EL LAMENTO DE GUILLIER

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 23 de noviembre de 2016)

Las estrategias de victimización son un clásico en política. Desde su irrupción como precandidato, el senador Alejandro Guillier ha insistido en esa táctica. Ha señalado que la elite no lo quiere, que nunca había visto a nadie tan maltratado por los medios como él, y ahora que prácticamente nadie lo pesca en La Moneda. Incluso, agregó, el ministro del Interior Mario Fernández se olvida de las conversaciones que sostienen.

Es probable que algunas de esas cosas sean parcialmente ciertas. El “partido del orden”, como le dicen a la trenza de alianzas político-económicas que atraviesan el espectro político y que en cierta forma administra a la nación, ha dicho con todas sus letras que prefiere decidir entre Piñera y Lagos. Un conocido periodista deportivo echó al agua a un medio de comunicación que quería –según su versión- “matar a Guillier”. Se sabe que el propio ministro del Interior quiere a Lagos como presidenciable de la centroizquierda.

Pero tampoco hay que exagerar. No es sorpresa que la élite política y económica se sienta más a salvo con Lagos que con Guillier. El primero demostró, como gobernante, no tener mayores complejos con el modelo de desarrollo chileno. En cambio, Guillier es una caja de pandora: nadie sabe con certeza qué puede salir de ahí. Aunque no tiene un relato afinado, todo indica que el senador por Antofagasta tomará el camino de denunciar a los grandes poderes. Por eso sostuvo que él, a diferencia de Lagos, venía del “mundo de los movimientos sociales” –aseveración bastante dudosa pero pegadora. Tampoco es evidente que los medios le carguen la mano o que exista una conspiración para dañarlo. Puede haber uno que otro caso, pero en general el tratamiento de su repentina precandidatura ha sido enteramente normal, con más curiosidad que saña. Por último, si echamos un vistazo a lo que ocurrió en Estados Unidos, Trump ganó con toda la prensa en contra.

Sobre lo que piensan en el equipo político La Moneda, hasta cierto punto a Guillier le conviene que regaloneen más a Lagos. Por un lado, Guillier puede seguir girando en la retórica del outsider anti-cúpulas. Por el otro, no estamos hablando de un gobierno victorioso con el cual todos quieren sacarse la foto. Por el contrario, casi nadie quiere salir en esa foto. Hace un par de lustros, la buena onda del ministro de Interior habría sido relevante. Por ahora, da lo mismo que Fernández haga como que no se acuerda.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2016-11-23&NewsID=360080&BodyID=0&PaginaId=26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: