MUERTO EL PERRO, ¿SE ACABA LA RABIA?

por Cristóbal Bellolio (publicado en la sección Calling from London de revista Capital, edición del 29 de julio de 2011)

Después de 168 años vendiendo como pan caliente, el periódico sensacionalista “The News of the World” acaba de publicar su última edición el pasado domingo 10 de julio. El holding internacional que dirige el controvertido Rupert Murdoch decidió cerrar el tabloide luego de que arreciaran las denuncias de espionaje telefónico no sólo a las figuras del espectáculo –cuestión que ya se sabía desde hace años- sino esta vez a miembros de la realeza y familiares de víctimas de atentados terroristas y secuestros. Al bajarle la cortina, el grupo News Corp busca evitar la contaminación de sus otros medios sacrificando la manzana podrida. Está por verse si la estrategia tiene éxito. Todo indica que aunque el papel deje de imprimirse, los coletazos del escándalo sacudirán el panorama británico por un buen rato.

El pecado capital de “The News of the World” fue traspasar los límites de la ética periodística. Con el objetivo de conseguir noticias, no trepidaron en violar las leyes que protegen la privacidad de los ciudadanos. Cuando los afectados fueron estrellas de la farándula –Brad Pitt & Angelina Jolie, Hugh Grant, George Michael- el atenuante estuvo en su calidad de “personajes públicos”. Lo mismo cuando se trató de políticos –como en el caso de Gordon Brown, recientemente conocido. Esta vez sin embargo la escucha de conversaciones privadas afectó a personas comunes y corrientes que para colmo habían sido objeto de desgracias. El caso más dramático es de Milly Dowler, una niña de 13 años abducida y asesinada en 2002, cuyo teléfono celular fue interceptado por los detectives contratados por el diario mientras la policía investigaba el caso. Sus mensajes de voz fueron borrados para liberar espacio en la memoria, lo que no sólo alteró la evidencia disponible sino que desorientó a la propia familia, la que creyó que su hija seguía viva. James Murdoch, heredero del imperio mediático de su padre y presidente de News Corp en Europa, reconoció que las acusaciones, de ser ciertas, revelan un comportamiento “inhumano” de parte del personal del periódico. “El News of the World está en el negocio de pedir cuentas a otros, pero ha fallado respecto de sí mismo”, añadió.

Pero no es sólo el hambre del amarillismo por vender ejemplares con impactantes revelaciones. Hay que sumar las múltiples denuncias de coima y soborno por parte del diario a distintos funcionarios públicos. Estamos hablando de policías e integrantes del servicio real que entregaron información confidencial acerca de la propia Reina Isabel II o del príncipe William a cambio de dinero. Aunque muchos consideran que la monarquía debe atenerse al rigor de las estrellas de la música o el cine, otros argumentan que en estos casos se está comprometiendo la seguridad nacional. Escuchas telefónicas que buscan escándalos sexuales bien pueden toparse con secretos de estado.

Finalmente, se instala en Londres el debate sobre la conveniencia de la concentración de la propiedad de tantos medios de comunicación en una sola mano. Una reciente encuesta nacional arroja que dos tercios de los consultados piensan que la empresa de Murdoch no es “idónea” para poseer periódicos británicos –ya cuenta con The Times y The Sun, entre otros. Algunos anticipan que la polémica seguirá al octogenario de origen australiano hasta Estados Unidos, donde el grupo publica The New York Post y el Wall Street Journal, además de emitir el influyente canal conservador Fox. Por de pronto, el episodio frenó  –quizás para siempre-  la jugada en la que News Corp planeaba tomar el control accionario de la operadora de televisión Sky.

Las críticas a David Cameron no se han hecho esperar. Uno de sus más estrechos colaboradores –su jefe de prensa Andy Coulson- ha sido salpicado por haber ejercido como director del “The News of the World” hace pocos años. Fue el propio Murdoch quien le aseguró a Cameron que Coulson estaba a salvo de toda sospecha. Hoy, permanece bajo arresto. Laboristas y Liberal Demócratas han apuntado a la cercanía del primer ministro con el magnate de las comunicaciones. Un 73% de los británicos cree que Rupert Murdoch ejerce demasiada influencia sobre la política interna, tomando en cuenta que ni siquiera reside en el país. Hábilmente, Cameron se ha victimizado como potencial blanco de espionaje telefónico y puede salir fortalecido si se instala la percepción de que su gestión ayuda a “limpiar” el mancillado periodismo inglés.

Como el recordado Xavier Azkargorta, el clan Murdoch debe estar esperando “que una vez muerto el perro se acabe la rabia”. Mi impresión, por el contrario, es que la opinión pública quiere conocer a fondo la extensión de las prácticas inmorales, quiere que se destapen las redes de protección en todos los niveles, quiere que los responsables paguen ante la ley, y quiere que se tomen medidas concretas para evitar que esto siga sucediendo. En paralelo, la política y los medios comienzan a librar su propia batalla por el poder.

Link: http://www.capital.cl/calling-from-london/muerto-el-perro-se-acaba-la-rabia-2.html

Anuncios

Una respuesta to “MUERTO EL PERRO, ¿SE ACABA LA RABIA?”

  1. estudiantes secundarios Says:

    es lo mismo que sucede aqui en chile con el mercurio
    y la tercera y megavision o el canal 13
    la clase politica inclyendo al MEO rinden pleitecia
    a agustin edward , alvaro saieh o los luksic dueños del
    66% del canal 13 son una verguenza pero ya nos hemos dado
    cuenta desde hace tiempo y nuestros padres como manipulan
    ya que estos poderes facticos se reproducen en la banca ,
    universidades privadas (con fines de lucro) y financian a la clase
    politica desprestigiada asi que ya sabemos por que los ataques
    rabiosos hacia nosotros sr. bellolio le recomendamos
    “los magnates de la prensa” maria olivia monckeberg.
    suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: