UN FINAL ESPERADO

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 14 de febrero de 2015)

Se terminó una semana jodida para el gobierno y complicada para la Nueva Mayoría. No le quedaban muchas balas a Sebastián Dávalos Bachelet para seguir resistiendo fuego amigo y enemigo. A medida que fue escalando la necesidad de explicaciones fue creciendo también la exigencia de responsabilidades políticas. Hasta que renunció -a regañadientes y visiblemente irritado- el causante de tanta incomodidad oficialista. Dentro de lo deslucido que fue todo, era la salida más razonable. Aun cuando no existan delitos, la política cobra sus deudas con estándares más exigentes. El pecado fue no haberlo entendido antes.

“Muerto el perro se acaba la rabia” dijo en su despedida Xavier Azkargorta. Sin duda la indignación ciudadana bajará algunos tonos con el perdón del primer damo. Pero no se extingue. Al menos hasta que el asunto del tráfico de influencia quede aclarado. Lo que difícilmente se reparará es la percepción instalada que en el entorno íntimo de la Presidenta hay una nota disonante con su discurso de igualdad y su propia imagen de sencillez. Su rol en este incendio permanece en el misterio. Los analistas se rinden a Peñailillo, pero de ella no se oye padre.

De esta manera La Moneda recupera el habla y comienza el trabajo de recuperación de memoria corta: antes de Dávalos -y de Lorenzini- estaba el importante asunto del aborto, donde el proyecto bacheletista cuenta con un abrumador apoyo ciudadano. Y antes de eso, un gran cierre de año legislativo. El caso Caval les arrebató la agenda sin misericordia. La primera tarea es volver a controlarla.

A la derecha se le acaba la fiesta, en todo caso. Todo lo que venga sobre el #DavalosGate será menos intenso que el asedio reciente. Resucita el caso Penta, por de pronto. Probablemente se les pedirá a ellos que también hagan un gesto, léase: que sacrifiquen a uno de los suyos en los altares de la transparencia. Mientras más aprieten en el juego de las sospechas cruzadas, más serán apretados en su tejado de vidrio. Quizás es mejor para todos irse de vacaciones y dejar el ambiente reposar. Ha sido un verano poco estimulante para los amantes de la buena política.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2015-02-14&NewsID=301464&BodyID=0&PaginaId=18

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: