LA CRUZADA DE GIORGIO

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 15 de diciembre de 2012)

Son muy pocos los políticos que se retiran voluntariamente del juego del poder. Para cambiarlos hay que entrar a la cancha y ganarles en buena lid. No hay otra fórmula en democracia. Por eso la decisión del ex dirigente estudiantil Giorgio Jackson de postular a la Cámara de Diputados por el distrito de Santiago Centro debiese ser bienvenida por todos aquellos que buscan renovar la clase política chilena.

Los jóvenes sin partido como Giorgio Jackson tienen básicamente dos caminos frente a la próxima elección parlamentaria: o se presentan como independientes fuera de pacto –lo que constituye casi un suicidio electoral con el sistema binominal que tenemos- o se negocia con alguna de las coaliciones para integrar una lista. El ex presidente de la FEUC anticipó que su opción es la segunda, siempre y cuando la Concertación sea capaz de ampliarse para recibir nuevos grupos y defina sus candidatos en elecciones primarias, o sea, sin designación a dedo por las cúpulas partidarias.

En la derecha soplan aires parecidos. Esta semana fue presentado en sociedad el nuevo movimiento “Evopoli”, liderado por el ex ministro Felipe Kast. Un poco mayor que Jackson, pero todavía joven para los estándares políticos chilenos, Kast declaró la intención de llevar varios candidatos independientes dentro del paraguas de la Alianza, exigiendo primarias si es necesario.

De esta forma Jackson y Kast se unen al triunvirato comunista compuesto por Camila Vallejo, Karol Cariola y Camilo Ballesteros en la titánica tarea de oxigenar la polvorienta política chilena. Más allá de sus posibilidades reales de triunfo, la política no se puede hacer esperando que los cargos lleguen directo al escritorio. Hay que arriesgar para cruzar el río. Enhorabuena.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2012-12-15&NewsID=210791&BodyID=0&PaginaId=24

Anuncios

Una respuesta to “LA CRUZADA DE GIORGIO”

  1. revistajupiter Says:

    Todos mendigando cupos protegidos. La dieta parlamentaria es demasiado tentadora, incluso para quienes quieren salvarnos de nuestra propia codicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: