Declaración Fundación Superación de la Pobreza sobre CASEN 2011

1. BUENA NOTICIA: En primer lugar queremos señalar que es una buena noticia para el país que, entre 2009 y 2011, la pobreza medida por ingresos, haya revertido, aunque fuera levemente, el alza experimentada en 2009, bajando del 15,1% al 14,4%. En una dirección similar y más intensa, la indigencia retrocede del 3,7% al 2,8%. Este comportamiento ha contado con un telón de fondo auspicioso, tasas de crecimiento en el período cercanas al 6% promedio, aumento en las remuneraciones reales (4%) y caída del desempleo (del 11%, a menos del 7%). Entre 2009 y 2011, todos los subsidios monetarios directos fueron actualizados, algunos inclusive sobre el IPC general, y se introdujeron nuevos aportes como la Asignación Social, primer paso en el proceso de implementación del Ingreso Ético Familiar, que ha beneficiado a cerca de 670.000 personas según los antecedentes que manejamos.

2. DESEMPEÑO: En segundo lugar, queremos hacer notar que, el desempeño exhibido por el crecimiento económico y las políticas sociales para enfrentar esta pobreza por ingresos, aparentemente, ha sido menor que en otros momentos de la serie CASEN. En otras palabras, considerando el nivel de crecimiento y el vigor de políticas de subsidios monetarios, podría haberse esperado una disminución aún mayor de las cifras. Parte de la explicación de este inusual comportamiento, se desprende, de manera similar que en el trienio anterior, debido a la inflación de los alimentos (13,2% acumulado), la que fue mayor que el IPC general (6,5% acumulado). Dado que el componente alimentario es muy importante en la Canasta de Satisfacción de Necesidades Básicas, ésta tendió a aumentar su valor por sobre lo esperado. Adicionalmente, estas cifras podrían estar, todavía, bajo la influencia de los efectos del terremoto/maremoto del 27 de febrero de 2010. Con todo, lo expuesto no es suficiente para explicar todo el comportamiento de la cifras, pudiendo existir razones más profundas ligadas al diseño y enfoque de las políticas sociales y económicas del país. Pero para determinarlo, es necesario analizar con mayor profundidad las bases de datos de CASEN 2011, cuando éstas sean liberadas por el Ministerio de Desarrollo Social.

3. MÉTODO DESACTUALIZADO. Como ya es una constante desde 1999, la Fundación también quiere manifestar, una vez más, su desacuerdo con la mantención o, mejor dicho, la no actualización de los bienes y servicios, estructura y factores que componen la Canasta de Satisfactores de Necesidades Básicas, que se encuentra vigente y sin modificaciones desde 1990; la cual fue construida en base al patrón de consumo observado en la población del Gran Santiago en los años 1987-1988 (IV EPF). Desde esa fecha, se ha actualizado en varias ocasiones la Canasta de IPC, la Ficha CAS, las encuestas de empleo, la matriz insumo producto, etc; pero la CSNB es el único instrumento que no ha experimentado adecuaciones desde su origen, pese a las recomendaciones esgrimidas por diversos sectores, incluido por cierto el propio Congreso. Tampoco se han iniciado intentos permanentes y robustos por complementar dicha forma de medición de la pobreza, con alternativas multidimensionales, que incluyan otras dimensiones más allá del ingreso, que permitan “auscultar”, de forma comprensiva, el bienestar de la población. Está suficientemente probado que el ingreso es un indicador muy importante e insoslayable, pero insuficiente, para reconstruir adecuadamente el concepto de pobreza, de ahí la necesidad de complementar. En estos dos aspectos, actualizar y complementar, sólo se requiere voluntad política, pues el avance de la técnica y los métodos, así como la disponibilidad de información más reciente, hace completamente posible su desarrollo e implementación.

4. CAMBIO DE MIRADA. Para superar pobreza que afecta a millones de personas en nuestro país, compartimos que es necesario medir la “extensión y profundidad” del fenómeno. Tal conocimiento DEBE permitirnos discutir y determinar el tipo, alcance y magnitud de los esfuerzos que debemos hacer, como sociedad, para dejar atrás esta dolorosa realidad. Sin embargo, no basta con medir la pobreza. El mayor desafío de Chile en materia de diseño e implementación de políticas sociales y económicas, de cara a las próximas décadas, es ESCUCHAR a los afectados, hacerlos partícipes de las decisiones que les atañen, integrar sus percepciones, apreciaciones y propuestas en el desarrollo de planes y programas. La pobreza es un fenómeno multifactorial en sus causas, multidimensional en sus manifestaciones, mutiarquetípico en sus expresiones socioculturales. Se trata de un problema con raíces complejas y dinámicas que, como se señaló anteriormente, supera con creces la insuficiencia de ingresos. Por lo tanto, siendo una opción válida tratar de aliviar el problema atacando el síntoma (bajos ingresos) con subsidios, tal camino constituye una respuesta parcial e insuficiente a un fenómeno que tiene bases económicas, políticas, institucionales y culturales, entre otras, ya que convierte la superación de la pobreza en un esfuerzo procesal, histórico y transgeneracional (en la mayoría de los casos).

5. PROPUESTA. Estamos conscientes que la pobreza dura: analfabeta, desnutrida, sin techo, con mortalidad temprana, ha retrocedido muchísimo en los últimos 40 años; pero la nueva pobreza: alfabetizada, con superávit calórico, con techo construido con apoyo estatal, con mayor esperanza de vida, vive una realidad muy inestable en lo económico y restringido/aislado en lo sociocultural, que durante diversos momentos del año, pone en riesgo la seguridad y calidad de la satisfacción de sus necesidades humanas y funcionamientos esenciales. Para enfrentar este tipo de pobreza, no basta con hacer “más y/o mejor de lo mismo”. Debemos reflexionar seriamente este nuevo perfil de pobreza, en base a la evidencia que aporta CASEN 2011, junto con los estudios longitudinales y cualitativos del último tiempo. En ese sentido, saludamos las decisiones contingentes que se han propuesto por parte del gobierno. Es un indicador muy claro de preocupación y celeridad. Con todo, ello no puede en ningún caso, desincentivar la discusión de fondo. El país y su gobierno, requiere dar señales en esa dirección incluyendo, reiteramos, a los propios afectados. Diversos informes sostienen que, las personas de estratos socioeconómicos bajos consideran que el rumbo que ha seguido su vida, es el resultado de las circunstancias que les han tocado vivir y no de sus decisiones personales. Sectores medios y altos afirmaron, mayoritariamente, justo lo contrario. Estos datos constatan una situación ética y políticamente inaceptable: las personas que viven en pobreza son menos libres, toda vez que la realidad que les toca vivir es el resultado de fuerzas que superan con creces su voluntad. Vivir en pobreza no es sólo “NO TENER”, también y, muchas veces prioritariamente, es un impedimento para SER, HACER o inclusive ESTAR en sociedad. Solo una nueva generación de políticas, con renovado enfoque y práctica, podrá atender y hacer frente a este desafío.

Link: http://www.superacionpobreza.cl/EditorFiles/File/Noticias%202012/MINUTA%20CASEN%202011.pdf

Anuncios

Una respuesta to “Declaración Fundación Superación de la Pobreza sobre CASEN 2011”

  1. Francisco Guerrero C. Says:

    Muy buen artículo, pero creo q se hace poco énfasis en el valor de la educación en obtener la liberad de desición q tienen las persona en pobreza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: