¿TIENE CHILE UN NUEVO MAPA POLÍTICO?

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 27 de agosto de 2015)

¿Tiene Chile un nuevo mapa político? Todavía no, pero está naciendo. El viejo ciclo dictadura-transición se niega a morir, pero ya asoman algunos proyectos que se emancipan de esa lógica y buscan su identidad en una narrativa propia.

Los partidos mueren de jóvenes y no de viejos, dice la experiencia. Por eso colectividades pre-73 como la DC y el PS siguen gozando de buena salud. Pero no tienen el futuro asegurado. El encorvamiento generacional es un problema real. Lo mismo que le ocurrió a los radicales (que apenas sobreviven con respirador artificial) le podría estar afectando especialmente a los democratacristianos. Los comunistas están viviendo una especie de segundo (o tercer) aire gracias a sus buenos resultados a nivel estudiantil. ¿Seguirá unida la Nueva Mayoría? Lo más probable es que sí. El poder es un afrodisíaco potente. Dividirse es ponerlo en riesgo. Por lo demás, para la generación que (todavía) lidera dichos partidos, el recuerdo de Pinochet no se ha ido. Mientras perdure la épica de la lucha contra la dictadura, hay material afectivo suficiente como adhesivo coalicional.

El sistema binominal se encargó de traducir esa grieta cultural en una pétrea división electoral. Nos acostumbramos a vivir en condiciones duopólicas: a un lado la Concertación, al otro la Alianza. Eso no cambiará de la noche a la mañana, aun con nuevo sistema electoral. Los protagonistas de la derecha siguen siendo RN y la UDI, partidos que han demostrado una admirable resiliencia: pocas colectividades pueden bancarse tantas derrotas, fracasos y palizas sucesivas y seguir tan campantes como antes.

¿Algo nuevo bajo el sol? Hay dos tipos de referentes nuevos: los llamaremos “reciclados” y “juveniles”. Los primeros son aquellos cuyos dirigentes más conocidos renunciaron a sus tiendas de origen y se organizaron en forma paralela. Es el caso del PRO de Marco Enríquez-Ominami, Amplitud de Lily Pérez, e incluso Fuerza Pública de Andrés Velasco. Los segundos son movimientos cuyos rostros no cuentan con trayectoria partidaria reconocida y que buscan dar el paso a la adultez, como Evopoli, Revolución Democrática, la Izquierda Autónoma o Red Liberal.

¿Podríamos presenciar un cambio en las alianzas? Lo interesante será observar qué ocurre con el bloque de Centro-Liberal (donde grupos que nunca antes se habían sentado en la misma mesa tendrán que construir una institucionalidad y cultura común) y si acaso las organizaciones de Giorgio Jackson, Gabriel Boric y otros movimientos afines se ponen de acuerdo para disputarle el espacio de izquierda a los partidos tradicionales que lo habitan.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2015-08-27&NewsID=323125&BodyID=0&PaginaId=19

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: