DÍAS DIFÍCILES PARA EL CENTRO LIBERAL

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 3 de enero de 2017)

Son días difíciles en el llamado centro liberal. Amplitud, el partido fundado por congresistas que emigraron de RN, vive turbulencias internas. Dos de sus principales figuras –los diputados Joaquín Godoy y Pedro Browne- han recientemente anunciado que no repostularán a la Cámara. Para un partido que cuenta con apenas tres parlamentarios –la tercera es la senadora Lily Pérez- es una pérdida considerable.

Los diputados en cuestión han articulado básicamente dos razones. La primera es admirable. Godoy es vocal partidario del proyecto de ley que limita la reelección indefinida. De acuerdo a éste, quienes completan tres períodos en el mismo escaño pierden el derecho a repostularse. Aunque se trata todavía de un proyecto en trámite, Godoy –quien ya se ha reelegido dos veces como representante de Valparaíso- ha dicho que le parece coherente actuar de acuerdo a los principios que lo inspiran.

La segunda razón apunta a la frustración que les produce no contar con un candidato presidencial que porte las banderas de la pequeña coalición Sentido Futuro en las próximas elecciones. Lo que dicen no es excéntrico: estaba cantado que el candidato debía ser Andrés Velasco o Lily Pérez. No sólo se trata de los líderes espirituales de Ciudadanos y Amplitud, respectivamente; son además sus únicas figuras con resonancia nacional. Sin embargo, tanto Velasco como Lily le han hecho quite a la presidencial. Lo más probable es que corran en la senatorial. Aunque sus posibilidades reales en una elección presidencial son escasas, Godoy y Browne consideran que este era el momento de hacer algunos sacrificios por el colectivo: perder en la presidencial, pero asegurarle a la joven coalición una tribuna insustituible de difusión identitaria e importante paraguas para la lista parlamentaria. Recordemos que se trata de una tribu política que aún debe trabajar en la formación de una cultura común: una mitad viene escapando de la derecha, la otra mitad se ha exiliado de la Nueva Mayoría.

Algunos agoreros han aprovechado este semblante de crisis para pronosticar el fin del proyecto político que ha querido representar Amplitud. Los más contentos están en RN, pues la existencia de este grupo es un recuerdo constante de su propio encorvamiento. Lo cierto es que ha sido Evópoli el verdadero dique de contención de los pocos espíritus liberales que aún circulan en el mundo de la derecha. Como sea, este contratiempo no basta para tirar todo por la borda. Todos los partidos políticos pasan por momentos complejos. El desafío está en salir a flote. La pelota la tienen ahora don Andrés y doña Lily, que desde hace poco presiden oficialmente sus respectivas tiendas.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2017-01-03&NewsID=363175&BodyID=0&PaginaId=19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: