Crítica a artículo de Huneeus

 

Aprovecho mi propio medio de comunicación para publicar la carta que mandé ayer por la tarde a La Tercera. En síntesis, se trata de una crítica al artículo del director del CERC, Carlos Huneeus (La Tercera, martes 20 de noviembre), por su errada interpretación de los resultados electorales estudiantiles. Para Huneeus, la proliferación y el éxito de movimientos universitarios ajenos a los partidos políticos es un llamado de atención a éstos para que vuelvan a tomarse dicho espacio. De lo contrario, augura, tendremos partidos débiles y una democracia cada vez más frágil. Mi opinión parte del mismo supuesto pero llega a la conclusión exactamente opuesta: Los partidos ya no son capaces de interpretar a las nuevas generaciones, las que se ven en la obligación de crear nuevos referentes que sigan participando en “lo público”. En resumen, lo último que necesitamos es que los actuales partidos, desvencijados y desprestigiados, vuelvan a la Universidad. Por el contrario, necesitamos que las nuevas expresiones que germinan en esos pasillos se transformen luego en el recambio político que tanto necesitamos para Chile:   

En su columna del día de ayer, don Carlos Huneeus hace una serie de reflexiones con respecto a la poca relevancia que actualmente tienen los partidos políticos chilenos en el ámbito de la dirigencia universitaria, lo que ejemplifica con el caso de la FECH. El diagnóstico es acertado, y también puede verse con claridad en el caso de la FEUC, la segunda federación estudiantil más importante del país, donde el movimiento Opción independiente hizo prácticamente desaparecer a los partidos de la Concertación del mapa político, y en los últimos 5 años le ha disputado voto a voto al gremialismo el control del máximo órgano de representación estudiantil. Donde la experiencia me indica que Huneeus se equivoca rotundamente es en la interpretación de estos fenómenos. En primer lugar, me parece que la excesiva politización de los cuerpos intermedios de la sociedad no puede leerse como una virtud del sistema, ya que éstos suelen perder el norte de sus objetivos particulares. En segundo lugar, y más importante aun, es que los partidos políticos no acostumbraban a “escuchar y ayudar” a los estudiantes, como sostiene el columnista, sino muchas veces a intervenir y monitorear la dinámica de instituciones independientes. Esa práctica es la que condenan miles y miles de estudiantes cada año, y no la ausencia de los partidos en los campus universitarios. Lo que hoy presenciamos es el nacimiento de nuevas expresiones políticas en la universidad, que no necesariamente empalman con los partidos políticos actuales ni con el eje heredado del plebiscito de 1988, que cada vez interpreta menos a los jóvenes. Eso no los hace menos políticos en su discurso y en su actuar como dirigentes estudiantiles. Ellos, probablemente, serán los partidos del futuro. Y cuando les toque serlo, renovarán la política desde sus cimientos y harán su aporte sustancial a la democracia chilena

3 comentarios to “Crítica a artículo de Huneeus”

  1. Lucas Says:

    Hola Cristóbal, hace unas semanas escribí un articulo parecido sobre política universitaria después de los resultados de la Fech y Feuc, seguí voto a voto las elecciones Feuc por lo menos y con el resultado avasallador que le dio el gremialismo a los independientes, analizando, se me ocurren 2 cosas, los liderazgos poco políticos y el discurso poco político que a las finales es muy fácil que se desgaste en todos estos años, deja de ser lo vanguardista (por lo menos en el mismo lugar), el gremialismo y su discurso apolítico, en el fondo todos sabes que en la practica es la UDI, pero que en los liderazgos políticos universitarios de un grupo de independientes, ni los aspirante a federación tenga su política clara creo que los debilita, las primeras listas OI-FEUC eran de diversidad política no de apoliticismo, creo hay que puede estar una de las razones de su perdida, esta bien que los actuales partidos no puedan representar a todos y nazcan ideas nuevas, pero con ideologías claras y de mirada a una universidad un chile y un mundo del siglo XXI.

  2. MK Says:

    Y si lo que tienen que cambiar son los partidos, para hacerlos más cercanos a los jóvenes? Digo, sino suena como a aquellos “ultramontanos” que dicen que “no se puede reformar lo que está podrido… sólo aplica la revolución”.

  3. vozyvoto Says:

    Sí, es evidentemente una salida más “institucional” del atolladero. Pero, ¿lo ves posible? Abro el diario y veo que el Consejo de RN estuvo marcado “por pifias a Lavín y la renuncia del senador Cantero”…¿Dónde está la épica en eso? ¿Dónde la grandeza, dónde la mística, dónde la renovación? Para qué hablar de lo ocurre al otro lado del arco iris…
    Cada vez veo con mejores ojos las perspectivas de un movimiento como ChilePrimero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: