PRESTÁNDOLE ROPA A LOS OBSERVADORES

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 6 de diciembre de 2015)

La Presidenta Michelle Bachelet ha designado un consejo de observadores para la primera etapa del proceso constituyente. Son quince personalidades de diversos ámbitos. De abogados constitucionalistas a futbolistas, de dirigentes sociales a artistas, de comunicadores a miembros de centros de pensamiento. La nómina ha recibido críticas desde casi todos los sectores. Por un lado, se le acusa de escuálida presencia femenina (sólo hay tres mujeres). También se le acusa, desde la izquierda, de sobre-representar a la derecha. Desde regiones, se critica la mirada centralista de una selección casi puramente santiaguina. Los grupos pro constituyentes que no fueron considerados –como Marca AC- también han levantado la voz para quejarse. Finalmente, la propia derecha considera que el nombramiento a dedo de estos consejeros no es transparente ni da suficientes garantías de imparcialidad.

Todas estas críticas son, en mayor o menor medida, descriptivamente correctas. Quizás, sin embargo, pierden de vista el objetivo del órgano recién creado. Hay que recordar que el proceso constituyente anunciado por Bachelet tiene varias etapas y el consejo de observadores tiene por acotada misión la vigilancia puntual de la primera. Es decir, su tarea no es definir contenidos ni decidir acerca del procedimiento que finalmente utilizaremos para redactar la nueva constitución, sino vigilar la puesta en marcha de una fase preliminar dedicada a la socialización del debate constituyente. La idea es, en otras palabras, alejar el fantasma de que el gobierno quiere ocupar esta etapa de pedagogía cívica como una instancia de adoctrinamiento ideológico.

En ese particular sentido, el consejo de observadores merece una oportunidad de buena fe. Similares dudas existían sobre la conformación de la llamada comisión Engel contra la corrupción. Pero sus recomendaciones han sido de lo mejor que hemos recibido en el último tiempo. Nuestros congresistas han estimado que no les conviene seguirlas al pie de la letra, pero esa es otra historia. Exigir “representantes” de intereses partidarios y sectoriales en estos consejos consultivos es malinterpretar su espíritu. Evidentemente, pudo haber más mujeres y ciudadanos de regiones, pero no es dramático mientras no entremos a la discusión sustantiva. Probablemente sea cierto que la derecha está sobre-representada, pero parece una estrategia inteligente para sumar al adversario a una conversación a la que todavía se resiste. Finalmente, las críticas al proceso constituyente en general siguen teniendo espacio. Bachelet no ha sido lo suficientemente prolija. Pero ya que estamos en esto, todos los que llenan la boca pidiendo un cambio de actitud ante el escenario de desconfianza en las instituciones podrían partir prestándole ropa al consejo de observadores y deseándoles el mayor de los éxitos en su tarea.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2015-12-06&NewsID=332575&BodyID=0&PaginaId=13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: