LA GUAGUA DE CAMILA

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias el 14 de abril de 2013)

Camila Vallejo estaría embarazada y el presidente de la UDI, diputado Patricio Melero, utiliza esta noticia para aconsejarle al Partido Comunista que modifique su postura favorable al aborto. Dos asuntos que no tienen absolutamente ninguna relación súbitamente aparecen unidos en una frase como si de una relación de causalidad se tratase.

 Melero se equivoca garrafalmente porque confunde –como muchos en la política chilena- la autonomía de las personas con la despenalización de una conducta. Es decir, parece creer que porque algo no está prohibido y sancionado en la ley, es bueno o recomendable hacerlo. Que el Partido Comunista y otros tantos actores políticos sean partidarios de regular interrupciones del embarazo en casos calificados no implica que incentiven o promuevan prácticas abortivas. Tan sólo sugerirlo es insultante.

Traer un hijo al mundo es, en la mayoría de las situaciones, una noticia maravillosa. Lo único decente para un adversario político es desearle a Camila Vallejo un feliz embarazo, como lo hizo el diputado RN Cristian Monckeberg. “Ojalá que después el niño sea de Renovación Nacional”, agregó. Eso es humor sano y simpático. Lo de Melero es torcido aprovechamiento.

Los #ViudosdeCamila también se manifestaron en las redes sociales, la mayoría con respeto y sinceros buenos deseos. Sólo unos pocos dieron rienda suelta a su espíritu cavernario con expresiones machistas y vulgares. Es bien ingenuo en todo caso exigir que los medios resguarden la privacidad del personaje público más destellante de los últimos años. La política no es muy distinta de la farándula en este sentido: sus protagonistas ingresan a la vida de la gente y la gente llega a creer que los conoce y también puede opinar de sus vidas. 

El último efecto del notición es electoral: Vallejo había manifestado sus intenciones de competir por la diputación de La Florida, pero los partidos de la Concertación –en especial el PS- le estaban cerrando el paso con esa tóxica práctica conocida como “el que tiene mantiene”. Ahora existe una razón personal adicional: llevar un embarazo en campaña no debe ser sencillo y seguramente se requieren todos los apoyos familiares posibles, los que para Camila están justamente en La Florida, su comuna de toda la vida.

 Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-04-14&NewsID=224099&BodyID=0&PaginaId=19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: