia para estar siempre en la primera línea del debate. Los medios usualmente quieren saber qué piensa sobre la reforma X, el proyecto Y o el acuerdo Z. Al otro lado, Marco Enríquez-Ominami. Con dos campañas presidenciales a cuestas, el otrora díscolo de la Concertación ha acercado posiciones con el bloque “progresista” del oficialismo. Los coqueteos han sido evidentes: “si digo que la Nueva Mayoría nos cae mejor que la vieja Concertación, de eso no hay duda”, ha dicho. Aunque el PRO tampoco pudo instalar parlamentarios propios en el Congreso, ME-O también se las arregla para ser foco de interés mediático. Aunque conserva una buena cuota de acidez y escepticismo, en general se le ha visto alineado con varios de los objetivos de la administración Bachelet.

Lo interesante es que ambos son los mejores prospectos del mundo de la centroizquierda para proyectar el gobierno de la Nueva Mayoría. Todavía falta mucho, pero la forma que va tomando el naipe en el camino puede determinar el desenlace. Bachelet no debería cometer el mismo error que cometió en su primero gobierno, cuando se desentendió completamente del asunto de la sucesión y terminó asistiendo a la derrota -y posterior funeral- de su coalición a pesar de contar con niveles extraordinarios de popularidad personal.

¿No tiene acaso la Nueva Mayoría otras alternativas? Podría tenerlas. El senador Lagos Weber y la alcaldesa Tohá suenan en la lista de pre-precandidatos. Los ministros Nicolás Eyzaguirre y Ximena Rincón tampoco pueden descontarse. El gabinete es mejor vitrina que el Congreso. En un exceso de entusiasmo, el diputado Fidel Espinoza candidateó incluso al ministro de Interior Rodrigo Peñailillo tras la interpelación de esta semana. El problema es que si ninguno prende, la pole position la siguen teniendo Velasco y Enríquez-Ominami.

El enfrentamiento entre ellos ya comenzó. “Yo no tengo nada que ver con ME-O”, dijo Velasco. Lo acusa de cargarse a la izquierda. Por su parte, Carlos Ominami ha dicho que el ex ministro de Hacienda está “con una pata” en la Nueva Mayoría pero “buscando mucho coqueteo con la derecha”. He allí el dilema. Velasco representa un reformismo gradual y amigo del consenso que satisface paladares más centristas. ME-O reivindica los aspectos más  transformadores del programa de Michelle. Ninguno de los dos tiene la capacidad expansiva de la Presidenta. Si el nombre es Velasco, se desangraría el flanco izquierdo. Si el nombre es ME-O, se corre el riesgo de perder el centro y la DC.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2014-07-27&NewsID=282883&BodyID=0&PaginaId=11

Anuncios

Una respuesta to “VELASCO VERSUS ME-O”

  1. cbellolio Says:

    No había leído esta columna de Kenneth Bunker, que por lo visto va en la misma línea. Recomendada: http://voces.latercera.com/2014/07/08/kenneth-bunker/nueva-mayoria-entre-enriquez-ominami-y-velasco/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: