EL DONALD TRUMP CHILENO

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 20 de enero de 2016)

Como se dice en el campo, al diputado PPD Jorge Tarud se le arrancaron las cabras pal’ monte. Uno espera que las personas que ostentan cargos de representación de alto nivel sean capaces de contener sus impulsos rabiosos frente a la cámara o el teclado. Más cuando se trata de un miembro de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, de quien uno esperaría además una cuota de diplomacia. Tarud estuvo en las antípodas de la diplomacia: sus expresiones respecto del presidente venezolano Nicolás Maduro fueron groseras y ofensivas. Eso no corresponde a un político serio, menos a uno que dice tener aspiraciones presidenciales.

Lamentablemente, Tarud sigue un ejemplo de lenguaje soez y desvarío nacionalista que tiene éxito en ciertos contextos. Aunque partió casi como una humorada, la candidatura presidencial del excéntrico multimillonario Donald Trump en Estados Unidos va como avión. Su estrategia es decir fuerte y claro lo que alguna gente piensa, sin el filtro de la prudencia ni de la responsabilidad, especialmente cuando se trata de estereotipar al extranjero, al migrante, a cualquiera que pertenezca a otro credo cultural. Tarud viene practicando un deporte similar desde hace un buen tiempo*. Es cierto que eso le ha granjeado cierta simpatía en el extremo derecho del arco iris, pero nadie en su partido o en su coalición está dispuesto a jugársela por su aventura presidencial.

Esto no quiere decir que Tarud no pueda o no deba emitir juicios frente a las indesmentibles violaciones cotidianas a los derechos humanos que se viven bajo el autoritarismo chavista. Las vejaciones sufridas por la familia de Leopoldo López son política y moralmente condenables. Muchos quisiéramos tener un gobierno que rompa el silencio cómplice respecto de la situación venezolana. Pero la bravuconería no es el instrumento idóneo para conseguir resultados efectivos en las relaciones internacionales.

*Honestidad obliga a consignar que su reacción frente a la crisis migratoria en Medio Oriente fue muy distinta a la de Trump: Tarud llamó públicamente al gobierno chileno a acoger refugiados sirios. La pulsión chauvinista de Tarud se desata especialmente en conflictos regionales. 

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2016-01-20&NewsID=335990&BodyID=0&PaginaId=20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: