LA VENGANZA DEL COBRADOR DE IMPUESTOS

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 24 de mayo de 2015)

En una reciente entrevista, el ex director del SII Michel Jorrat confirma lo que ya era un secreto a voces: que recibió presiones del ministerio del Interior –encabezado por Rodrigo Peñailillo- para que no siguieran investigando el caso SQM. ¿Por qué? Porque personeros de la Nueva Mayoría y la propia campaña bacheletista –incluido Peñailillo- aparecían entre los involucrados en potenciales delitos tributarios. Si la versión de Jorrat es ajustada a la realidad, quiere decir que desde el gobierno le avivaron la cueca al SII cuando era la UDI la que estaba con la soga al cuello por las platas de Penta, pero le quisieron poner freno a su celo inquisitivo cuando llegó la hora de medirlos a ellos con la misma rigurosa vara.

Algunos creen que Jorrat rompió los códigos de la política. Que cuando te toca pagar, hay que morir en la rueda. Que no hay lugar para sanguchitos de palta. A fin de cuentas su confesión no afecta sólo a Peñailillo, sino que obliga a las actuales autoridades de La Moneda a salir a defender el honor del gobierno. Por eso Burgos y compañía se apuraron a cuestionar la veracidad del testimonio de Jorrat.

Pero Jorrat es un animal herido. Tiene rabia porque lo metieron en una operación que le costó el puesto, además de ponerle abrupto fin a las positivas transformaciones que encabezaba en el SII. Ahora le interesa rehabilitar su nombre frente a la opinión pública, para que ésta finalmente entienda que él nunca estuvo en el bando de los malos sino en el de los buenos. Es difícil exigirle lealtad a una persona en sus atribuladas circunstancias -que incluyeron fuertes cuestionamientos morales a su persona e incluso amenazas.

Viendo la película completa, lo peor de esta teleserie es el daño al Servicio de impuestos Internos. El prestigio de una institución que debiera ser garantía de imparcialidad y credibilidad ha sido mancillado en los últimos años. Comenzó en tiempos de Piñera, bajo la controversial administración de Julio Pereira. Con Bachelet, el problema se profundizó. Hoy, muchos chilenos creen que el SII puede ser tironeado para servir ciertas agendas políticas particulares. Si Piñera fue catalogado como el gran destructor de las instituciones –por casos como Casen, el Censo y el SII- es hora de preguntarse si acaso Bachelet no merece un apelativo similar.

Como sea, el desafío es recuperar ese prestigio para que un organismo tan importante nunca más se preste para estas jugarretas. Podríamos partir por pensar en independizar completamente a su director de la subordinación política del gobierno de turno.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2015-05-24&NewsID=314401&BodyID=0&PaginaId=17

Anuncios

Una respuesta to “LA VENGANZA DEL COBRADOR DE IMPUESTOS”

  1. Carlos Segundo Says:

    Ya se sabe que el chanchullo, era lo mas normal para la clase politica. el dilema esta en que ellos mismos quieren dictar normas de buena conducta lo cual me parece erroneo totalmente. La verdad es que me da preocupacion lo que se avecina ya vivimos esta etapa,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: