LA SIESTA DE GUILLIER

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 2 de Julio de 2017)

El candidato presidencial de (lo que queda de) la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, llamó a los chilenos a quedarse en la casa este domingo –haciendo un asado, viendo el partido y luego durmiendo una siesta- en lugar de incentivar la participación en las primarias de Chile Vamos y el Frente Amplio. Aunque Guillier recibió fuertes críticas desde ambos conglomerados en competencia, en el fondo no puede hacer otra cosa. Sería absurdo que llamara a la ciudadanía a concurrir masivamente a un proceso democrático que tiene por objeto decidir a sus contrincantes en la primera vuelta de noviembre.

Más todavía, sería éticamente problemático que Guillier instara a sus huestes a votar en la primaria de los rivales, pues quedaría la sospecha de que busca interferir en el resultado. A mayor abundamiento, y dicho con toda crudeza, a la Nueva Mayoría no le conviene que las primarias sean un éxito rotundo de participación, pues eso serviría para fortalecer a sus adversarios, especialmente por el lado del Frente Amplio. Si la coalición de Jackson y Boric logra movilizar más de 200 mil personas, se ha dicho, dicho resultado permitiría especular acerca de una auténtica fuerza política con arrastre popular, eventualmente capaz de amagar al propio Guillier en su expectativa por acceder a segunda vuelta.

Lo único cierto es que la siesta ya se la durmió la Nueva Mayoría. Una primaria entre el propio Guillier, Carolina Goic y el desahuciado Ricardo Lagos habría sido atractiva desde el punto de vista electoral. Al restarse del proceso, queda la sensación que el Frente Amplio ocupó ese espacio político, desplazando a la Nueva Mayoría como alternativa a la derecha. Michelle Bachelet se refirió a los líderes del Frente Amplio como “hijos de militantes de partidos tradicionales”. Pues bien, si la primaria entre Beatriz Sánchez y Alberto Mayol resulta un éxito, los hijos habrán demostrado ser más hábiles –políticamente hablando- que los padres.

La forma en la cual se expresó Guillier puede ameritar reparos. Si en lugar de dirigirse a sus adherentes, hizo un llamado abierto a todos los sectores políticos, uno pensaría que Guillier tiene un problema con la democracia como ejercicio decisorio colectivo. Pero aunque así fuera, no habría razón para acoger dicho llamado desde los simpatizantes de Chile Vamos o el Frente Amplio. El fútbol es más poderoso como disuasivo que lo tenga que decir Guillier respecto de la primaria. Nadie se va a quedar en casa porque Guillier lo recomiende, salvo que se trate justamente de la otrora gran familia concertacionista. Esos están durmiendo siesta hace rato.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2017-07-02&NewsID=376421&BodyID=0&PaginaId=17

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: