LOS GANADORES Y LOS PERDEDORES TRAS EL ALZA TRIBUTARIA

por Cristóbal Bellolio (publicada en La Tercera el domingo 18 de abril)

 

El alza de impuestos no estaba en los planes pre-terremoto. Pero desde el viernes es una realidad. El gobierno de Piñera, el empresario, le cargará la mano justamente a las empresas. Es atendible la tesis que señala que en esta escaramuza el argumento político primó por sobre las aristas técnico-económicas del problema. Más allá de las necesidades estrictas de la reconstrucción, las medidas anunciadas demuestran una intencionalidad que desnuda ganadores y perdedores.

El más beneficiado es el propio Presidente. Se pone a la vanguardia de la agenda y marca la pauta para el resto de los actores. El gobierno pasa a la ofensiva y deja de defenderse de sus propios errores no forzados. El ministro del Interior, promotor desde un comienzo de la iniciativa, gana con él. Los sondeos que maneja Piñera arrojan un dato insoslayable: la opinión pública apoya el alza tributaria. El Ejecutivo se muestra pragmático y consciente de que más allá de las reformas estructurales que se sueñan en tiempos de campaña, gobernar también es navegar con éxito de acuerdo a las circunstancias. Parece que fue ayer cuando la mayoría de los diputados de la Alianza firmaba presentaciones para que el Tribunal Constitucional desechara más gravámenes a los cigarrillos. De pasadita, el paquete propuesto incorpora ideas del programa de Marco Enríquez, quien hábilmente salió a suscribir la jugada. Por el otro flanco, puede defenderse de la derecha dogmática recordando que se trata sólo de un recurso transitorio. Por si fuera poco, cuenta con un cartucho extra de razones: financiar la reconstrucción es una cosa; financiar el programa de gobierno es otra. Y a esto último no se ha renunciado.

La fidelidad de la UDI ha sido puesta a prueba. Es muy temprano para saber si ésta constituye una victoria pírrica para el senador Coloma. Es evidente que éste no era “su proyecto”, y por lo mismo ha sido clave su rol contenedor. Si logra acallar las críticas internas consolidará su liderazgo, dando por descontado que los votos de sus parlamentarios están comprometidos. Es interesante observar que para los propios dirigentes empresariales la situación resulta muy similar.

Los que no tienen razones para celebrar son los cuadros técnicos del gremialismo, particularmente Libertad y Desarrollo. Ni el influyente Büchi terciando en la disputa pudo volcar la balanza hacia su favor. Se han visto enfrentados a una lógica que les cuesta asimilar y se han encontrado en el curioso papel de seguir discrepando con el gobierno de turno, pero esta vez con el propio. Si antes fue el Centro de Estudios Públicos el que pareció mostrar su distancia, esta vez los afectados vienen del costado derecho del paraguas. Recomponer esas alianzas es para La Moneda una silenciosa tarea pendiente.

En la Concertación han acusado el golpe. Mientras algunos aplauden el plan, otros consideran que Piñera se quedó corto. Que le faltó audacia, osadía. Extraña crítica viniendo de quienes no pudieron o no quisieron hacerlo durante varios lustros en el poder. Las posiciones más duras probablemente sacarán la peor parte. Buscarán en la transitoriedad un espacio para apuntar con el dedo y tratarán de tensar a la coalición gobernante exigiendo más profundidad en las reformas redistributivas. Sin embargo, les será difícil: les arrebataron una bandera, los asociaron a una posición intransigente y los dividieron en sus lealtades. Mal que mal, la rentabilidad política de subirse al carro del Presidente debe ser seriamente evaluada.

Cuenta la historia política chilena que cuando los presidentes liberales de la segunda mitad del siglo XIX ejercieron el poder, no quisieron renunciar a las prerrogativas del patronato eclesiástico que tanto fustigaron desde la vereda de la oposición. Hoy es la centroderecha la que utiliza el arma tributaria que no habría apoyado un año atrás, como método de legitimación política, de afirmación del poder presidencial y de acorralamiento al adversario. Aunque no fue una promesa de campaña, esta ha sido hasta hoy su más acertada jugada.

Link: http://www.papeldigital.info/lt/2010/04/18/01/paginas/008.pdf

http://blog.latercera.com/blog/cbellolio/entry/los_ganadores_y_perdedores_tras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: